Home  >   Negocios   >   Con nuevos amortiguadores, Corven llega al mercado premium

Con nuevos amortiguadores, Corven llega al mercado premium

Esta autopartista con planta en Venado Tuerto espera conquistar un nicho de mercado exclusivo conformado por conductores exigentes que buscan comodidad y precisión. La pieza está destinada a autos de media y alta gama y cuesta alrededor de $500.

Corven Autopartes presentó ayer en Córdoba los nuevos amortiguadores que componen la línea de reciente producción Hi-Tech. Se trata de un producto que brinda comodidad y seguridad para conductores exigentes de autos de media a alta gama. Con este artículo, la empresa santafesina incursionará en un nicho de mercado no explorado por otras autopartistas nacionales.

“A través de una tecnología novedosa que combina confort y seguridad -pues reemplaza a los tradicionales resortes por dos etapas de láminas en tándem-, Corven comenzará a trabajar en el mercado premium que es un segmento no explorado por otras autopartistas que producen en Argentina”, dijo a Comercio y Justicia Gabriela Massari, gerente de Marketing de la firma.

Sobre las expectativas de venta en la provincia, la directiva señaló que “se trata de un producto de reposición que se ubicará muy bien para autos de media a alta gama; no es una venta masiva, sino que se trata de explorar un nicho de mercado con un producto que hasta ahora no se fabricaba en el país”.

“En cuanto al precio, estamos hablando de 20% más que un amortiguador estándar y ronda los $450 ó $500”, especificó Massari a este medio, y señaló que el artículo ya se comercializa a escala nacional a partir de este mes.

Tecnología de avanzada
La nueva tecnología Corven Hi-Tech contribuye a un mejor desempeño y rendimiento de los amortiguadores de los vehículos y es un producto avanzado en diseño tecnológico, con el confort y seguridad que buscan los conductores que necesitan alto rendimiento y son exigentes con las autopartes de sus vehículos.

Esta nueva generación en amortiguadores fue íntegramente diseñada en Argentina y se produce en la planta industrial que la empresa tiene en la ciudad de Venado Tuerto, Santa Fe.

Según informó la empresa, las piezas utilizan la tecnología Dual-Stage que consta de dos etapas de láminas diferentes colocadas en tándem sobre el pistón.

Estas etapas permiten tener un control más preciso de la fuerza del amortiguador a distintas velocidades y condiciones de uso.

Además, los dispositivos cuentan con un nuevo diseño de válvula de compresión High Sensibility Technology (HST), que permite alcanzar un desempeño óptimo frente a las distintas situaciones que pueden atravesar los automóviles.

En condiciones de manejo urbano, los nuevos amortiguadores posibilitan alcanzar un andar completamente confortable y, en situaciones de extrema exigencia, la respuesta es inmediata y se logra un total control del vehículo.

Por otra parte, la línea Hi-Tech habilita que, a bajas velocidades, el amortiguador se comporte de una manera más progresiva posibilitando un manejo más agradable, suavizando el desempeño ante las pequeñas perturbaciones producidas por las imperfecciones del camino. Mientras que, a altas velocidades y manejo deportivo, aporta un mayor control y seguridad en el manejo, aumentando la estabilidad en maniobras bruscas y peligrosas.