Home  >   #MundoPsy   >   Contexto y fortalezas son relevantes en el abordaje psicológico de mujeres y niñas

Contexto y fortalezas son relevantes en el abordaje psicológico de mujeres y niñas

La Asociación Americana de Psicología (APA) difundió la actualización de una guía para el trabajo en el campo de la salud mental con este grupo poblacional. Se reconoce la importancia de la diversidad de culturas, experiencias y recursos subjetivos

Por Luz Saint Phat – lsaintphat@comercioyjusticia.info

Conforme avanza en todo el mundo la agenda con perspectiva de género referida a la lucha por la mejora de las condiciones y oportunidades en distintos aspectos de la vida íntima, social y laboral de las mujeres, la psicología también afronta el desafío de abordar los desafíos que las transformaciones suponen.
En este contexto, la Asociación Americana de Psicología (APA) de Estados Unidos actualizó recientemente la Guía para la Práctica Psicológica con Mujeres y Niñas. El documento, originalmente elaborado en 2007, fue puesto en revisión el año pasado y finalmente el trabajo terminado fue difundido este mes por la organización.
Entre sus puntos centrales, destaca la necesidad de que los abordajes psicológicos en este grupo poblacional sean centrados en las fortalezas y el contexto en el que viven las mujeres, a la vez que propone dejar de lado los diagnósticos rígidos que no contemplan las situaciones particulares de cada persona.
“Durante las últimas décadas, las niñas y mujeres de diversas etnias y razas, habilidades, clases sociales, orientaciones sexuales, identidades de género y experiencias de vida han encontrado cambios dramáticos y complejos en la educación, el trabajo, en los roles reproductivos y de cuidado, y en las relaciones personales”, dice la introducción del documento, y agrega que “muchos de estos cambios han producido mayor igualdad y mejorado oportunidades y calidad de vida”, aunque “aun así, las niñas y las mujeres siguen enfrentando desafíos y preocupaciones”.

En este sentido, los especialistas aseguran que todavía existen importantes riesgos para mujeres y niñas, los cuales deben ser comprendidos en profundidad por los psicólogos, ya que el mayor o menor entendimiento de esta situación por parte de profesional influye decisivamente en el tratamiento y las investigaciones sobre las problemáticas actuales.
“Experiencias de vida y contextos particulares (que habitan las mujeres) incluyen hoy violencia interpersonal, imágenes estereotipadas y poco realistas, discriminación y opresión, devaluación, recursos económicos limitados, sobrecarga en los roles e inequidades laborales”, enumera APA en su documento.
Particularmente, quienes desarrollaron la guía enfatizan que la violencia y el abuso sexual contra niñas y mujeres continúa siendo una problemática con alta frecuencia. “Aproximadamente 1 de cada 5 mujeres es violada en algún momento de su vida, la mayoría de las veces por un conocido masculino o compañero íntimo; 1 de cada 4 mujeres universitarias experimentan agresión sexual; y es más probable que las niñas hayan sufrido abuso sexual en la infancia que los niños”, explican.
Según la APA, otras problemáticas recurrentes para esta población son el estrés relacionado con los vínculos sociales y el empleo y la discriminación por motivos de género.
En esta línea, se proponen diez puntos principales para tener en cuenta al momento del abordaje psicológico de las mujeres y las niñas.

En primer lugar, se exhorta a los profesionales a reconocer las fortalezas y la capacidad de resiliencia de las consultantes, además de valorar los contextos muchas veces contradictorios en los cuales las mujeres conforman sus identidades. Además, los psicólogos necesitan ponderar la discriminación estructural y el “legado de opresión” que todavía existe en las sociedades occidentales respecto del género.
Por otro lado, se invita a que los tratantes se formen y realicen los abordajes terapéuticos desde enfoques de género apropiados y afirmativos de la identidad; además de que los trabajadores del campo de la salud necesitan también revisar sus propias creencias, actitudes y conocimientos sobre las mujeres y las niñas.
Promover la conciencia crítica en sus pacientes, evitar diagnósticos que puedan perjudicar el desarrollo del tratamiento sin tener en cuenta los diversos entornos en los que se producen las situaciones, reconocer los contextos geopolíticos de las mujeres, impulsar la utilización de distintas herramientas y recursos al momento del tratamiento y contribuir al cambio de ambientes institucionales hostiles para las mujeres son otras de las sugerencias del documento.

Otras recomendaciones
La APA también ha desarrollado otras guías de sugerencias que se aplican a diversos grupos poblacionales, los cuales revelan problemáticas específicas.
Entre los documentos, existen recomendaciones destinadas a la práctica psicológica con la comunidad LGBT, los niños y hombres, personas con estrés postraumático y adultos mayores.
El material se encuentra también disponible en el sitio web de la organización, www.apa.org

Guía APA para la Práctica Psicológica con Mujeres y Niñas

– Fue elaborada originalmente en 2007 y recientemente se efectuó una actualización.
– Se reconoce que en los últimos años la situación de género ha experimentado una transformación, no obstante se continúan enfrentando importantes desafíos.
– Contiene diez pautas para ser consideradas por los profesionales al momento de las consultas.
– El documento completo se puede descargar en https://www.apa.org/about/policy/psychological-practice-girls-women.pdf