Home  >   Negocios   >   La producción electrónica nacional, en picada

La producción electrónica nacional, en picada

La industria electrónica presentó una caída en la fabricación de todos los productos: celulares (23%), televisores (71%) y aire acondicionado (37%), según un informe de la Asociación de Fabricantes de Terminales Electrónicas (Afarte)

El escenario post PASO puso en crisis todos los indicadores registrados del primer semestre en la producción de celulares, televisores y acondicionadores de aire.

“Es esperable que la embrionaria tendencia positiva que se evidenció en la industria durante el segundo trimestre del año vuelva a valores negativos durante el segundo semestre, según indicó un comunicado de la Asociación de Fabricantes de Terminales Electrónicas (Afarte).
Tal como estimó al inicio de 2019, éste será un año austero para la fabricación de electrónica de consumo en Argentina. En todas las líneas de producto el mercado evolucionó según lo previsto y presentó un primer semestre a la baja, con pequeños signos de recuperación en los meses de mayo y junio. “En el primer semestre la industria electrónica presentó una caída en la fabricación de todos los productos, tal como estimamos al inicio del año. Sin perjuicio de ello, la producción y el consumo mostraron ciertos signos de recuperación en el segundo trimestre, con desaceleración de las caídas. No obstante, es probable que la inestabilidad cambiaria del último mes afecte la capacidad de compra de los consumidores.”, afirmó Federico Hellemeyer, presidente de Afarte.

En el primer semestre de 2019 la fabricación de celulares cayó 23% respecto del mismo periodo de 2018 y el consumo de estos dispositivos bajó también 24% interanual. Entre enero y junio se comercializaron 3,5 millones de celulares en el mercado, 1,1 millón menos de unidades que en 2018 (4,6 millones de celulares). Sin embargo, durante el segundo trimestre tanto el consumo como la fabricación mostraron una incipiente mejora. A nivel ventas, junio tuvo un resultado interanual negativo de 10% pero redujo a menos de la mitad la caída de mayo (-23,9%). En fabricación junio mostró un leve repunte de cinco por ciento respecto del mismo mes de 2018, después de 13 meses con variaciones interanuales negativas.
Respecto de la conformación del mix en el mercado, la demanda de celulares se mantuvo concentrada entre la gama baja (58%) y media (40%), con una pequeña participación de los celulares de gama alta (dos por ciento).

Retracción y comparación con el Mundial de Fútbol 2018
Por su parte, el mercado de televisores también presentó en el primer semestre una fuerte caída en la producción de 71% y una baja de 65% en las ventas. Como se indicó anteriormente, esta situación se dio en un contexto económico general de retracción del consumo, pero en el caso de este producto se acentuó la caída por la comparación interanual contra el 2018 que fue un año con Mundial de Fútbol en el que el primer semestre presentó un crecimiento de la demanda (vs 2017) del orden de 70%. En la apertura mensual del semestre, en la producción se observó un leve recorte de la caída en los últimos meses y podría intuirse un cambio de tendencia impulsado por el repunte del consumo en cuotas. Sin embargo, esto aún no se reflejó en los datos de consumo.
En términos de pulgadas, las caídas más fuertes se dieron en las categorías de mayor tamaño, que son las de precio más alto. Los LED de 32’’ mantuvieron su prevalencia en el mercado y concentraron 4,7 de cada 10 televisores fabricados. Asimismo, se observó una baja de los smatTV con una participación de 81% en la producción, que ocupaba 91% en el mismo periodo de 2018.

Estacional

En el mercado de los acondicionadores de aire se observó una caída de 37% en la producción del primer semestre y una variación interanual positiva en el consumo de 16%. Si bien el comportamiento de este producto es muy estacional (en general el 70% de las ventas se concentra en el segundo semestre del año) en 2018 la baja del consumo del último trimestre fue del orden de 30%, lo cual podría explicar las variaciones interanuales positivas en las ventas de los primeros meses de 2019.
No obstante, pese a estos resultados el análisis de los primeros seis meses de 2019, el Monitor de la Economía Real del Ministerio de Producción y Trabajo de la Nación, indicó que la industria en general creció en el mes de abril 2,3% respecto de marzo, aunque en la comparación interanual el sector retrocedió 8,8%.
En mayo la actividad económica creció por primera vez en 12 meses y mostró cierto indicio de un cambio de tendencia durante el tercer bimestre. El catalizador de esta incipiente reactivación fue la aparición de planes de financiación al consumo, una tendencia a la baja de la inflación y relativa estabilidad del tipo de cambio en los meses de mayo y junio. Estas dos últimas variables fueron las más afectadas luego de las elecciones de agosto y por ese motivo se espera una nueva caída de los indicadores en los próximos meses.