Home  >   Justicia   >   Peritos confirman que la explosión fue intencional

Peritos confirman que la explosión fue intencional

ACUSADOS. Jorge Cornejo Torino, Marcelo Gatto, Carlos Franke y Edberto González de la Vega.

Dijeron que el fuego habría sido causado con detonadores en forma simultánea y por alguien que sabía de la materia. Negaron que el trotyl hubiese iniciado el incendio.

La hipótesis de que las explosiones ocurridas en la Fábrica Militar de Río Tercero fueron intencionales y programadas tomaron fuerza ayer con la declaración de los dos primeros peritos que fueron citados en el juicio que se sustancia en los tribunales federales de Córdoba.

Durante la segunda audiencia del juicio oral, que duró varias horas, declararon los peritos oficiales Oscar Sicilia y Héctor Zanoni. En primer término, Sicilia aseguró que lo que causó la explosión de aquel 3 de noviembre de 1995 “no fue trotyl por la manera y la velocidad de la quema” del material, y agregó que las explosiones habrían sido “provocadas con detonadores, en forma simultánea” y por “alguien que sabía” sobre la materia.

Después de declarar más de tres horas, Sicilia confirmó así que aquella noche se produjeron dos explosiones simultáneas y no una. “La explosión menor fue utilizada para frenar la onda expansiva y atenuar así los resultados de la explosión”, explicó.

Tras la audiencia que duró varias horas, uno de los abogados querellantes, Horacio Viqueira, aseguró a Comercio y Justicia que “los testimonios fueron muy importantes, porque sirvieron para ratificar la pericias practicadas y confirmar la hipótesis de un incendio intencional y dirigido”.

Luego de escuchar las declaraciones, el Tribunal Oral en lo Criminal Federal 2 integrado por los vocales Carlos Lascano, José Pérez Villalobo y Mario Garzón dispuso un cuarto intermedio hasta el próximo martes, ocasión en la que seguirán declarando otros peritos, entre ellos Daniel Yorio, cuyo testimonio fue postergado para esta jornada.

El juicio y los acusados
La primera audiencia de este juicio demandó seis horas para la lectura del auto de elevación a juicio y resolver los planteos de nulidad del proceso que efectuaron en forma unánime los defensores que fueron rechazados de manera unánime por el Tribunal.

Cabe recordar que en este juicio están acusados Jorge Cornejo Torino y Marcelo Gatto (entonces eran autoridades de la fábrica); Carlos Franke y Edberto González de la Vega (integraban la conducción de Fabricaciones Militares). Todos ellos están imputados por la presunta comisión de estrago doloso agravado por la muerte de personas, delito que prevé una pena que va de los ocho a los 20 años de prisión.

El expresidente, Carlos Menem, y el exjefe del Ejército, Martín Balza, no llegaron a juicio ya que fueron sobreseídos, aunque dicha resolución fue recurrida y aún no fue resuelta.

De acuerdo con lo que sostienen el fiscal y la querella, representante de las víctimas, la voladura en la fábrica de Río Tercero fue causada para ocultar el faltante de armas producto del tráfico ilegal a Croacia y Ecuador.