Home  >   Negocios   >   En 2011, Sushiman planea abrir once puntos de venta

En 2011, Sushiman planea abrir once puntos de venta

También desarrollará franquicias máster en el interior del país. A un año de su apertura, el producto ocupa 20% del mercado local.

Sushiman, el emprendimiento que nació hace un año en Córdoba destinado al reparto a domicilio de sushi y que a la fecha cuenta con tres locales en la plaza, planea expandirse bajo el modelo de franquicias y llegar a once puntos de ventas en la provincia en 2011. Además, apuesta a desarrollar masterfranquicias en el interior del país.

“El objetivo es abrir uno o dos locales por mes en Córdoba, pero también tenemos consultas desde Santa Fe y La Rioja, entre otras provincias”, adelantó a Comercio y Justicia Gerardo Heredia Llabot, uno de los socios fundadores de Sushiman, quien junto a Damián Luna sellaron una alianza estratégica con la desarrollista Grupo Indesa para expandir el modelo.

La firma estima abrir en febrero el segundo local propio en barrio General Paz (el primero está ubicado en el Cerro de las Rosas) y continuar con las franquicias en Alta Córdoba y Nueva Córdoba. “La venta de sushi crece exponencialmente a medida que abrimos cada local. A un año de nuestra apertura triplicamos el volumen de ventas”, aseguró Heredia Llabot, quien no descartó la posibilidad de abrir un restaurante, pero con otra marca.

Entre otros planes a futuro, la empresa estima realizar los pedidos mediante e-commerce, lanzar nuevas promociones y combos sin pescado.

Modelo exitoso
El modelo de negocio basado en la comercialización por delivery del producto alimenticio sushi implica una inversión de aproximadamente 40 mil dólares, que contempla el canon y la instalación completa del local, el cual debe contar con  dimensiones de entre  20 y 30 metros cuadrados.

Cada local factura entre 20 y 35 mil pesos mensuales con una rentabilidad de 70% sobre el producto.

Cabe destacar que el sistema esta diseñado para generar altas ratios de rentabilidad con baja carga horaria, motivo por el cual el servicio es prestado únicamente de 20  a 24, cinco días a la semana.

El éxito de la propuesta se basa en los precios hasta 30% más bajos que el resto de la competencia. Por ejemplo, los combos combinados de quince piezas parten de $55 y las 60 piezas, de $180.

El producto se dio a conocer y se expandió gracias al diseño de una  plataforma web, publicidad televisiva y en eventos de moda y promociones concretas como combos 2 x 1 y 3 x 2.

Sushiman también se ocupa de la organización de eventos gastronómicos, que contempla el preparado de sushi, servicio de mozos, vajilla y entrega, entre otros items.

Además, se dictan cursos a clientes para que aprendan la técnica de preparación de sushi en casa, con el objetivo de comercializar insumos propios, merchandasing y fidelización.

En función al volumen de compra a proveedores de insumos estratégicos, se estima que Sushiman tiene 20% del market share de Córdoba.

Mercado en expansión

El consumo de sushi crece a una tasa de 20% en mercados como el porteño, evolución que se ha trasladado a la ciudad de Córdoba, con la presencia de importantes marcas y la expansión de locales y servicios de reparto a domicilio.

Esa tendencia no proviene directamente de la cultura japonesa sino como consecuencia de modismos en Europa y Estados Unidos.

Inicialmente el producto se dirige a un sector diferenciado con un nivel socio económico medio y alto.

“El objetivo de Sushiman a largo plazo es ampliar el mercado meta a clientes con diferente poder adquisitivo y  posicionar el producto en un consumidor de clase media”, concluyeron los representantes de la firma.