Home  >   Negocios   >   El reciclado de residuos de la industria frigorífica proyecta un buen año

El reciclado de residuos de la industria frigorífica proyecta un buen año

RECICLADO. El sector de rendering emplea a más de 700 personas de manera directa y generó exportaciones, durante 2019, por US$50 millones.

Argentina reciclará dos millones de toneladas de desperdicios provenientes de este sector, que serán transformardos en productos con valor agregado

Según la Cámara de Subproductos Ganaderos, que representa las entidades que intervienen en el rendering, es decir el reciclado y la comercialización de los residuos generados por la industria frigorífica, el aumento proyectado en la demanda de carne en el país, tanto para consumo interno como para exportación, tiende a generar nuevas oportunidades para el sector.

Según apuntó la entidad, la industria cárnica argentina proyecta para este año un crecimiento moderado respecto de lo ocurrido en 2019. “Por ejemplo, la producción bovina podría ubicarse en las 3,087 millones de toneladas (contra 3,053 millones del año anterior), con niveles exportadores de alrededor de 25% del total, mientras que la aviar seguirá apenas por encima de los dos millones de toneladas (en esta ùltima, el comercio exterior disminuye y se sitúa próximo a 15%) y la porcina continuará en torno a los 665.000 kilogramos anuales (contra 665,9 millones del año pasado), con una tasa exportadora que no supera el 5%”.

Por su parte, la cámara destacó: “El escenario internacional exhibe condiciones que incrementan el optimismo: China absorbe más de 70% de las exportaciones de carne de Argentina y tiende a incrementar la demanda, mientras que otras naciones competidoras, como Australia, están experimentando bajas en su producción”.

En este contexto de incremento de producción, cobra mayor importancia la actividad de rendering y se estima que el volumen de residuos asociado alcanzará en 2020 los dos millones de toneladas, equivalentes a un estadio de fútbol repleto de grasa, huesos y otros elementos de descarte. 

Esto demuestra que la industria local de rendering, una de las más avanzadas de Latinoamérica, juega un rol clave a la hora de transformar esos desperdicios en productos de enorme valor agregado para otras industrias, en particular sebo líquido (para jabones, velas, emulsionantes y oleoquímicos), proteína de carne y hueso (alimento balanceado o para mascotas, fertilizantes) y grasas alimenticias (para alimentos como galletitas o panificados).

El sector emplea a más de 700 personas de manera directa y generó exportaciones, durante 2019, por unos US$50 millones. 

“Logramos dos objetivos en uno: por un lado, el adecuado tratamiento de los residuos, peligrosos para la salud y extremadamente costosos de gestionar, minimizando el impacto sobre el medio ambiente y, por el otro, la generación de oportunidades de negocios alrededor de productos de alto valor agregado aptos para impulsar las exportaciones y crear puestos de empleo de calidad”, señaló Daniel Di Pardo, gerente General de la Cámara de Subproductos Ganaderos.

Vale destacar que la Cámara de Subproductos Ganaderos de la República Argentina es una organización sin fines de lucro fundada en el año 1921 y con sede actual dentro de la Bolsa de Comercio de Buenos Aires. En representación de más de 35 socios que realizan proceso de reciclado y reprocesamiento de más de 1,7 millón de toneladas anuales de desechos de la cadena cárnica Argentina, la insitución brinda información sobre el sector a la vez que colabora para el desarrollo de los mercados internacionales y alienta a la profesionalización del sector que, en la actualidad, brinda trabajo a más de 800 familias en todo el país.