Se profundiza el conflicto: judiciales tomaron el salón de los Pasos Perdidos

Los empleados judiciales de Córdoba comenzaron ayer con una toma pacífica del salón de los Pasos Perdidos tras la falta de respuesta del Tribunal Superior de Justicia al reclamo que vienen sosteniendo por el pago de 10 % de aumento retroactivo a noviembre.

La medida fue adoptada sorpresivamente por los judiciales  luego de que el Alto Cuerpo les informara que dicha suba recién será abonada en el mes de febrero, en tanto que no hay fecha para el pago de los retroactivos correspondientes.

 El secretario general de la Asociación de Empleados del Poder Judicial de Córdoba (AGEPJ), Federico Corteletti, informó al cierre de esta edición que la toma iba a continuar toda la noche y convocó a una concentración en el Palacio de Tribunales I para la jornada de hoy.

Cabe recordar que los judiciales comenzaron  al mediodía un paro de actividades que continuará durante toda la jornada de hoy, por lo cual la actividad en los tribunales se verá notablemente resentida.

Promos Naranja

Los reclamos de los empleados fueron escuchados por la presidenta del TSJ, María Marta Cáceres de Bolatti, quien ayer recibió a la conducción de AGEPJ, tras lo cual prometió hacer gestiones para destrabar los fondos necesarios para cumplir con el aumento salarial.

No obstante, hasta anoche no había novedades y los judiciales resolvieron entonces mantener las medidas de fuerza. 

Desde que comenzó el año, los empleados recibieron dos aumentos, un tramo de 10 % en marzo ( correspondiente a la pauta del año anterior)  y otro de 15% correspondiente a 2019.