Incertidumbre en el mercado de inmuebles rurales

El presidente de la Cámara Argentina de Inmobiliarias Rurales (CAIR), Javier Christensen, afirmó una vez más que “lo que prima es la incertidumbre” en el mercado, con vistas a las elecciones presidenciales de octubre próximo.
“No hay una propuesta concreta de parte de los candidatos; el anterior gobierno fue un castigo para el campo, y el actual oficialismo tampoco ayudó al sector, por lo tanto lo que prima es la incertidumbre en el mercado inmobiliario rural”, precisó.
“A nivel de la producción, fue un año excelente, porque la última campaña fue muy buena, con excelentes rindes de soja, por lo que el sector se movió un poco, pero fue gente más ligada al campo que la que anda buscando algún negocio inmobiliario o inversión”, apuntó.
Por otra parte, destacó que la financiación “la otorga en gran parte el vendedor, porque las entidades crediticias no están mirando al sector”.

Mensuales
Christensen remarcó que en lo que va del año “se registraron cuatro subas mensuales consecutivas, aunque hay una importante caída interanual, de 21 por ciento” .
De acuerdo con el índice de InCair, el mes pasado marcó 36,44 puntos, con una variación intermensual que refleja una suba de 6,5 %.
“La nueva medición significó una leve mejoría con respecto al mes pasado y marca una tendencia alcista que se repite desde enero de este año”, destacó.
No obstante, recordó que el índice general de la actividad sigue bajo, y que “la pérdida de confianza en el futuro de la economía, medida en riesgo país y la caída del valor de los títulos soberanos” son los factores que continúan afectando la actividad.