Home  >   Negocios   >   Avanzan desarrollos de agricultura de precisión en la empresa Abelardo Cuffia

Avanzan desarrollos de agricultura de precisión en la empresa Abelardo Cuffia

La firma de Marcos Juárez acaba de anunciar innovaciones en su plataforma integral computarizada que se sube al tractor, se conecta con cualquier periférico de la actividad y, a su vez, con la nube. Resultado: más eficiencia y ahorro. Por Javier De Pascuale – jdepascuale@comercioyjusticia.info

A exactamente dos años de instalar en Córdoba el primer centro de desarrollo de software que trabaja en servicios y productos para agricultura de precisión, la empresa cordobesa Abelardo Cuffia suma personal especializado, lanza nuevos productos y conquista mercados de la mano del desarrollo de la “materia gris” cordobesa, aplicada a la mejora de la producción más antigua del país, la del campo.
“Indudablemente, estamos muy orgullosos de nuestro Centro de Desarrollo de Software, que sigue funcionando muy bien. Gracias a Dios, Córdoba tiene un gran potencial con sus ingenieros y profesionales de la computación y del software, nos da mucho orgullo ser cordobeses y tener esta posibilidad y la estamos trabajando”, afirma Edgardo Cuffia, director de la firma que se radicó hace 30 años en Marcos Juárez y desde hace un cuarto de siglo trabaja en productos electrónicos para eficientizar la labor agraria.

Al punto se han ampliado los requerimientos en agricultura de precisión en el centro de software que se está “sumando gente”, según confirman los directivos de la firma que acaba de lanzar al mercado nuevos productos.
Efectivamente, la novedad de 2019 es “el agregado de nuevas funciones a la plataforma FGS”, un equipo computarizado integral que permite variadas aplicaciones.
Cuffia lo explica con precisión: “Es un equipo integral, una consola que puede recibir o controlar cualquier tipo de máquina cualquier periférico. Es una pantalla, una tablet con computadora que va arriba del tractor y desde la cual podemos controlar un piloto automático, tener cortes de sección en sembradoras, cortes surco por surco, controles de fertilización cortes de sección en pulverización, controles de caudal aplicado en pulverización, controles de siembra, de dosis variables… Podemos generar un mapa y hacer dosificaciones por ambientes ya sea de fertilizante o semilla.

En fertilización podemos controlar las dosis para tirar el producto adecuado o la cantidad adecuada de producto.
Podemos aplicarlo a las fertilizadoras por cinta, esas que tirar al voleo en el campo, esas se controlan… Como novedades tenemos ahora surco por surco: el productor puede controlar en forma precisa cada línea de siembra . Esto lo lanzamos este año”, precisó Edgardo Cuffia.
Con estas nuevas aplicaciones, la firma sigue completando la paleta de funciones que ofrece la plataforma Agrotax FGS, ahora con novedades en escalabilidad.
La plataforma fue escalada a un corte de sección de más de 40 surcos, para operar con sembradoras, por medio de dos opciones.
Se puede hacer corte de sección línea por línea, con electroimanes, o corte de sección con motor eléctrico sobre una sembradora.
“Esta nueva función permitirá al productor ser más eficiente en el momento de la siembra y la fertilización”, indicó el directivo.

Beneficios
De acuerdo con las especificaciones de la versión 2019 del Agrotax, “la eficiencia se generará no sólo por el ahorro de producto” (fertilizante o semilla) sino también “por el desarrollo de la planta y la mayor productividad”, apunta Cuffia.
Además, la innovación posibilitará “tener cortes en determinados lugares donde existan obstáculos y se necesite hacer un corte muy preciso”, resalta Cuffia.
Esta nueva versión de la plataforma integral FGS será presentada por la empresa en la edición 2019 de Expoagro, que comenzará el próximo 12 de marzo en el tradicional predio de San Nicolás, Buenos Aires.

Exportación
“Exportamos a distintos mercados. Hemos retomado la fuerza en ese sentido. Como maquinaria agrícola habíamos perdido mercados y ahora hay mucho trabajo desde Nación, también desde el Gobierno provincial y desde las entidades para recuperarlos.
Afamac nos apoya para salir a buscar mercados”, explican desde Abelardo Cuffia. “Exportamos a Uruguay, Paraguay, Bolivia, Colombia. Estamos yendo ahora a probar equipos a España y estamos también con productos en Europa del Este y Sudáfrica”, afirman.
La firma además ha ampliado sus alianzas con otras empresas que producen periféricos electrónicos para maquinaria agrícola que se puedan conectar al Agrotax.

“Tenemos alianza con Hook (Santa Fe) que hacen balanzas que se pueden conectar a nuestros equipos, entre muchas otras. Y una muy importante que hemos logrado el año pasado es la plataforma Fieldview, de Climate (una firma de Monsanto), de modo que toda la información que da nuestro monitor de siembra va la nube donde el productor puede visualizar el trabajo de la máquina y tomar decisiones en el momento mismo de la siembra. Nuestro equipo se conecta a esta plataforma y así van surgiendo otras alternativas. Estamos distribuyendo otras marcas de equipos internacionales”, agregan.

Se inauguró hace dos años: un centro de desarrollo que eligió Córdoba en vez de Rosario
Un equipo de profesionales especializado en el diseño y desarrollo de software, de tecnología aplicada al agro y de desarrollo de aplicaciones con GPS trabaja en un local ubicado en el barrio Observatorio de Córdoba, en la primera sucursal de la empresa Abelardo Cuffia en la capital provincial. Con una plantilla de personal compuesta de ingenieros en sistemas y especialistas en GPS, entre otras áreas, trabaja a full y, por estas horas, suma personal.
Fruto de una inversión de 3,5 millones de pesos, el centro cordobés trabaja en nuevos lanzamientos en agricultura de precisión. Opera como una subsidiaria de la casa central en Marcos Juárez.

“El objetivo de la oficina es ampliar nuestros desarrollos. Tecnológicamente, hoy se requiere trabajar más en softwares para nosotros y para terceros y lo que procuramos es crecer en estructura y personal para lograrlo”, agregó. Llegados a ese punto, la firma nacida como empresa familiar y evolucionada como una de las compañías más innovadoras y al mismo tiempo, más buscadas por las empresas de implementos agrícolas para encargar nuevos desarrollos, eligió la ciudad de Córdoba.

Desde Marcos Juárez, donde se instalaron hacia fines de la década de 1980, la empresa tenía la opción de abrir un Centro de Desarrollo de Software en Rosario, a poco más de una hora de distancia. Sin embargo, la densidad de centros de estudios y de desarrollo del soft en Córdoba los inclinó a duplicar el recorrido semanal de directivos desde la sede central, a cambio de ganar en creatividad, capacidad y experiencia en los recursos humanos que entregan a las tecnológicas las universidades cordobesas.

Tecnologías para campo
El país no sólo desarrolla y exporta ingeniería en maquinaria agrícola. También lo hace en agricultura de precisión.

Desde Córdoba se envían equipos a Europa, Sudáfrica y a varios países de Sudamérica.

Todos los desarrollos se logran con ingenieros y especialistas surgidos de las universidades cordobesas, que trabajan en un centro propio de desarrollo en la ciudad de Córdoba.