Home  >   Negocios   >   Abrió en Esquel el primer hotel cápsula del país

Abrió en Esquel el primer hotel cápsula del país

Con un formato y un concepto innovador, abrió sus puertas My Pod by Las Bayas, en Esquel (Chubut), considerado el primer hotel cápsula del país. El nuevo desarrollo forma parte del desafío de tres mujeres de ofrecer una experiencia en la que compartir forma parte del viaje, sin perder de vista el confort y el servicio.
La iniciativa consta de ocho unidades de alojamiento que comparten un mismo ambiente mixto ubicadas dentro de la estructura edilicia del hotel boutique Las Bayas. Cada una de estas unidades o cápsulas single, diseñadas en madera, cuenta con comodidades como un sommier extra large, escritorio, televisor led, varias tomas eléctricas para dispositivos móviles, lockers, colgadores y perchas, blanquería premium, ojotas y bolsas de basura. Los amenities que se ofrecen son amigables con el medio ambiente. “My Pod es un hotel dirigido a personas para quienes el servicio, la calidad y la hospitalidad son esenciales. Una excelente ducha, cama confortable, espacios comunes agradables son parte de la experiencia”, expresó Sabrina Hernández, una de las promotoras de este emprendimiento. Los hoteles cápsula tuvieron su origen en países de Oriente y hoy son tendencia en todo el mundo. My Pod significa Mi Espacio – Mi Lugar, e intenta reflejar en el nombre lo que sienten por su producto. En este sitio, los pasajeros cuentan con un cronograma de actividades semanales, entre los cuales podrán disfrutar de bicicletas, catas de vinos, clases de cocina, yoga, entre otras que se adaptan a las diferentes temporadas de la zona. My Pod también cuenta con servicio de mucama diario, desayuno continental completo, conserjería las 24 horas, servicio de lavandería y sum service.

La conciencia por el cuidado del medio ambiente es fundamental en este proyecto, en línea con una tendencia que sus fundadoras reconocen y respetan. Desde su lugar a nivel personal y empresarial tomaron medidas que se dirigen a promover estas ideas. Si bien algunas ya están arraigadas, como la separación de residuos y el reciclado de elementos y productos contaminantes, con My Pod quisieron ir un poco más allá, con insumos producidos a partir de envases reciclados aptos para ser rellenados, minimizando el uso de plástico, biodegradables, sin parabenos ni siliconas o sal agregada. Se utilizan bolsas de lavanderías totalmente “compostables”, telas de fibras naturales como el algodón biodinámico, y fibras de bajo impacto ambiental, entre otros. Esquel, por su parte, ofrece variadas propuestas durante todo el año.

Por ejemplo, esquí en invierno en La Hoya, pesca con mosca en los diferentes lagos del parque, recorrido en el viejo expreso Patagónico La Trochita, declarado como monumento histórico nacional, bodegas que ofrecen degustaciones y visitas, y el principal punto de atracción, el alerzal milenario, en el Parque Nacional Los Alerces, nombrado como patrimonio mundial por la Unesco.
Un entorno excelente para vivir una experiencia en la cual viajar no solo se trata de recorrer lugares hermosos sino también compartir, lograr el siempre anhelado descanso y el relax, sin perder de vista el conforty el servicio. My Pod propone acceder no solo a nuevos lugares, sino a nuevas formas de vivir y de compartir.