Home  >   Mercado Financiero   >   Oportunidades para las pymes con la baja de tasas para los cheques avalados

Oportunidades para las pymes con la baja de tasas para los cheques avalados

El presidente de S&C Inversiones, Aníbal Casas Arregui, se refirió a la coyuntura financiera por la que atraviesa Argentina, en el marco de un encuentro organizado en la Bolsa de Comercio de Córdoba

Durante las últimas semanas, se registró una notoria baja en las tasas de interés para la negociación de cheques de pago diferido (CPD) avalados por Sociedades de Garantía Recíproca (SGRs). El dato fue confirmado a Comercio y Justicia por Aníbal Casas Arregui, presidente de S&C Inversiones, en ocasión del panel dispuesto la semana pasada por la Bolsa de Comercio de Córdoba (BCC) para analizar la coyuntura financiera que atraviesa Argentina.
Según manifestó el especialista, “comúnmente estos movimientos del mercado ocurren ocasionalmente y por un período de tiempo reducido”, por lo que la recomendación es que “quienes tienen saldo disponible para negociar, comunicarse con su asesor comercial. Aquellos comitentes que son socios partícipes de Sociedades de Garantías Recíprocas, y no cuentan con disponible, también recomendamos que se pongan en contacto con su SGR para reactivar sus líneas de negociación”.

Según relató, la tasa de interés con la que se está negociando en la actualidad un cheque en la Bolsa de Valores es de 30%, mientras que vender un cheque en un banco implica asumir una tasa de interés por sobre 40%, a la que se le deberán sumar los costos por gastos administrativos. “Además, en el mercado de capitales los gastos son mucho menores”, aseguró.

De acuerdo a la información que brinda la Bolsa de Comercio de Buenos Aires (BCBA), la tasa nominal anual ponderada para los CPD avalados durante la última semana de agosto se ubicó en 39,06% para aquellos con plazos de hasta 30 días. Para aquellos de hasta 60 días se ubicó en 38,96%. En tanto que para los de hasta 360 días, la tasa nominal anual ascendía a 40,05%.
Según refirieron los especialistas, durante septiembre esos guarismos se ubicaron bastante por debajo, lo que aseguraron ocurre “ocasionalmente”.
“Dentro de esta contracción monetaria, producto de la política ortodoxa que se viene aplicando desde el Gobierno nacional, se han ido liberando algunos nuevos instrumentos de ayuda para las pymes. Hoy nos encontramos con la paradoja de que la tasa que puede conseguir una pyme para financiarse, es mucho más baja que la que consigue una gran empresa”, aseguró Casas Arregui.

“Un acuerdo en descubierto para un empresa grande llegó a estar en una tasa de 60 – 65%, mientras que una pyme puede descontar cheques en el mercado de capitales a 30% más gastos, con lo cual puede llegar a 34%”, indicó y agregó: “Hay una diferencia notable de lo que se puede obtener como pymes a través de trámites muy sencillos”.
Asimismo, refirió que existen distintas alternativas que están funcionando desde el Ministerio de Producción, desde el BICE y desde otros organismos que son “muy interesantes”.
“Por otra parte y a diferencia de lo que se cree, todo lo que uno consigue en el mercado de capitales no quita la posibilidad de conseguir alguna otra alternativa en el mercado bancario. Es decir, las opciones no son esto o aquello, sino esto y aquello, con lo cual cada quien utiliza lo que en cada momento le conviene”, finalizó el especialista.

La herramienta

– El cheque de pago diferido (CPD) es una orden de pago cuyo vencimiento opera con posterioridad a la fecha de su emisión. El plazo máximo para la fecha de pago de un CPD es de 360 días. Los mismos pueden ser patrocinados (cuando la solicitud incumbe a la libradora) o avalados (por una sociedad de garantía recíproca o una entidad financiera).
– Los CPD se negocian mediante una subasta. En la misma, el valor de la oferta es el equivalente a la tasa anual de descuento que aplica el oferente sobre el monto total de los CPD ofrecidos, el cual se expresa en porcentaje.