Home  >   Justicia   >   Sin ingresos, el Poder Judicial recurrió a los ahorros para pagar gastos corrientes

Sin ingresos, el Poder Judicial recurrió a los ahorros para pagar gastos corrientes

El monto que ingresa en concepto de tasa de justicia es ínfimo y se debió acudir a plazos fijos para afrontar las erogaciones. A los desembolsos comunes se sumaron más de 8 millones de pesos en inversión en equipamientos de higiene y seguridad para los tribunales de toda la provincia

 

 

Por Silvina Bazterrechea- sbazterrechea@comercioyjusticia.info

 

El aislamiento social, preventivo y obligatorio puso en jaque las arcas del Poder Judicial de Córdoba que, en estos últimos dos meses, ha visto disminuidos prácticamente en su totalidad los ingresos que recibe en concepto de tasa de justicia.

La Justicia de Córdoba percibe 720 millones de pesos anuales provenientes del pago de la mencionada tasa, un promedio de 60 millones de pesos mensuales, dinero que utiliza en su gran mayoría para cubrir los gastos corrientes que implica el funcionamiento de los tribunales en toda la provincia, la compra de algunos bienes de capital y una parte menor a la inversión de obra pública, esto es a la construcción de nuevas sedes judiciales.

Según explicó a Comercio y Justicia el director General de Administración del Poder Judicial de Córdoba, Augusto Bartolomei, desde que comenzó la feria judicial extraordinaria la recaudación ha sido “insignificante” y hoy se están cubriendo los gastos con ahorros que tenía el Poder Judicial en sus cuentas a plazo fijo. “Cuando se acaben esos ahorros no tenemos más dinero”, afirmó con preocupación Bartolomei, quien explicó que se han hecho “recortes de todo tipo”. No obstante, son muchos los gastos que no pueden recortarse, según explicó. Cabe destacar que el Poder Judicial abona de su “caja chica” gastos vinculados, por ejemplo, con los reactivos que utiliza la Policía Judicial en sus investigaciones, cuya inversión es cada vez más onerosa porque son productos importados. 

Los gastos corrientes -luz, gas, agua, mantenimiento de ascensores, de equipos de climatización y movilidad de la flota de automóviles- también forman parte de lo que está a cargo del Poder Judicial.

Bartolomei destacó que la crisis económica y los gastos crecientes han venido achicando en los últimos años la posibilidad de que el Poder Judicial pueda desembolsar más dinero para la construcción y refacción de nuevas sedes judiciales. “Este año pudimos invertir 70 millones y, en este contexto, el año próximo no podremos invertir nada”, advirtió.

Los gastos de la pandemia

La reapertura de los tribunales del interior obligó a la Justicia de Córdoba a adquirir equipos de seguridad e higiene para hacer frente a la pandemia.

Según precisó Bartolomei, la inversión en la compra de los insumos ascendió 8 millones de pesos. El funcionario aclaró que se compró un stock inicial importante de elementos, que incluyó algunos que también utilizarán los tribunales de la ciudad de Córdoba cuando vuelvan a abrir sus puertas.

Cabe recordar que el Poder Judicial entregó a cada agente judicial un kit de seguridad -que incluye máscaras, alcohol en gel y barbijos-, además de que se compraron termómetros digitales para controlar la temperatura a quienes ingresen a las dependencias judiciales y elementos de limpieza para los baños de los tribunales.

Distribución

El Tribunal Superior de Justicia (TSJ) ve con preocupación la situación económica que afronta el Poder Judicial y, según pudo conocer Comercio y Justicia, por estas horas intenta avanzar con nuevas disposiciones que permitan reactivar el ingreso de causas provenientes del fuero Civil y Comercial, habida cuenta de que ellas implican 90% de lo recaudado en concepto de tasa de justicia. 

Hay que decir, además, que 70% de lo que se recauda por este ítem corresponde a los tribunales de la ciudad de Córdoba, que aún no abrieron sus puertas y es donde rigen las mayores restricciones del aislamiento, social, preventivo y obligatorio, lo que agrava aún más la situación financiera del Poder Judicial de Córdoba.

Medidas paliativas

En un intento por mejorar los ingresos en este contexto, el TSJ dispuso que pueden pagarse en forma electrónica todas las tasas de justicia, ya sea las derivadas de servicios administrativos como las que surjan en el ámbito jurisdiccional. También pueden abonarse las cuotas de los planes de pago. 

Asimismo, en las próximas semanas estará habilitado el pago de estas tasas con  tarjetas de débito y crédito, según adelantó Bartolomei a este medio.

Cómo pagar la tasa en forma electrónica

Para abonar una tasa de justicia, en cualquier sede judicial de la provincia, los usuarios tienen que ingresar en la página web www.justiciacordoba.gob.ar, a la sección Servicios/Tasa de Justicia, y consignar los datos de la causa o el trámite, del mismo modo que se venía realizando hasta ahora para la generación del comprobante. El contribuyente podrá imprimirlo o bien utilizar el botón de pago electrónico que se le habilitará una vez que haya completado los datos. En este último caso, la cancelación podrá hacerse mediante transferencia bancaria con el CBU de la cuenta de origen. 

Comentarios (2)

  1. Alcides Segundo Ferreyra dijo:

    Excelente la seriedad de la información, pues informan sin opinión, dejando librada la opinión al lector gracias

    Responder
  2. FERNANDO dijo:

    Lo que tienen que hacer, para cobrar la Tasa de Justicia, es presentar un protocolo de bioseguridad, con restricción del número de empleados que asisten al lugar de trabajo, y otras medidas para reducir riesgos, y volver a trabajar. No hay secretos. Si esperan que nadie se contagie, no van a volver a abrir, porque es imposible garantizar que nadie se va a contagiar; es un virus, está entre nosotros, y no se va a ir por el paso del tiempo. También hay que decir que es un virus, con baja mortalidad, no es Ébola, o alguna peste de hace 100 años atrás o más; pero se lo ha demonizado tanto, y se lo sigue haciendo, a tal punto, que quien manifiesta interés en trabajar, siendo realista respecto de los riesgos, y sus consecuencias, es acusado lisa y llanamente de un propagador de plagas incurables, un asesino de masas, un falto de solidaridad, un capitalista insensible, y todo lo que se les ocurra. Hay que dejar el dramatismo, porque sino, antes de esta pandemia, el Poder Judicial debería haberse negado a trabajar, al morir en nuestro país casi 32.000 personas por año, a causa de neumonía e influenza (link para corroborar la información: https://www.telam.com.ar/notas/202002/435411-casi-32-mil-personas-mueren-por-ano-en-argentina-por-neumonia-e-influenza.html). Al T.S.J. le está pasando, lo que nos pasa a muchos trabajadores independientes y en relación de dependencia del sector privado, si no se trabaja, no hay ingresos, y los egresos, no entran en cuarentena. Claro, esta es solo una idea de un etiquetado asesino de masas, que pide algo tan extraordinario, como es en estos días, que se trabaje, con los protocolos correspondientes.

    Responder

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *