Home  >   Mercado Financiero   >   Coinciden en que el cambio de nombre no da mayores certezas

Coinciden en que el cambio de nombre no da mayores certezas

Analistas financieros evaluaron que el ex ministro de Finanzas, Luis Caputo, puede calmar en el corto plazo “la inquietud” de los mercados que se manifiesta en la suba imparable del dólar. Sin embargo, consideran que faltan medidas o personas para enfrentar el largo plazo

Por Cecilia Pozzobon – cpozzobon@comercioyjusticia.info

Luego de que el hoy ex ministro de Finanzas, Luis Caputo, fue designado el jueves a la noche nuevo presidente del Banco Central de la República Argentina (BCRA) tras la renuncia de Federico Sturzenegger, y de que el Gobierno dispuso la reunificación de los ministerios del área económica, analistas del mercado local coincidieron en que esas medidas no dan mayores certezas.
Eso quedó expuesto también con la nueva escalada que registró el dólar durante la jornada del viernes cuando alcanzó los 28,84 pesos.
En diálogo con Comercio y Justicia, Aníbal Casas Arregui, presidente de S&C Inversiones, graficó diciendo que “el dólar está alcanzando niveles poco controlables” y espera que la situación “no afecte a los bancos”.
Sin embargo, y mostrándose cauto, consideró que “Caputo es extremadamente hábil para calmar los mercados en el corto plazo”.

“Hoy por hoy, lo que tiene que hacer el Gobierno es volver a ‘setear’ las expectativas para que esto se calme, y probablemente Caputo sea el adecuado para ese rol. Habrá que ver con quienes lo rodean en el Central para afrontar el después”, ya que no podía asegurar que se trate del “técnico que necesite el BCRA a largo plazo”.
En la misma línea, Lucas Croce, de LCD Asesores Financieros, indicó a este medio que “todos esto no es más que un cambio de nombre”
“Si bien es bueno que se haya hecho porque la figura de Sturzenegger había perdido el activo más importante que debe tener un presidente del Banco Central: la credibilidad -problema que el mercado se cobra muy caro-, Caputo deberá demostrar que puede ganarse la confianza”, dijo.
“El Gobierno ha basado gran parte de su política económica en el endeudamiento externo, con lo cual, en ese sentido, se puede decir que como ministro de Finanzas, Caputo ha hecho muy bien su trabajo. Ahora, lo que debe hacer para adelante no es el mismo. Las políticas monetarias son diferentes a las financiera. Deberá demostrar que puede hacerlo”, agregó.
A su entender, el problema de fondo es que el Gobierno nacional “no muestra mayor convicción en para bajar el déficit, bajar el gasto, ya que sumar ingreso no puede porque la presión impositiva es la más alta de la historia”.
Dijo: “Da la sensación que de nuevo se impone la política por sobre la ortodoxia económica, porque queda Dujovne al frente de todo, tras la unificación de Finanzas y Hacienda, y yo veo a Dujovne con poca convicción para bajar el gasto, la arista más importante de este problema”.
En ese sentido, si bien consideró que la baja de déficit se está “intentando”, graficó que el gradualismo ya pasó a ser “casi una cámara lenta”.

Hacia adelante
La cotización del billete estadounidense preocupa por cuanto la suba puede impactar en la economía doméstica.
En ese sentido, Casas Arregui adelantó que no cree que la cotización “se quede quieta en los próximos días”.
“Solamente va a bajar o estabilizarse cuando el Banco Central logre que baje, es decir, si el dólar sube a 30 pesos, que el BCRA lo bajen a 27, y si vuelve a subir a 29, lo vuelva a bajar, hasta que la gente sienta que pierde plata por comprar dólares”, dijo y agregó: “Creo que Caputo es un persona capaz de hacer eso”.
“A mediano plazo sigo siendo no tan pesimista, o algo optimista de que esto se va a solucionar, pero con un costo mucho mayor para la economía que si se hubiera hecho de manera ordenada y hace tiempo”, consideró.
Finalmente, dijo que hay que “ser prudentes, no tomar decisiones arriesgadas. Es momento de preservar capital y no de arriesgarlo”.

 – El ministerio unificado licitará hoy lunes dos instrumentos: un bono peso dólar a un año y un bono en pesos a tasa fija a dos años, por un monto total de hasta 4.000 millones de dólares. La emisión no estaba programada. Es la primera luego de los cambios realizados en Hacienda y el Banco Central.
– La primera licitación será de Bonos de la Nación en moneda dual 2019, instrumento que paga el mejor rendimiento entre una tasa determinada en pesos o una actualización por dólar más tasa fija. La segunda será por Bonos del Tesoro en pesos con vencimiento en noviembre de 2020 (Bote 2020). La recepción de ofertas será entre las 10 y las 15 horas de hoy.