Home  >   Negocios   >   La Cámara de la Madera reclama medidas por la baja de 9,5% en las ventas

La Cámara de la Madera reclama medidas por la baja de 9,5% en las ventas

El sector se encuentra en un momento crítico, al que se suman los aumentos de costos como tarifas de servicios, tasas de interés e insumos dolarizados que condicionan la rentabilidad

La Cámara de la Madera, el Mueble y Equipamiento de Córdoba (Cammec) emitió un reclamo público con el fin de que se tomen “medidas urgentes para el sector ya que prevé una caída en las ventas de 9,5% para este año, en relación con el período anterior”.
Según reveló el Observatorio de la Industria de la Madera y el Mueble (Oimym) de la Federación Argentina de la Industria Maderera y Afines (Faima), ante la nula rentabilidad por la fuerte baja de las ventas y el alto aumento de los costos, ya se registraron despidos y suspensiones de trabajadores.
Está claro que el sector se encuentra en un momento crítico. La caída de las ventas en el mercado local, sumada a los aumentos de costos de tarifas de servicios, tasas de interés y algunos insumos dolarizados, condicionan la rentabilidad.
Paralelamente, se deterioraron las expectativas de inversión y las previstas se orientan a la comercialización y a sostener el consumo, cada vez más retraído y sin vistas de recuperación en el corto plazo.
“En agosto nos encontrábamos con una situación heterogénea cuando relevamos datos de nuestros socios. Hoy, tenemos empresas en procesos preventivos de crisis, suspensiones y despidos. Necesitamos celeridad en la toma de decisiones y que sean de aplicación inmediata para que nos permitan superar esta situación. Es urgente que se reactive el consumo interno. Sostener una industria con este nivel de actividad no está siendo posible”, expresó Soledad Milajer, presidente de Cammec y vicepresidente de Faima.
En el ámbito nacional, 60% de las empresas del sector foresto-industrial señala que su producción cayó más de 5% en 2018, y 64% expresó que las ventas cayeron más de 10%, registrándose numerosos casos de empresas con caídas de más de 40% en sus ventas.
Además, una de cada tres empresas disminuyó su dotación este año, según un adelanto de la encuesta del Oimym.
Por su orientación al mercado interno y la elasticidad de la demanda de los productos ante los cambios en el salario real de los ciudadanos, la crisis económica afecta la industria de madera y muebles más que a la general de la industria manufacturera.

Por esto, la Cammec junto a Faima reclaman con urgencia una serie de medidas que contemple fortalecer las condiciones de mercado. “La recuperación del poder adquisitivo debe ser la prioridad número uno en la agenda económica de gobierno”, se afirmó.
Por otra parte, piden que se revisen las tasas de los programas bajo la modalidad Ahora 12, que se “adelanten los beneficios de la reforma laboral y tributaria”, que se reglamente urgentemente la factura conformada que se garantice el acceso a las tasas diferenciales subsidiadas impidiendo la exigencia de reciprocidad de parte de los bancos a las empresas.
Por otro lado, consideran fundamental que se dé marcha atrás con el retiro de los beneficios del decreto 814/ 2001, que estimulaba el empleo formal en economías regionales.
Por último, destacaron que es necesario modificar la resolución 4128/ 2017 de la Administración Federal de Ingresos Públicos (AFIP), en orden de clarificar su alcance para evitar que bancos denieguen financiamiento a pymes con elargumento de las referencias normativas de esta resolución, sin mediar análisis de los casos particulares de cada empresa