Home  >   Justicia   >   Los judiciales realizarán el primer paro del año

Los judiciales realizarán el primer paro del año

Se resolvió en una asamblea extraordinaria. La protesta incluirá una movilización al Ministerio de Trabajo. Reclaman mejora de salarios y la reestructuración de la carrera.

En una asamblea extraordinaria y luego de varias semanas de protestas, el reclamo de los trabajadores judiciales desencadenó ayer la decisión de realizar un paro de actividades que afectará el servicio de justicia en todo el territorio de la provincia de Córdoba.

La medida de fuerza será el próximo jueves 28 e incluirá una movilización al Ministerio de Trabajo.

En el caso del interior, el paro será de 24 horas, mientras que en capital los empleados abandonarán los tribunales a las 10 de la mañana.

Policía Judicial hará lo propio y no volverá a prestar servicio hasta la noche, con el cambio de turno.

Es necesario mencionar que la medida de fuerza se concretará pese a que el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) anunció el ascenso de unos 800 judiciales y prometió que en el transcurso del año se concretará otra tanda que permitirá mejorar la carrera judicial.

La decisión del Alto Cuerpo se enmarca en un viejo reclamo de la Asociación Gremial de Empleados del Poder Judicial (Agepj), que denuncia el “achatamiento” de los escalafones y la necesidad de los empleados de conseguir ascensos que les permitan mejorar sus remuneraciones.

En diálogo con Comercio y Justicia, el secretario General de Agepj, Federico Cortelletti, calificó de insuficiente la medida adoptada por el Alto Cuerpo y a modo de ejemplo explicó: “Ascendieron a 20 meritorios de 2.000 que tiene la planta del Poder Judicial”.

También se quejó porque el TSJ anunció que concretará nuevos ascensos pero no especificó fechas ni cantidad de empleados que se verán beneficiados.

Así las cosas, los judiciales resolvieron un paro de actividades que promete tener un alto acatamiento.

Poco aumento
Por supuesto, la recomposición salaril también influyó en la decisión de los judiciales.
Sucede que en lo que va del año recibieron un aumento de 10% compatible con el porcentaje otorgado por la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) a sus empleados.

Los trabajadores de tribunales se quejan por la brecha salarial que existe entre empleados y funcionarios y, en ese sentido, advierten de que éstos ya recibieron 15% de suba en lo que va del año, haciendo crecer aún más la distancia entre unos y otros.

La preocupación de no contar con la posibilidad de sentarse en el Ministerio de Trabajo a discutir salarios de los judiciales tampoco es nueva. Lograron quedar fuera de la pauta salarial de los empleados públicos y atarse a los aumentos de la Corte. En su momento, se trató de una posibilidad de los judiciales para mejorar sus remuneraciones pero este año sienten que estar atados a las subas de la Corte tampoco alcanzará.

Con ese panorama y en un contexto inflacionario, es de esperar que el conflicto continúe incrementándose con el transcurso de los meses.