Suspendieron provisionalmente las prisiones domiciliarias en la provincia de Buenos Aires

El fiscal Altuve acudió con éxito ante la máxima instancia local, luego de que la Casación Penal provincial rechazara la apelación que promovió en contra del fallo que hizo lugar a un hábeas corpus colectivo

La Corte Suprema de Justicia de la Provincia de Buenos Aires admitió el recurso de queja presentado por el fiscal Carlos Altuve y suspendió provisionalmente el otorgamiento de prisiones domiciliarias a presos por presunto riesgo de contagio de coronavirus.

Altuve acudió ante la máxima instancia local luego de que la Cámara de Casación Penal bonaerense rechazó la apelación que promovió en contra del fallo emitido por el vocal Víctor Violini, quien el 17 de abril hizo lugar a un hábeas corpus colectivo presentado por los defensores públicos para que se les otorgara aquel beneficio a los internos.

El agente le reclamó a la Corte que analizara el caso por la gravedad institucional del fallo del Violini que, según argumentó, vulneró la garantía del juez natural que debe debe conocer en la situación de privación de libertad de los encausados que están a su disposición, al otorgarle el arresto domiciliario a un número indeterminado de personas.

Promos Naranja

 

Delito leve

Al apelar, sin éxito, Altuve cuestionó la forma en la que se implementó el decisorio. Según destacó, no precisó cómo evaluar si un delito era leve a la hora otorgar morigeraciones de encierro.

Bajo esa premisa, reclamó que se esclareciera ese escenario antes de empezar a ejecutar las salidas, pero la Casación consideró que mientras durara el trámite del recurso la sentencia en crisis debía acatarse.

Cabe recordar que la Cámara le había dado luz verde al pedido de los 19 defensores generales de la Provincia, después de mantener reuniones con los letrados, fiscales -entre ellos, Altuve- y representantes del Gobierno de la Provincia.

Para el recurrente, Violini resolvió extra petita porque con sus recomendaciones a los jueces inferiores incluyó a más internos.

En tanto, Altuve hizo hincapié en que antes del recurso colectivo ya se habían otorgado hábeas corpus individuales a presos mayores de 60 años o con patologías y resaltó que la Casación no fijó un criterio para definir qué es un delito leve y uno grave.

El fiscal no tuvo éxito ante la máxima instancia en lo criminal provincial y acudió a la Corte; esta vez, con resultados: ésta aceptó tratar su recurso y analizará si cabe revocar el hábeas corpus colectivo, y dejó en suspenso los efectos del decisorio impugnado.

Antes de pronunciarse sobre el fondo de la cuestión, los jueces Daniel Soria, Luis Genoud, Eduardo Pettigiani, Hilda Kogan, Sergio Torres y Eduardo de Lázzari le requirieron a la inferior la inmediata remisión del expediente a fin de que el procurador General, Julio Conte Grand, dictamine. Lo propio deberá hacer el defensor General bonaerense, Mario Coriolano.

Se espera que el fallo, que podría dictarse esta semana, sirva para unificar un criterio para los jueces que tienen a su cargo personas detenidas, quienes piden morigeraciones o libertades a raíz de la pandemia.

 

Revisiones

En declaraciones a la prensa, Altuve sostuvo que está conforme con la decisión de la Corte bonaerense y aseguró que espera que a partir de la sentencia de fondo se puedan poner en marcha revisiones de algunos de los beneficios otorgados.

“Me alegra la noticia y, evidentemente, si ha tomado esta decisión, la Corte va a entrar a tratar el fondo de la cuestión, que es lo que realmente interesa no solamente al Ministerio Público Fiscal sino a toda la comunidad”, expresó.

Altuve aclaró que lo que se suspendió es “lo que está en trámite” y detalló que las morigeraciones o prisiones domiciliarias que ya fueron dispuestas por los jueces bonaerenses a quienes les llegó la orden de la Casación siguen vigentes hasta tanto se resuelva definitivamente el tema.

“De acuerdo al resultado del fallo de la Corte, quienes se habían opuesto a ese tipo de medida lo harán nuevamente y los jueces reverán la posición que habían tomado”, puntualizó.

 

Diferentes casos

El fiscal también indicó que hay diferentes casos a tratar porque consideró que algunos jueces cumplieron “a rajatabla” la resolución de la Casación y otros que lo han hecho en su convencimiento o “porque correspondía”.

“No confundamos. Tal vez no todos los arrestos domiciliarios que fueron concedidos debo sospechar que están mal concedidos. Lo que sí supongo es que en cada caso particular después los jueces podrán rever lo que han resuelto a partir de lo que diga la Corte”, concluyó.

Coronavirus

-El 3 de abril, los 19 defensores generales de la Provincia de Buenos Aires pidieron que fueran liberados los presos integrantes del grupo más susceptible al contagio de coronavirus.

-El vocal de Casación, Violini, hizo lugar al hábeas corpus el 5 de abril, luego de una audiencia con el defensor General Coriolano, el fiscal General Altuve y el subsecretario de Políticas Penitenciarias del Ministerio de Justicia, Lisandro Pellegrini, entre otros.

-Altuve presentó su recurso el 14 de abril. Cuestionó la forma como se implementó el fallo y denunció que no detalló cómo evaluar qué es un delito leve, entre otras falencias.

En el fallo en crisis, el camarista de Casación Violini estableció que los presos que podrían acceder a la domiciliaria eran los mayores de 65 años, las mujeres embarazadas, los detenidos con enfermedades preexistentes y los que estén involucrados en delitos leves, aunque no detalló de qué ilícitos se trataba. A esa falencia apuntó el fiscal.

En Buenos Aires hay unos 50 mil detenidos y los problemas no son nuevos. En diciembre, 10 mil internos acataron una huelga de hambre en exigencia de mejoras de condiciones edilicias y sanitarias. También, que los jueces agilizaran el tratamiento sus sus procesos y pedidos.