Home  >   Negocios   >   La fórmula de Walmart: no diversificar y concentrarse en lo que “sabe hacer”

La fórmula de Walmart: no diversificar y concentrarse en lo que “sabe hacer”

La cadena anunció la venta de 12 locales de cercanía a la firma Día%. Opta por competir con esos formatos por medio del e-commerce. La optimización de costos permitirá trazar un esquema de precios bajos y satisfacer al consumidor en crisis, que resigna marcas y calidad

En momentos de crisis, observar el comportamiento de las grandes empresas suele marcar un rumbo. En un contexto en el que los costos suben de manera alarmante por efectos de la inflación y de la corrida cambiaria y las ventas se resienten, “concentrarse” en lo que uno “sabe hacer” es la fórmula, atada, desde luego, a “no diversificar esfuerzos ni recursos” en nuevas experiencias o innovaciones.
Sobre esta base, la cadena de Supermercados Walmart, en forma muy rápida y sin titubeos, tomó la decisión la semana pasada de deshacerse de formatos no alineados al corazón de su negocio, con la finalidad de optimizar costos y consolidar en su estructura tradicional, un nuevo esquema de precios acorde a la demanda del consumidor actual.

“Vendimos las doce sucursales de cercanía – de 400m2- que teníamos en la ciudad de Buenos Aires a la cadena Día%, porque reconocimos que ese tipo de negocio no está en el núcleo de nuestro expertise. Se trataba de un desafío en términos de almacenamiento y logístico ( acostumbrados a operar con camiones grandes debíamos hacerlo con camiones especiales para entrar al centro urbano y mantener un flujo de abastecimiento constante, en tiendas que no tienen depósitos y que por ende debían dejar la mercadería en el piso) que no hacía el núcleo de la experiencia nuestra como operadores”, explicó a Comercio y Justicia Juan Pablo Quiroga, gerente de Relaciones Institucionales de la cadena. “Se trató de una prueba piloto que montamos en el año 2009 y tras la experiencia definimos que no era parte de nuestro ADN operacional y decidimos dejarlo ahí”, aclaró. Junto a este anuncio, también se conoció del cierre de la sucursal de Walmart en el Shopping DOT, de Buenos Aires. La definición respondió al rendimiento económico, que desde que abrió en el año 2009, dejó pérdidas consolidadas totales de US$21 millones.
En el marco de este contexto de crisis, la cadena norteamericana no dudó en tomar tales decisiones, con el fundamento principal de “no diversificar esfuerzos, ni recursos, y concentrarse en los activos en los que son expertos para operar”. Es así, que la apuesta ahora es continuar desarrollando el formato más, la omnicalidad y el ecommerce, un concepto que permite competir en cercanía, sin el gasto de la estructura fija.

“Con Changomás, la estructura de costos operativa y logística está totalmente optimizada y nos permite operar tranquilamente a un costo mucho menor, para de esta forma, poder ofrecer el precio más bajo y pelear por el precio en un contexto en donde esa batalla termina siendo clave. En esta coyuntura el consumidor está muy enfocado en los precios, dispuesto a resignar marcas líderes y de calidad por una mejor propuesta. Es por esto que nos concentrarnos en lo que somos buenos y eficientes lo que nos va a poder permitir operar a un costo menor y ofrecer el mejor precio”, remarcó Quiroga.
Con todo, la cadena pasó de tener 106 sucursales, a conservar 91, entre los que se encuentran 31 hipermercados, 52 Changomás y el resto, por intermedio de la omnicanalidad, en la que entra en juego en primer lugar, la propuesta de e-commerce.

Incertidumbre
Frente a los rumores de desabastecimiento y remarcación de precios, el directivo indicó que hasta el momento vienen operando de manera normal, al tiempo que tampoco ha habido recambio de precio. No obstante, alertó sobre que las variaciones van a depender del pulso de las negociaciones con los proveedores en los próximos días. “Ellos deberán entender cómo impactan estas decisiones en su estructura de costos y cuanto definen trasladar o no a los precios de compra. Hay una gran incertidumbre en el momento, pero seguramente va a tener que llegar a un punto de equilibrio en los precios”, amplió, y apuntó que seguramente, los productos que estarán más expuestos a modificaciones, son aquellos que cuentan con algún tipo de insumo importado para su elaboración.