Home  >   Negocios   >   Casi 100 suspensiones en Lear: incertidumbre entre los trabajadores

Casi 100 suspensiones en Lear: incertidumbre entre los trabajadores

Al igual que el resto del autopartismo cordobés, la firma de San Francisco sufre por la caída de pedidos de las terminales, que trabajan a 40% de su capacidad

“Desde la empresa sólo nos comunicaron que trabajo hay hasta mitad de año y que puede llegar a mejorar. Pero el temor de todos es que se agrave la situación económica y que nos despidan”. Las palabras pertenecer a un trabajador de la firma Lear San Francisco, quien fue suspendido esta semana y describió a un medio de esa ciudad del este cordobés lo que viven los empleados de la firma.
Desde los primeros días de febrero la autopartista sanfrancisqueña retomó las suspensiones rotativas de personal que afectan a 90 empleados, además de promover reducciones de jornada laboral que van de 48 a 72 horas.
La crisis económica ante la caída estrepitosa de ventas de automóviles produce una gran incertidumbre en las terminales automotrices, que se hace notar en la industria autopartista.
José Campellone, responsable de Sindicato de Mecánicos y Afines del Transporte Automotor (Smata) Córdoba para el interior provincial, trazó un desalentador panorama sobre la situación: “La realidad es que estamos llevando esto prácticamente día a día, viendo cómo evoluciona la producción en las diferentes terminales, sobre todo en el caso de Lear con Fiat. Es bastante incierto el panorama, venimos con un arrastre de suspensiones bastante importante, pero no levanta la producción y lamentablemente la situación es compleja”.

El delegado adujo también que el ingreso de marcas chinas de automóviles es un factor que atenta “gravemente” contra las industrias nacionales. “Contra ellas no podemos competir”, resumió, y responsabilizó por esta medida al Gobierno nacional.
Campellone manifestó que el gremio mantiene reuniones semanales con la firma para diagramar herramientas de trabajo y evitar los despidos. “Mientras la empresa siga pagando no hay problema, el tema es que esto es una incertidumbre que a través del tiempo no se puede sustentar, nadie va a pagar el salario para que el operario no trabaje”, admitió. Además, avizoró que durante el primer semestre las suspensiones se mantendrían, aunque deslizó que la empresa está buscando ser proveedora de otras terminales automotrices.
“En cualquier industria en que tenés suspensiones por tiempo indeterminado, el final del camino son los despidos. Y lamentablemente todas las terminales están trabajando al 40 por ciento de lo que podrían”, sostuvo.