Home  >   Coronavirus, Negocios   >   Hoteleros y gastronómicos de Córdoba alertan sobre la dificultad de mantener los casi 40.000 puestos de trabajo que genera el sector

Hoteleros y gastronómicos de Córdoba alertan sobre la dificultad de mantener los casi 40.000 puestos de trabajo que genera el sector

Referentes de ambas industrias destacan que arrastran una situación crítica desde hace años y que se agudizó aún más con la pandemia. Solicitan al estado que tome medidas para evitar cierres y despidos

 

Por Carolina Brenner cbrenner@comercioyjusticia.info 

Los sectores de hoteles y restaurantes de la provincia de Córdoba son uno de los más afectados a raíz de las medidas tomadas para combatir el coronavirus Covid-19.

Desde que se decretó la cuarentena en el país, todos estos establecimientos de la provincia se encuentran cerrados, salvo algunas excepciones como los que se ofrecieron para alojar pasajeros que vinieron del exterior, quienes aún deben cumplir con un aislamiento más estricto.

“Nuestra actividad se está viendo con gran preocupación. Entendemos y compartimos que el tema sanitario es fundamental, pero también sabemos que las pymes no pueden sobrevivir todo este tiempo sin actividad, y por ende con cero ingreso”, describió a Comercio y Justicia Fernando Faraco, director Ejecutivo de la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica Córdoba.

“Hay que destacar que la situación del sector hotelero y gastronómico viene mal desde hace un par de años y con muy poca rentabilidad en ambos sectores, incluso hace más de seis años acarrea costos muy altos, inflación elevada, carga impositiva sideral tanto municipal, provincial como nacional, y todo ello ahora se agrava con el impacto de la pandemia. Esto se suma a los aumentos que se aplicaron a partir de la asunción de las nuevas autoridades, como por ejemplo, de ingresos brutos, tasas municipales, comercio e industrias, etcétera”, sostuvo Faraco y agregó: “Los empresarios hoteleros y gastronómicos solicitamos apenas un gesto, tanto de la Provincia como de la Municipalidad, para mantener las fuentes de trabajo que se hacen muy difícil sostener sin el ingreso de un peso”.

Vale destacar que, en la provincia de Córdoba, ambas industrias concentran casi cuarenta mil empleados, quienes integran uno de los motores más importante de la industria turística en cuanto a generación de ingresos y ocupan el tercer lugar del PBI.

“Hay un riesgo muy grande de poder mantener todo esto si el estado no ofrece un aliciente, el cual no tiene que ver con tasas de interés, -incluso las de 24% son tasas altas para una situación donde no hay ningún tipo de ingreso-. El Estado tiene que entender que no hay forma de seguir adelante con un negocio sin ingresos”, afirmó el empresario.

Gastronomía en crisis

En cuanto a la gastronomía, y al igual que los hoteles, todos los restaurantes, bares y afines se encuentran cerrados, salvo aquellos que trabajan con deliverys.

“El delivery no llega a representar ni 20% del ingreso que normalmente tiene un restaurante. Incluso hay municipios donde han prohibido la circulación de los deliverys después de las 20 horas, lo que complica más la situación porque este servicio es más fuerte de noche”, remarcó Faraco. 

“Igualmente, los empresarios del sector están pensando en cuidar a sus empleados y  mantener sus puestos de trabajo, pero se hace cada vez más inviable. La pérdida va a ser dramática. Muchos de estos negocios viven el día a día e incluso vienen arrastrando una situación crítica desde hace varios años. Por eso hemos pedido medidas antes de la pandemia, y ahora con esta situación, todo se agudiza. Claramente, van a haber establecimientos que no van a poder continuar y esa fuente de trabajo se va a perder. La situación es muy grave y el Estado tiene que tomar cartas en el asunto y solidarizarse con las pymes”, concluyó el directivo.

En el plano nacional, la situación también es crítica

Al igual que la Asociación Empresaria Hotelera Gastronómica Córdoba, la Federación Empresaria Hotelera Gastronómica de la República Argentina (FEHGRA) solicitó al Gobierno Nacional  medidas concretas de alivio dada la crítica situación del sector hotelero y gastronómico ante el impacto de la emergencia sanitaria a causa del Covid-19; el cual está dejando a miles de empresas en todo el país al  borde de un estado terminal.

