Home  >   Negocios   >   El comercio electrónico, una tendencia creciente en tiempos de crisis

El comercio electrónico, una tendencia creciente en tiempos de crisis

La ventaja con relación al canal físico es la diferencia de costos de estructuras. En medio de la recesión podrán bajar las ventas digitales pero el sector no estará en riesgo. Los comercios tenderán a migrar hacia la vía virtual. Los stocks sobrantes de los locales cerrados se venderán en la vidriera de Internet

“Las crisis son para los que no son creativos y para los que no saben ajustar sus estructuras de costos”, dijo Guillermo Montenegro, especialista en el sector del comercio electrónico y presidente de la Presidente en la Cámara Mediterránea de Comercio Electrónico (Camece), para alentar a las empresas a fortalecer sus canales de comercio electrónico, en medio de una recesión y crisis de consumo que no proyecta su fin en seis meses.
Aseguró que el comercio electrónico no está en riesgo porque por la “diferencia de costos de estructura siempre va a ser más rentable que el fijo”, aunque no descartó que las ventas, en los próximos meses, vayan a verse resentidas por la situación general. En ese sentido, recordó que ya en el monitor pasado medido por la cámara, se observaron que algunos valores de los ticket promedio de algunos rubros habían descendido levemente con relación al mismo período del año anterior. No obstante, subrayó que luego de la última disparada de la divisa en medio de la devaluación, no se observó ralentización del consumo online, en tanto los precios de los productos no acompañaron la devaluación. “No todos los costos se trasladaron a los precios como sí ocurrió en las tiendas físicas, siendo una gran oportunidad de compra”, aclaró.
Otro factor poco aliciente para el comprador online en los próximos meses es que los planes de financiación con tarjeta a 12 cuotas van a desaparecer, volviendo en su lugar, los pagos en tres cuotas y con intereses “reales”. “Los bancos se van a apalancar en el consumo”, advirtió.
Con todo, la “tendencia Walmart-Carrefour” se acentuará, es decir, proyecta una migración de las tiendas físicas a las virtuales, hecho que significará un crecimiento para el sector, sumado a que se verá también alimentado por la cantidad de comercios que “están cerrando” por no poder enfrentar los costos, y que como alternativa, venderán el stock sobrante por medio de Internet.

A la espera
La gran oportunidad será la próxima edición del Cybermonday, que se realizará entre el 29 y el 31 de octubre, en la que ya más de 100 empresas comprometieron su participación. Hay tiempo hasta el próximo jueves 27 para que las interesadas se registren, plazo que se extenderá hasta el 5 de octubre en los casos de los socios de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico.
En 2017, Cybermonday generó ventas por $5.196 millones, a partir de 1,58 millón de transacciones. Estos números representaron un incremento de 66% de facturación sobre la edición 2016 y de 56% en cantidad de operaciones. El año pasado, el ticket promedio rondó $3.290, impulsado principalmente por el buen comportamiento de las ventas de electrónica –en la primera previa del Mundial de Fútbol en Rusia y de turismo, para la temporada 2018 que todavía concentraba fuerte interés en los destinos internacionales.