Home  >   Negocios   >   “El comprador vuelve a renegociar la incomodidad”

“El comprador vuelve a renegociar la incomodidad”

Frente a la necesidad de ajustar el bolsillo, los consumidores retomaron la costumbre de “caminar  precios”. Mercado Norte juega con una óptima relación entre precio y calidad, y este beneficio para los clientes es mayor que las dificultades de estacionamiento en el área. Tras casi dos años de ventas estables, abril y mayo registraron repuntes con subas de 20%

Tras casi dos años “planchados” en el Mercado Norte, las ventas repuntaron 20% durante abril y mayo pasados, como producto de varios factores: cambios de hábitos en el consumidor y aggiornamiento de los locales en el cobro mediante tarjetas de crédito y débitos.
“La gente vuelve a renegociar alguna incomodidad, como en el caso del estacionamiento aquí, con tal de buscar precios. Además, está más inteligente a la hora de leer las ofertas, prioriza la relación de precios y calidad, en la que el mercado siempre se ha destacado”, comentó a Comercio y Justicia Fabián Latanzi, asesor del centro comercial.
Por caso, mencionó que en dos días, un solo local vendió 2.000 kilogramos de supremas de pollo, cada uno a $69 contra $60 que cuestan en otras superficies comerciales. “Se observa acá una priorización del fresco por el congelado”, apuntó. Pero el precio no es el único motor de venta, sino también lo es, ahora, las facilidades de pago que ofrece el centro comercial. Mientras antes sólo se podía abonar en efectivo, por disposición de AFIP y en virtud de los beneficios que se brindan a los comercios que se adhieren a los pagos digitales, casi 35 locales de los 80 ya están vendiendo con crédito y débito porque cuenta con Posnet.

“Hemos registrado que esos locales venden mejor que los otros, que aún no han obtenido el Postnet por las demoras propias del sistema. Es tan alta la demanda de los equipos, que están tardando más de tres meses”, amplió Latanzi.
Otro de los cambios registrados es una pequeña merma en la compra por parte de los mayoristas, es decir, los restaurantes y hoteles. También se han desplazado los días de mayores compras minoristas: mientras que antes era durante la semana y por la tarde, en la actualidad es los vienes y domingos, que están abarrotados. “En relación a dos años atrás, los sábados tenemos una afluencia de público de entre 30 y 40 % superior”, indicó.

Proyecciones
De acuerdo a las mejoras proyectadas en las obras públicas, en la construcción a partir de los créditos hipotecarios y a partir de inversiones anunciadas en algunas industrias cordobesas, Latanzi asegura que las ventas van a cobrar un mayor impulso durante el segundo semestre del año.
Para estar a la altura de las circunstancias, Mercado Norte avanza en un proceso de remodelación de sus estructuras (baños) y en la eficientización del uso de la energía, a través de procesos de ahorro y sostenibilidad.