Home  >   Justicia   >   “Quiero un Consejo de la Magistratura que sea federal”

“Quiero un Consejo de la Magistratura que sea federal”

Miguel Piedecasas asumirá esta semana la presidencia del cuerpo. Promete un 2018 con más concursos, menos vacantes, más control por medio de auditorías de los tribunales y una “revolución tecnológica” para el Poder Judicial. Es optimista respecto de la reforma que impulsará el Gobierno para el organismo, que -según su opinión- debería contar con más letrados y una representación que incluya a los profesionales del interior del país

Por Silvina Bazterrechea – sbazterrechea@comercioyjusticia.info

El representante de los abogados del interior, Miguel Piedecasas, fue designado como nuevo presidente del Consejo de la Magistratura de la Nación. El letrado, a partir de este jueves, quedará en reemplazo de su par Adriana Donato. Como vicepresidente fue elegido el consejero-juez Luis María Cabral.
Piedecasas es abogado y profesor universitario. En los últimos meses tuvo una activa participación en el cuerpo, ya que llevó adelante -junto al diputado nacional del PRO Pablo Tonelli- la acusación contra el ex camarista Eduardo Freiler.
En diálogo con Comercio y Justicia, el letrado asegura que en 2018 el Consejo de la Magistratura avanzará en 200 ternas, lo que le permitirá mejorar aún más la performance en lo que a selección de magistrados se refiere. El control de gestión y las auditorías sobre los tribunales es otro de los desafíos que Piedecasas planea afianzar en un año que promete profundas reformas que incluirán al organismo de la selección y destitución de magistrados.

– ¿Qué expectativas tiene para este nuevo año frente a la presidencia del Consejo de la Magistratura? ¿Cuáles serán las prioridades?
– Son muchas, seguiremos trabajando para reducir las vacantes en el Poder Judicial. Cuando comenzamos estábamos en 30% y hoy debemos estar en 20%. No tengo dudas de que 2018 será mejor, se han incorporado nuevos consejeros y va a haber un gran apoyo. Creo que todos han entendido para qué estamos en el consejo y es para tomar exámenes, elevar ternas, analizar desempeños y trabajar todos juntos.
Por otra parte, vamos a continuar con las auditorías. Vamos a recibir las auditorías en materia de corrupción. Se terminó la segunda etapa en materia de auditoría de narcotráfico y no descartamos impulsar otras auditorías en otros fueros como un mecanismo de control de gestión. También estamos esperando las dos auditorías ordenadas en el propio Consejo de la Magistratura. Pensamos que fines de diciembre o febrero vamos a publicar los resultados y eso nos va a obligar a un rediseño del sistema informático del Poder Judicial que me parece que es uno de los grandes desafíos. En materia de infraestructura vamos a apostar todo a la revolución tecnológica.

– ¿El presupuesto 2018 alcanzará para resolver cuestiones que requieren de dinero para su desarrollo y implementación?
– El presupuesto lo hemos elevado según los requerimientos que nos han brindado, pero también hay que analizar los aportes del Ministerio de Justicia y del Ministerio de Modernización, que no están incorporados dentro del presupuesto pero van a ser elementos positivos porque son inversiones indirectas.

– ¿El proyecto de subrogancias que ya tiene media sanción del Congreso va a ayudar a cubrir vacantes?¿Cómo lo analiza?
– Es muy positivo, espero que el Senado lo apruebe rápido, eso vuelve a la lista de conjueces, lo que va a permitir alejarnos de la discrecionalidad que hubo con la anterior ley, que fue declarada inconstitucional. La lista de conjueces por sorteo público garantiza a los ciudadanos que quien llega a conjuez ha superado los exámenes en el Consejo de la Magistratura. Vamos a terminar con un gran problema.

– Se avecina una reforma en el Consejo de la Magistratura. ¿Qué aspectos debiera incluir dicha reforma?
– El primer aspecto es elevar el número de abogados a cuatro por lo menos, con representación igualitaria en Capital e interior. Paralelamente elevar el número de jueces y el número de académicos para que los estamentos que no son políticos tengan un volumen suficiente que garantice el equilibrio que dicta la Constitución. En segundo lugar, volver a incluir a los abogados en la comisión de selección y como jurados, porque el abogado es un elemento dinámico importantísimo en el Consejo de la Magistratura. También hay que aprovechar la oportunidad para darle mayor peso al sistema de auditorías y apostar a la modernización con oficinas de estadísticas que necesitamos porque todavía tenemos una estructura muy burocrática, muy atada al expediente papel. Por último, entiendo que es importante consagrar en la ley aspectos referidos a la transparencia y el acceso a la información pública.

-Hay una diferencia entre abogados de Capital e interior, cada uno con su propio proyecto de reforma. ¿De cuál proyecto está más cerca?
– Yo tengo mi propio proyecto, que es el de la representación igualitaria entre los abogados de Capital e interior; si son cuatro, serán dos y dos. ¿Por qué se explica esto? Porque también es cierto que la mayor concentración de justicia nacional y federal es en Capital Federal. Hoy estamos distribuidos en una proporción de 70 a 30, es decir, 70% de los tribunales está en Capital Federal y el otro 30%, en el interior, pero también es cierto que los abogados del resto del país somos mucho más que los de Capital Federal, entonces me parece que una representación de dos y dos está muy bien.

– ¿Y cómo debería ser esa elección?. Porque hay propuestas de cambiar el sistema…
– El sistema de elección no importa, si es distrito único o separado, lo que hay que garantizar es que esa elección le de a los abogados la representación que corresponde. Yo quiero un consejo federal y para que sea federal en todos los estamentos debe garantizarse la representación del interior del país.

– ¿Y es factible que un proyecto de esta naturaleza ingrese y sea aprobado en el Congreso?
– Es factible y creo que se va a aprobar, soy optimista.

– Hubo algunas críticas de los abogados cordobeses que aseguran no sentirse representados por usted en el Consejo de la Magistratura. ¿Qué tiene para decir de eso?
– Yo no me meto en la cuestión de los abogados de cada uno de los distritos. Yo tengo que representar a los abogados de todo el país. Sin embargo, considero que los abogados de Córdoba se han sentido representados y hay muchos abogados de esa provincia que trabajan conmigo. Se le ha dado a Córdoba la importancia que se merece, hemos cubierto todas las vacantes de la jurisdicción de Córdoba, Bell Ville está cubierto después de mucho tiempo, hemos apoyado cuestiones para mejorar la infraestructura.. Yo hablo en positivo y si hay una crítica, hay que recibirla y atenderla, ver de qué se trata y trabajar institucionalmente, después cada uno tendrá su espacio de pensamiento. El mío tiene un fuerte apoyo de los abogados de Córdoba.