Home  >   Justicia   >   Luego del paro, judiciales piden mediación de Trabajo

Luego del paro, judiciales piden mediación de Trabajo

El gremio amenaza con profundizar las medidas de fuerza. La próxima semana podría comenzar el trabajo a código. La CGT pedirá una reunión con el Tribunal Superior. Los abogados ofrecieron intervenir para acercar las partes.

El paro de los trabajadores del Poder Judicial de Córdoba se concretó ayer con importantes adhesión y la movilización. Los empleados que llegaron hasta el Ministerio de Trabajo para pedir la intervención de éste en el conflicto.

En Capital el abandono de tareas comenzó a media mañana, mientras que en el interior la actividad se vio paralizada. La marcha contó con la presencia de representantes de la CGT, quienes brindaron su apoyo a los judiciales.

La medida de fuerza -la primera del año- promete ser el inicio de un plan de lucha que se irá profundizando, según adelantó a Comercio y Justicia el secretario General de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (AGEPJ), Federico Corteletti, luego de la audiencia en la cartera laboral.

El trabajo a código puede ser la próxima medida que adopte el gremio que, de dilatarse en el tiempo, puede terminar afectando sensiblemente el servicio de justicia.

Mediadores
Después de la marcha y a modo de respaldo, la CGT anunció que, como aval a los reclamos, pedirá una reunión con el Tribunal Superior de Justicia de Córdoba (TSJ).

Paralelamente, la AGEPJ espera que el Ministerio de Trabajo participe en las negociaciones y además detalló ayer cuáles son los reclamos. Recordó que siguen sin un convenio que regule la actividad, la que se rige sólo por acordadas.

En la otra vereda están los abogados quienes temen que se repita un conflicto similar al que tuvo como protagonista a los trabajadores del Poder Judicial hace algunos años, que causó la paralización de la justicia por varias semanas. En ese marco, anunciaron su intención de mediar entre las partes si éstas lo solicitan.

El secretario del gremio, Corteletti, fue claro: “Vamos a profundizar las medidas hasta llegar a la paralización del Poder Judicial si nuestros reclamos no son escuchados”. Y agregó: “Los reclamos son siempre los mismos, hace dos años tuvimos estos planteos y el Tribunal Superior sólo buscó desgatar a los empleados y no darnos nada”.

“Hemos hablado de la devolución del 1 por ciento de antigüedad que nos recortaron en la época de Mestre, de reforzar la bonificación por antigüedad, y acortar la brecha -tal como se comprometió el TSJ en 2013- que generó la ley de equiparación. Esa brecha es del 30 por ciento y ha generado un doble estándar salarial y un malestar muy grande hacia el interior del Poder Judicial”, señaló.

Indicó además que los trabajadores recibieron 10 por ciento determinado por la Corte a partir de enero, “lo cual es totalmente insuficiente”. Es por esta razón, manifestó, que el gremio reclama un refuerzo de la pauta salarial.

El dirigente cuestionó que dicha manera de distribución del salario hace cada vez más favorable el salario de los funcionarios y magistrados. “Por eso una de nuestras banderas históricas es la porcentualidad. Queremos un reparto que acorte la brecha salarial”, dijo.