Home  >   Justicia   >   Thomsen y Pertossi se negaron a responder preguntas

Thomsen y Pertossi se negaron a responder preguntas

Luego de un mes y un día de silencio, Máximo Thomsen y Ciro Pertossi, los principales acusados en el crimen de Fernando Báez Sosa se sentaron ayer frente a la fiscal Verónica Zamboni. Según se conoció, ambos acusados se negaron a declarar formalmente y a contestar preguntas. Dijeron -además- no saber de qué se los acusa e hicieron cuestionamientos respecto a la instrucción y a la anterior indagatoria del 19 de enero pasado, al día siguiente de ser detenidos.

Los planteos de los acusados están en sintonía con el pedido de recusación de la fiscal que había presentado el abogado defensor Hugo Tomei el jueves último, durante una audiencia previa a la resolución de la prisión preventiva. Tomei presentó una denuncia penal contra la fiscal, a la que acusa de privación ilegítima de la libertad, falsificación de documento público y falsedad ideológica. Sostiene que se les tomó indagatoria sin darles detalles del caso ni las pruebas existentes en su contra. 

Además, cuestionó una rueda de reconocimiento por incumplimiento de pasos procesales y pidió la nulidad de la declaración de un testigo más que relevante, quizás uno de los que mejor relató ante la fiscal lo que aconteció aquella madrugada frente al boliche, quiénes estaban y qué rol tuvieron en el crimen de Fernando Báez Sosa.

Las  indagatorias a los ocho rugbiers se demoraron cuatro horas en comenzar, luego de que Tomei exigió la presencia del juez de Garantías de la causa, David Mancinelli.

Los acusados llegaron minutos después de las 8 a la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 6 de Villa Gesell, en un ómnibus del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) que los trasladó desde la Alcaidía de la Unidad Penitenciaria 6 de Dolores, donde están detenidos. La llegada fue algo accidentada: la idea era ingresar a los ocho acusados a un galpón de la secretaría para evitar la exposición, pero el vehículo se encajó en la arena y los ochos jóvenes debieron bajar del vehículo y entrar por primera vez a cara descubierta.

Thomsen y Pertossi fueron los acusados originales de la autoría material del crimen, imputación que se extendió a los otros seis detenidos.

 Mientras tanto, se espera que hoy declaren Alejo Milanesi y Juan Pedro Guarino, ambos en libertad, acusados de ser partícipes necesarios del hecho.

Mientras continúan las indagatorias, el Servicio Penitenciario Bonaerense espera la confirmación de las prisiones preventivas para trasladar a los rugbiers fuera del penal de Dolores, donde se encuentran aislados en una celda de alcaldía, hacia una cárcel más cercana a sus familias, como alguno de los penales ubicados en la zona de Campana.