Home  >   #MundoPsy   >   Psicólogos de todo el mundo se comprometieron a trabajar en la lucha contra el cambio climático

Psicólogos de todo el mundo se comprometieron a trabajar en la lucha contra el cambio climático

Entidades que agrupan en distintos países a los profesionales de este campo disciplinar debatieron sobre el tema. Promover comportamientos para el cuidado del medio ambiente y ofrecer herramientas de adaptación a las transformaciones son algunas de las contribuciones posibles

Por Luz Saint Phat – lsaintphat@comercioyjusticia.info

¿Qué se puede hacer para luchar contra el cambio climático pero a la vez que los seres humanos que están sufriendo las consecuencias más severas de las transformaciones puedan adaptarse mejor al entorno?
Ésta es una de las preguntas principales que se realizaron recientemente psicólogos de distintas partes del mundo, quienes participaron de la Cumbre Internacional sobre Psicología y Salud Global realizada a mediados de este mes en Lisboa (Portugal), bajo el lema “Un líder en acción climática”.
En la ocasión, se presentaron referentes de asociaciones de estos profesionales de distintas partes del mundo y disertaron especialistas que abordaron una de las problemáticas que más preocupan actualmente a nivel global.
El encuentro fue organizado por la Asociación Americana de Psicología (APA, por sus siglas en inglés) y por la Ordem dos Psicólogos Portugueses.
Las jornadas se desarrollaron entre el 14 y el 16 de este mes, luego de las cuales se publicó una proclamación de los asistentes.

“Existe un acuerdo abrumador entre los científicos del clima de que el cambio climático está ocurriendo más rápido de lo previsto, causado en gran parte por el comportamiento humano. Además de las amenazas a nuestro medio ambiente natural y salud física, el cambio climático perjudica la salud mental y el bienestar”, indicaron en el comunicado oficial de encuentro los organizadores de las jornadas.
En este sentido, se precisó que el cambio climático “puede amenazar un sentido de identidad personal y profesional, impedir las estructuras de apoyo social y aumentar los sentimientos de impotencia, miedo y fatalismo”. En este sentido, detallaron las entidades convocantes al evento que “se ha demostrado que tanto los cambios climáticos agudos como a largo plazo contribuyen a la pérdida de la cohesión social e incluso a elevar la hostilidad y la agresión interpersonal e intergrupal”.
En este contexto, “la ciencia psicológica no sólo proporciona soluciones para fomentar comportamientos ecológicos, sino que también es importante para ayudar a las personas a adaptarse al cambio climático”, se especificó, agregando que “los psicólogos pueden ayudar a desarrollar la resiliencia, fomentar el optimismo, cultivar el afrontamiento activo, aumentar la preparación y enfatizar las conexiones sociales”.

Además, los profesionales de este campo disciplinar pueden “brindar brindar atención a personas que padecen Trastorno de Estrés Post Traumático (TEPT) y otras afecciones de salud mental como resultado de eventos relacionados con el cambio climático”.
En este sentido, se advirtió de que “la comunidad internacional de psicología debe unirse para movilizar nuestras membresías, alzar nuestras voces e implementar nuestra ciencia para lograr un cambio social real y duradero”.
“Históricamente, la psicología ha carecido de una voz global unificada, lo que significa que sus contribuciones y mensajes han sido fragmentados. Para enfrentar los desafíos globales de hoy, la psicología debe estar en la mesa”, aseguró el texto que se encuentra disponible en el sitio web del encuentro.

Compromisos
Las asociaciones participantes del encuentro realizado en Lisboa emitieron un proyecto de proclamación en relación a la problemática que debatieron y que se encuentra disponible en Internet (https://www.psychologyandglobalhealth.org/)
Específicamente, los compromisos se refirieron a informar a los miembros de la entidad y al público en general sobre la crisis climática “haciendo hincapié en la investigación científica y el consenso sobre sus causas. daños a corto y largo plazo, y la necesidad de una acción personal y social inmediata”.
Además, los participantes asumieron la responsabilidad de exhortar a que “universidades y otras entidades puedan incluir formación sobre desafíos sociales y, particularmente, crisis climática para psicólogos y otros profesionales de la salud mental”.
Por otro lado, las entidades apoyarán “el desarrollo de una campaña de concientización pública para alentar a las personas y las comunidades a adoptar comportamientos para ayudar a prepararse y recuperarse del cambio climático gradual y los eventos de crisis climática aguda”.
En tanto, se alentará también a que los “líderes gubernamentales, educativos, de salud y corporativos”, utilicen la psicología como herramienta para “promover comportamientos preventivos y correctivos sostenibles en individuos, grupos y comunidades”.

ARGENTINA
Se aprobó la Ley de Presupuestos Mínimos de Cambio Climático

El jueves de la semana pasada, la Cámara de Diputados de la Nación convirtió en ley un proyecto de ley sobre presupuestos mínimos ambientales para la adaptación y mitigación del cambio climático global, al tiempo que convalidó la creación del gabinete nacional de cambio climático, creado por decreto en 2016.
La sanción de la iniciativa, aprobada por 163 votos y ocho abstenciones, fue festejada por integrantes de la agrupación Jóvenes por el Clima que se encontraban en el recinto de sesiones.
El proyecto fue votado en el final de la sesión, que se extendió por más de diez horas, en la que se debatieron como temas centrales los proyectos de reforma de las normas de alquileres y de góndolas.
La ley busca establecer estrategias, medidas, políticas e instrumentos relativos al estudio del impacto, la vulnerabilidad y las actividades de adaptación al cambio climático que puedan garantizar el comportamiento humano y de los ecosistemas.
Asimismo, se pretende asistir y promover el desarrollo de estrategias de mitigación y reducción de gases de efecto invernadero en el país.
Por último, el proyecto busca reducir la vulnerabilidad humana y de los sistemas naturales ante el cambio climático, protegerlos de sus efectos adversos y aprovechar sus beneficios.