Home  >   Justicia   >   Procesan a Menem por la voladura de la Fábrica Militar

Procesan a Menem por la voladura de la Fábrica Militar

La Cámara Federal de Córdoba agravó la acusación del ex presidente y lo sindicó como autor mediato del delito de estrago doloso agravado por muerte de personas

A casi 23 años de la voladura de la Fábrica Militar de Río Tercero, la Sala A de la Cámara Federal de Apelaciones de Córdoba -por mayoría- resolvió procesar al ex presidente Carlos Saúl Menem por del delito de estrago doloso agravado por la muerte de personas.
Con el voto de los jueces Eduardo Ávalos y Graciela Montesi -en minoría lo hizo el camarista Ignacio Vélez Funes-, los jueces agravaron la situación procesal de Menem, a quien ahora lo acusan ya no como instigador sino como autor mediato de aquel siniestro, ocurrido en noviembre de 1995.
El fallo deja al juez federal de Río Cuarto en condiciones de pedir que se realice un segundo juicio, pero esta vez sólo con Menem como imputado.

No obstante, el veredicto puede ser apelado ante Casación Penal e incluso llegar hasta la Corte Suprema. De este modo, si hubiere un eventual segundo juicio en Córdoba, éste demoraría un par de años.
El primero por las explosiones en Río Tercero ocurrió hace cuatro años y terminó con la condena de cuatro militares que desempeñaban cargos en la empresa estatal Fabricaciones Militares. En aquella oportunidad, el Tribunal Federal 2 de Córdoba consideró que fue un hecho “intencional, programado y organizado” con el objeto de ocultar las maniobras de ventas ilegales de armas a Croacia y Ecuador entre 1991 y 1995. El fallo fue luego confirmado en segunda instancia.

Posturas disímiles
Hace un mes, la Cámara Federal de Córdoba realizó la audiencia en la que el abogado de Menem reclamó su sobreseimiento, y la Fiscalía y los querellantes solicitaron su procesamiento.
Omar Daer, defensor del expresidente, argumentó la prescripción por “exceso del plazo razonable” para su juzgamiento y consideró que no está probada la vinculación entre la venta ilegal de armas y las explosiones en Río Tercero.
En cambio, el fiscal Alberto Lozada y los abogados querellantes Ricardo Monner Sans, Aukha Barbero y Horacio Viqueira reclamaron el procesamiento al considerar, entre otros indicios, que el fallo de Córdoba concluyó que las explosiones fueron un atentado programado para ocultar pruebas de las exportaciones ilegales de armas y que, a su vez, en otro juicio en Buenos Aires, Menem fue condenado por aquellas operaciones de contrabando de armamento a Croacia y a Ecuador entre 1991 y 1995.

Un laberinto judicial
En agosto de 2013, el juez federal de Río Cuarto, Carlos Ochoa, había dictado el procesamiento de Menem. En febrero de 2014 ese procesamiento fue revocado y resultó sobreseído por la Cámara Federal de Córdoba. Ese fallo fue recurrido por los querellantes. La Cámara Nacional de Casación Penal hizo lugar en 2017 a ese planteo y derivó el caso nuevamente a Córdoba, dejando a Menem otra vez como imputado.
La misma Cámara cordobesa que en 2014 sobreseyó a Menem revisó ahora su situación procesal ante esta nueva instancia. De los tres miembros de entonces, sólo uno permanece en ese cargo, Ignacio Vélez Funes, quien ayer votó en disidencia.

Menem ya tiene una condena de siete años de prisión por el contrabando de armas, aunque esa sentencia se encuentra apelada ante la Suprema Corte de Justicia de la Nación.