Home  >   Negocios   >   El IRAM abrió en Córdoba su primera sede propia del interior

El IRAM abrió en Córdoba su primera sede propia del interior

Se trata de un semipiso ubicado en el edificio Business Tower. Así, el Instituto Argentino de Normalización y Certificación apuesta a fortalecer su imagen en el país

El Instituto Argentino de Normalización y Certificación (IRAM), representante de ISO (International Organization for Standardization) en el país, eligió a Córdoba para abrir sus primeras oficinas propias del interior del país, desde donde fortalecerá su atención a Noroeste Argentino y Región Centro.
“El consejo directivo ha tomado la decisión estratégica de que el instituo continúe creciendo, de posicionarlo en el interior del país, de otorgarle mayor imagen, como así también,  espacio y confortabilidad a los empleados y a los clientes a quienes les ofrecemos nuestros servicios”, señaló a Comercio y Justicia Marcela Carignani, gerente de IRAM Filial Mediterráneo.
Es por ese motivo que desde que IRAM se instaló en Córdoba, hace 19 años, ha ido mudándose de oficinas con el objetivo de aumentar su superficie corporativa, hasta obtener en la actualidad una instalación propia de 300 m2 ubicada  en  Business Tower, el primer edificio inteligente, emplazado en la esquina de Obispo Trejo e Hipólito Yrigoyen.
Se trata de un semipiso de la octava planta, donde funcionan 14 puestos de trabajo y dos aulas para capacitación, una con capacidad para 25 personas y la otra, para 15.

La puesta en marcha de las nuevas instalaciones responde a un proyecto de crecimiento que tiene el instituto, atado al progreso propio de las industrias y empresas que necesitan certificar procesos y productos vigentes y nuevos, así como al crecimiento devenido de las nuevas normas que se instituyen para optimizar otros sistemas.
“Buscamos responder a la demanda de procesos que la zona requiere, preparándonos para las áreas que mayor crecimiento están proyectando, como las certificaciones agroalimentarias, las de sistemas de gestión, la certificación de servicios industriales y la de eficiencia energética tanto para la etiqueta en los productos como en los procesos industriales”, precisó Carignani.
El proyecto de crecimiento está atado a la “capacidad del instituto para adaptarse a las necesidades y las demandas que las organizaciones requieren”. Es por ello -dijo la gerenta-  que trabajan, además, en forma permanente en la formación y desarrollo de los docentes, inspectores y auditores con los que articulan, que al momento suman 90 profesionales.
Un punto a destacar son los espacios destinados a la capacitación, en los que IRAM proyecta cursos tanto in company como abiertos.
En ese sentido, en trabajo coordinado con otras instituciones, la entidad refuerza el rol de la docencia en materia de normas reguladoras.

Hacia fuera, hacia dentro
Con el fin de ser coherentes con los servicios que brindan, la elección del nuevo edificio fue adrede pues cumple con requisitos de eficiencia energética y sostenibilidad, según apuntó la directiva.
Dado que los servicios y la infraestructura operan en forma inteligente, el acceso, la energía eléctrica, los ascensores, el aire acondicionado, la comunicación y la seguridad están orientados a lograr el mayor grado posible de eficiencia energética, según aclararó Carignani.
Asimismo, las oficinas se valdrán mayormente de la iluminación natural y, en menor medida, de luces LED y luminaria de bajo consumo, según lo que comentó la directiva.

Normalización

IRAM es una asociación civil sin fines de lucro, de carácter privado, dirigida por organizaciones que representan a los sectores de la producción, el consumo y el interés general, cuyo objetivo es contribuir a mejorar la calidad de vida, el bienestar y la seguridad de personas y bienes. Es el único organismo nacional dedicado a la normalización y ofrece servicios de certificación y formación de recursos humanos. Representa y defiende la posición argentina en organismos de normalización y certificación regionales e internacionales.