Home  >   Justicia   >   No se abrirán las urnas y Mestre asume la 9ª banca

No se abrirán las urnas y Mestre asume la 9ª banca

En un fallo dividido lo resolvió la Cámara Nacional Electoral. El Fit confirmó que recurrirá a la Corte Suprema y convocó a una marcha para el próximo miércoles.

La Cámara Nacional Electoral falló ayer en contra del pedido para que se abran las urnas de las pasadas elecciones legislativas en Córdoba ante la denuncia presentada por el frente de Izquierda (FIT) por presunto fraude.

Al igual que lo que ocurrió en Córdoba, la resolución de la Cámara fue adoptada por voto divido. Sólo uno de los integrantes del tribunal apoyó el reclamo del FIT.

Conocida la sentencia judicial, representantes de la fuerza que agrupa a distintos partidos de izquierda confirmaron que recurrirán a la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) para continuar con el reclamo de la novena banca por las elecciones del pasado 27 de octubre.

No obstante, a diferencia de la presentación anterior, la instancia ante la Corte no tiene efecto suspensivo y, por lo tanto, el radical Diego Mestre queda en condiciones de asumir la novena banca en disputa.

Marcha
Además de la apelación a Corte, Liliana Olivero confirmó que el próximo miércoles marcharán a las 18 desde Colón y General Paz.

Olivero dijo que en el FIT están “convencidos de que hay una falta de respeto a la voluntad popular”. En tanto, el radical Diego Mestre explicó que la resolución de la Cámara Nacional debe volver a Córdoba para que se llegue a un escrutinio definitivo y lanzó una crítica contra el FIT.

“Hace más de un mes que el FIT está tratando de engañar a los cordobeses hablando de un supuesto fraude; ellos dijeron que había más votos nulos, en la audiencia de votos recurridos no hubo votos del FIT”, sostuvo.

Qué dice el Fit
Tras conocerse los resultados de los comicios de octubre pasado, el FIT denunció fraude electoral. Desde entonces, planteó que en  2.260 urnas había porcentajes de votos nulos más altos que la media de las casi ocho mil, y que esos votos podrían ser boletas de las Paso que los presidentes de mesa consideraron inválidas, pese a que la Junta había autorizado oficialmente a computarlos como válidos.