Home  >   Negocios   >   Enrique persigue 3% del mercado de bicis eléctricas

Enrique persigue 3% del mercado de bicis eléctricas

Con el lanzamiento de su modelo Explore BEON, la fábrica cordobesa incursiona en un nuevo nicho. Proyecta vender 500 unidades el primer año y tentar al habitante bonaerense, que las usa para trasladarse en los barrios cerrados. Es el primer vehículo de este tipo “eléctrico de nacimiento”

Bicicletas Enrique proyecta alcanzar tres por ciento del mercado de las bicicletas eléctricas con su nuevo producto, el Explore BEON, un innovador modelos con tecnología de punta.
Con este lanzamiento, la empresa dirigida por su fundador, Enrique Españón, explora una nuevo nicho de mercado y se aggiorna a la tendencia mundial de la circulación libre de contaminación.
“Nuestro producto apunta a distintos tipos de públicos, según lo que ya hemos estudiado. A los estudiantes universitarios y los habitantes de los countries y o barrios cerrados. En Buenos Aires hemos comprobado que se usan mucho en las zonas de San Isidro, Nordelta, entre otros, a donde iremos a posicionarnos”, adelantó a Comercio y Justicia Españón, en el marco del lanzamiento de este producto llevado a cabo la semana pasada en Córdoba.
El objetivo es vender 500 unidades por año, según precisó por mes Españón, quien recordó que por la semana de lanzamiento, se ofrecen planes de financiación. “Es un producto que cuesta entre 30 mil y 35 mil pesos”, indicó.

La singularidad
Beon E2 es una bicicleta eléctrica de tipo urbano, ideal para moverse en el tránsito de las grandes ciudades.
Es de naturaleza pedelec, o pedaleo asistido, es decir, por activación del impulso eléctrico de su motor de 250w, solo a partir del pedaleo. Cuenta con una batería de litio de 36 volts, que asegura una duración de cuatro horas. Está acoplada en su cuadro abierto y es extraíble para facilitar su carga, lo que asegura autonomía para recorridos extensos y para llegar al destino, con ejercicio pero sin demasiado esfuerzo o sudoración.
Con relación a velocidad, con asistencia eléctrica alcanza un máximo de 25 km/h, cuenta con configuración basada en el reglamento europeo para bicicletas eléctricas de pedaleo, y adaptable al requerimiento básico que puede demandar las normativas en las distintas ciudades argentinas.
Ante la pregunta de cuál es la principal diferencia en relación a los otros productos similares del mercado, Españón respondió: “Es una bicicleta eléctrica de nacimiento”.
Sucede que los rodados eléctricos que existen en el mercado son encastres, es decir, se compra una bicicleta común por un lado, el motor por otro, y se lo adapta.
En este caso, la bicicleta es eléctrica desde sus inicios, gracias a una alianza que la empresa hizo con Probattery, una firma de Buenos Aires, que desarrolló las baterías y el cargador.
“Ellos eligieron el motor para este tipo de producto, y desarrollamos la parte de tracción del motor, así como el asiento ergonómico, entre otros detalles”, apuntó.

El mercado en alza
Este lanzamiento no es casual, va de la mano de un mercado de la bicicleta que está en pleno crecimiento por varios factores como el ecológico, el de la salud y el deporte mismo.
En los últimos años el mercado aumentó 40%, en la actualidad se venden 1.400.000 unidades al año en todo el país.
La fabricación de unidades cuenta con un alto porcentaje de componentes importados. Se trata de una industria que depende en gran parte de la integración internacional, sobre todo en los modelos que requieren alta tecnología.
A medida que aumenta el rodado, aumenta la participación importada, según indicó Españón. Un modelo rodado 12 cuenta con 90% de componentes nacionales; por el contrario, una mountainbike de rodado 29 concentra en su mayor parte (90%) piezas de origen extranjero.
Con todo, Bicicletas Enrique vende 3.300 unidades por mes, y proyecta aumentar 10% su volumen de ventas.
Es una de las diez fabricantes de bicicletas del país y tiene más de 50 años de experiencia en el mercado.

Proyecta vender 500 unidades de Beon E2 el primer año. El precio al público es de alrededor de $30.000.

Sin contar este lanzamiento, la empresa vende por mes 3.300 unidades de sus distintos modelos. Proyecta crecer 10% más.

El mercado general de la bicicleta creció 40% en los últimos años, pasando de un milón de unidades anuales a 1.400.000.