Home  >   Negocios   >   Alta ocupación comercial en zona centro y de mayoristas

Alta ocupación comercial en zona centro y de mayoristas

Los locales en las áreas de mayor tránsito están ocupados. Los propietarios reacomodaron sus precios. Es alta la demanda en las calles Corrientes, Buenos Aires e Ituzaingó, donde un local se alquila casi al mismo precio que otro ubicado en la 9 de Julio.

Laura Pantoja – lpantoja@comercioyjusticia.info

La ocupación de locales comerciales en las zonas céntricas más estratégicas alcanza casi 97%. Al mismo tiempo, es notorio el mayor interés por alquilar grandes superficies en la zona mayorista de Córdoba (entre las calles Corrientes, Ituzaingó y Buenos Aires), tanto por parte de nuevas empresas como de otras ya existentes que están planeando la apertura de otros locales.

Ambas afirmaciones fueron hechas respectivamente por Martín Dahan, propietario de Grupo Mead y miembro de la Cámara de Corredores Inmobiliarios de Córdoba (Cacic), y por Marcelo Merguerian, propietario de la inmobiliaria del mismo nombre, con gran experiencia en la administración de locales céntricos, quienes dialogaron con Comercio y Justicia.

Ambas tendencias reflejan dos situaciones: la primera es que los propietarios de los locales comerciales han reacomodado sus precios en función del mercado. “Los propietarios se pusieron a tono y en lugar de pedir aumentos y tenerlos desocupados, decidieron volver al precio anterior. Se han dado cuenta de las perspectivas a corto plazo y flexibilizaron sus valores”, señaló Dahan, quien aseguró que este comportamiento se viene observando desde mediados del año pasado pero se ha acentuado a comienzos del año en curso.

Es por esto que no se encuentran locales disponibles, sobre todo los ubicados en calles muy transitadas y estratégicas para el consumo. “Se han ido algunas marcas como Lapana, por ejemplo, pero han sido ocupados por Grido. Nosotros tenemos reservado desde noviembre del año pasado un local que aún está en construcción, al lado del Grand Astoria Hotel, donde se alojará un Maxikiosco perteneciente a una cadena”, ejemplificó.

De igual modo, la situación se repite en la zona noroeste. Por ejemplo, en la Recta Martinolli, los propietarios han reacomodado sus precios también a las posibilidades de todos los emprendedores que buscan nuevas oportunidades en este momento. Distinta es la situación que se plantea en los locales de algunas galerías, con poco flujo de público. “Con expensas altas de casi 1.200 y 1.500 pesos, directamente no se alquilan y allí sí se observan unidades vacías”, subrayó Dahan.

Un rubro que despierta
La segunda tendencia, marcada por Merguerian, hace referencia a una esperanza de crecimiento del rubro importador. “Tras abrirse las importaciones, las marcas que antes vivían de productos importados están volviendo con planes de aperturas y de nuevas bocas”, graficó.

Así, con esta demanda, en la actualidad el alquiler de un local en la zona mayorista equivale a otro ubicado en la calle 9 de Julio, según comparó. “Dependiendo de la calle, la cuadra, el frente, si tiene entrepiso o subsuelo, un local con una superficie de entre 200 y 300 m2 necesarias para un mayorista que requiere grandes áreas de exposición y depósito, puede estar alquilándose entre 50.000 y 100.000 pesos”, indicó Merguerian.

También observó que el mercado de los locales en alquiler está en equilibrio, no hay ni sobreoferta ni sobredemanda. “No se hallan locales vacíos y los que se desocupan se alquilan rápidamente, más que nada en las zonas de mayor flujo de público”, añadió, al tiempo que coincidió con Dahan en que los precios se están ajustando al movimiento de la oferta y la demanda.

En ese sentido, destacó que la mayor rotación se observa desde el mes de febrero pasado, contrarrestando el comportamiento de enero, que clasificó de “pésimo”.

“Entiendo que el inversor está más esperanzado y que hacia adelante mira con buenos ojos el desarrollo de su negocio”, opinó el agente inmobiliario.

“Hay un poco más de certezas en la gente. Lo observo sobre todo en el rubro importador, en el que las limitaciones se han descomprimido, y desde luego vuelven a traer productos importados para vender”, agregó el otro agente.