Home  >   Mercado Financiero   >   La industria de los fondos comunes de inversión perdió más 160 mil millones de pesos

La industria de los fondos comunes de inversión perdió más 160 mil millones de pesos

Sucedió desde fines de abril hasta julio (último dato disponible), debido al desarme de las Lebac que anunció el Banco Central. Así, el mercado de este tipo de fondos pasó de representar 46% de esta industria al 30%, en el séptimo mes del año

La corrida cambiaria que comenzó a fines de abril y que, pese a varios intentos del Gobierno nacional -entre ellos el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI)- parece no tener fin, causó -entre otras cosas- que la industria de los fondos comunes de inversión (FCI) de renta fija a corto plazo, conocidos como T+1(duration inferior a un año, con un plazo de rescate de 24 horas hábiles) , perdiera más de 160.000 millones de pesos por la salida de inversores de este tipo de instrumentos que invertían, mayoritariamente en Lebac, letras del Banco Central de la República Argentina (BCRA).
Así lo detalló un informe de Fix SCR, la filial local de la calificadora de riesgo Fitch Ratings, que mostró la caída registrada desde abril y hasta fines de julio (último dato disponible).
De este modo, el mercado de este tipo de fondos pasó de representar cerca de 46% de una industria del 700.000 millones de pesos, es decir unos 315.000 millones de pesos, a poco más de 160.000 millones de pesos, cerca de 30% de la industria.
En contrapartida se observó el crecimiento de la participación relativa de los fondos Money Market (fondos de corto plazo que invierten en bonos públicos y privados de empresas líderes), que pasaron de ocho a 18 por cientode la industria.

Respecto de los fondos T+1, Fix explicó: “El rendimiento que registraron estos fondos en promedio, por encima de la tasa de los plazos fijos, junto con la disponibilidad de fondos en 24 horas, impulsaron su crecimiento, incluyendo el significativo incremento del sector minorista. No obstante, entre los meses de mayo, junio y julio, con la corrida cambiaria, hubo rescates por más de 160.000 millones de pesos, cayendo la participación al 30% del total”.
En efecto, el buen rendimiento en términos reales registrado por las Lebac durante los últimos tiempos, sumado a la seguridad que brindaba que su emisor fuera el mismo BCRA, hizo que tanto inversores individuales como institucionales se volcaran a estos instrumentos.
“Sin embargo, ante la prohibición a las compañías de seguros de invertir en Lebac, directa o indirectamente, y luego por el pago de los rescates en el resto de los fondos del segmento, su participación bajó de 80% en enero de 2018 a cerca de 67% a fines de julio”.
Y agregó: “El reciente anuncio del BCRA de la cancelación de las Lebac en el corto plazo abre el interrogante sobre el futuro de estos fondos y su composición, dada la falta de un sustituto perfecto (las Letes en pesos poseen menos liquidez)”, agregó el reporte.
Sucede que mientras se desarmaron unas 66.000 millones de cuotapartes en FCI de renta fija de corto plazo T+1, sólo se incorporaron 15.000 millones de cuotapartes en fondos Money Market, lo que genera “incertidumbre sobre el futuro de la industria”.

Según el informe, los fuertes rescates sufridos por estos fondos presionaron sobre la liquidez, mientras que el significativo incremento de tasas implicó un descenso en el precio de los activos en cartera.
El comportamiento fue dispar. Mientras en los fondos compuestos en su totalidad o en su gran mayoría por Lebac, el descenso en el precio fue inmediato, en aquellos con posicionamiento significativo en otros instrumentos se evidenció un comportamiento disímil, en el que algunos evidenciaron fuertes caídas diarias en el valor de la cuotaparte y, en promedio, registraron un menor desempeño en el período.
En ese sentido, Fix SCR alertó sobre que, con la normativa vigente de valuación de activos, fundamentalmente en casos de estrés como el actual, se deja cierta discrecionalidad a las administradoras para la valuación de instrumentos que no cotizan habitualmente, pudiendo evidenciarse comportamientos diferentes entre fondos de similares.
“Asimismo, podrían observarse diferencias marcadas entre los precios de activos en cartera de algunos fondos y los de realización en caso de ser necesaria su venta para afrontar rescates, lo que deriva en un mayor riesgo de liquidez y una eventual transferencia de riqueza”, reportó Fix SCR y advirtió: “Estos riesgos son mayores para los fondos que registran un elevado porcentaje de activos ilíquidos, con alta concentración por cuotapartista y que no han reflejado en sus valuaciones el fuerte incremento de las tasas de interés nominales”.