“Los hoteles y establecimientos gastronómicos se encuentran cerrados en todo el país, atravesando una situación crítica que les hace imposible sostener los más de 500.000 puestos de trabajo, repartidos en más de 50.000 empresas pymes, sin que se pueda vislumbrar un futuro alentador en el corto plazo”, alertó Graciela Fresno, presidenta de la entidad.  

“No hay actividad en la calle y cientos de negocios van a enfrentar un problema de liquidez, lo que obligará a muchos de ellos a cerrar. Y, mientras nuestros ingresos se han reducido a cero , en pocos días, esos cientos de hoteles,  cabañas, hosterías, bares y restaurantes deberán cumplir con el pago de salarios y vencimientos de impuestos y servicios, y no lo van a poder afrontar”, agregó.

“Es por esto que ante esta emergencia nacional, hemos solicitado al Gobierno el acceso a créditos cero, que nos permita hacer frente a compromisos de pago y contar con un sistema de acceso al Programa de Recuperación Productiva , expeditivo, automático que  permita al sector el pago de salarios. Asimismo, solicitamos se nos excluya del pago del impuesto a los débitos y créditos bancarios y contar con la prórroga de vencimientos del pago de servicios públicos”, solicitó la directiva.

“El día 13 de marzo,  junto con la Cámara Argentina de Turismo, ya habíamos presentado una batería de medidas  para morigerar el fuerte impacto que tendrá en nuestras empresas la total caída de las operaciones como consecuencia de las restricciones de viaje y de traslados dispuestas por la emergencia sanitaria. Sin embargo,  hasta la fecha no se ha hecho efectiva ninguna de las medidas solicitadas”, destacó.

“Estamos muy preocupados, seguimos con atención los anuncios hechos desde los diferentes ámbitos gubernamentales, pero hasta la fecha no hay ninguna específica para nuestra actividad. La falta de respuestas concretas a nuestro reclamo  supondrá graves consecuencias para miles de familias, pérdidas de fuentes de empleo y quebranto financiero en uno de los sectores más importantes para la recuperación económica futura del país” concluyó la presidente.

Alternativas ingeniosas

Además de los deliverys, los restaurantes y bares de Córdoba se las ingenian para tratar de sobrevivir a la coyuntura con ideas ingeniosas como los “after office virtuales”. La propuesta consiste en que estos establecimientos propongan eventos virtuales con envío de comidas y bebidas a domicilio de manera simultánea.

“Esta modalidad está dirigida a aquellas empresas que estén trabajando en el formato home office, y quieran disfrutar de un momento de distensión y buen ánimo para sus empleados”, explicaron desde el portal Circuito Gastronómico. 

El funcionamiento es simple: las empresas convocan a un encuentro virtual a través de alguna aplicación como Google Meet, Zoom o Houseparty, y contrata a uno o varios bares y restaurantes para que lleven el pedido a los distintos domicilios y a todos los empleados al mismo tiempo. 

“En algunos casos, complementan la oferta con una degustación guiada online, e incluso hay restaurantes que ofrecen amenizar el encuentro con un show o una clase de cocina virtual”, comentaron fuentes del portal y concluyeron: “Hay aplicaciones que permiten reuniones de hasta cien personas y en este caso se convierten en un canal ideal para verse y charlar un poco, mientras se disfruta de una pizza, un lomito, una tortilla de papas o una milanesa. Como en un bar, pero cada uno en su casa”.

Otra de las iniciativas que se sumó a la intención de apoyar a los restaurantes es Uber Eats, que anunció que desde el pasado día 20 tiene costo de envío gratis en los pedidos de más de 30 mil restaurantes del país, así como también va a intensificar la promoción de estos restaurantes dentro y fuera de la aplicación con el objetivo de aumentar su visibilidad.

Uber Eats también va a colaborar con grandes cadenas de restaurantes promoviendo iniciativas financiadas en conjunto para ofrecer a los usuarios opciones accesibles para pedir comida a domicilio.

“Sabemos que las próximas semanas serán desafiantes para muchas pequeñas empresas. Por eso, anunciamos medidas para apoyar a nuestra comunidad de socios restauranteros, usuarios y socios repartidores con la finalidad de proteger la salud y seguridad de todos los que usan la plataforma”, señaló Eduardo Donnelly, director General de Uber Eats para América Latina.