Home  >   Negocios   >   Atanor cerró dos plantas para concentrar su negocio

Atanor cerró dos plantas para concentrar su negocio

Invertirá 70 millones de dólares en nuevos desarrollos en los próximos cinco años, lo que llevó a cesar su actividad química en las factorías bonaerenses de Baradero y Munro.

La compañía Atanor invertirá en el país, en los próximos cinco años, 70 millones de dólares en el desarrollo de productos agroquímicos, de protección de cultivos, segmento en el que resolvió concentrar su negocio y que llevó a la empresa a cesar su actividad química en las plantas bonaerenses de Baradero y Munro.
“Es una decisión del grupo (Albaugh, propietario de Atanor) de focalizarse en el sector de protección de cultivos, donde vemos una oportunidad de crecimiento a nivel mundial”, precisó el director de Asuntos Legales y Corporativos de la compañía, Agustín Herrera.
La estrategia de la empresa está en línea con lo acontecido en el ámbito local el año pasado, cuando la utilización de tecnología de alto nivel en la actividad agrícola retornó a los campos argentinos y volvió a sentirse con fuerza en la presente campaña, según destacaron las bolsas de Comercio de Rosario y de Cereales de Buenos Aires.
La Guía Estratégica para el Agro (GEA), de la bolsa rosarina, destacó que “se dejó de pensar en sobrevivir, como en los últimos años, y se están haciendo cultivos no sólo con la tecnología adecuada para reponer los nutrientes que se sacan del suelo sino para apuntar a buenos rindes y calidad”.

Por su parte, un informe elaborado por la Bolsa de Cereales porteña concluyó que entre 2010 y 2015 cayó 35% la utilización de tecnología de alto nivel aplicada a los principales cultivos del sector agrícola argentino.
El deterioro en el empleo de la tecnología aplicada al agro respondió básicamente al incremento que los productores sufrieron en los costos de los insumos para cada campaña.
“Atanor creció 8% anual en ventas, confirmando su estrategia de ampliación de su portafolio en nuevos segmentos que posicionaron a la empresa entre las cinco principales que ofrecen soluciones para el agro, junto con Syngenta, Monsanto, Bayer, y Dow”, reflejó Herrera.
“El objetivo es estar dentro de las tres primeras para el 2021, y eso se va a lograr con la inversión prevista, que permitirá desarrollar nuevas moléculas, a un ritmo de cinco por año, hasta el 2021”, señaló Herrera, quien precisó que “estos nuevos productos estarán en la línea de fungicidas, insecticidas y herbicidas”.
Para ello, indicó que “la compañía reforzará su estructura de desarrollo y comercial, además de aumentar las inversiones productivas en las unidades vinculadas con el agro”, que son las plantas bonaerenses de San Nicolás y Pilar y la cordobesa de Río Tercero.

Por la reconversión la firma despidió a casi 200 empleados

atanor 1En tanto, en el marco de reconversión de la empresa, el Ministerio de Trabajo convocó para ayer a la tarde a una audiencia a representantes de la empresa Atanor y a dirigentes de la Federación de Sindicatos de Trabajadores de la Industria Química y Petroquímica (Festiqypra), en un intento por destrabar un conflicto por el despido de casi 200 trabajadores.
Según informó a la agencia de noticiasTélam, el secretario Adjunto de la Festiqypra, Diego Salas, “Trabajo nos convocó para las 15.30 a una reunión en la sede de la avenida Callao para intentar solucionar el conflicto que generó el despido de 80 trabajadores de la planta Munro y otros 100 en la planta de Baradero”.

El representante gremial descalificó a la empresa por la decisión adoptada, ya que “no tuvo reparos en cesantear a través de un volante pegado en los portones de los establecimientos a trabajadores que en varios casos llevan entre 30 y 40 años en la empresa”.
El gremialista químico explicó que “el conflicto se generó anoche cuando llegaban a cumplir con su jornada laboral y se los invitaba a abandonar las plantas Munro y Baradero -ambas en la provincia de Buenos Aires- y eran acompañados por personal de vigilancia, que reforzó a sus planteles con 20 hombres más”.
Y subrayó: “Notificados de su accionar decidimos concurrir a las plantes y realizar piquetes sobre sus entradas, actitud que proseguirá hasta que no reincorporen a los trabajadores a sus puestos de trabajo”.

Consultado sobre si la empresa Atanor les había comunicado sus decisión de cesantear personal, Salas precisó que “nadie nos avisó”, a la vez que añadió que “además de Munro y Baradero, también las plantas de Pilar (provincia de Buenos Aires) y la cordobesa de Río Tercero, se encuentran sin actividad laboral”.