Home  >   Justicia   >   Los abogados, preocupados por el paro de los judiciales

Los abogados, preocupados por el paro de los judiciales

En la capital provincial, abandonarán sus tareas a las 10 y marcharán a partir de las 12. En el interior no habrá actividad. El Colegio de Abogados pidió a las partes que negocien y ofreció su mediación.

La actividad en los tribunales de la provincia se verá resentida en la jornada de hoy por del paro de actividades que resolvió la Asociación de Empleados del Poder Judicial de Córdoba (AGEPJ) la semana pasada en una asamblea extraordinaria.

Según confirmó a Comercio y Justicia el titular de la entidad gremial de los judiciales, Federico Corteletti, el paro será de 24 horas para los trabajadores judiciales del interior provincial, a los efectos de poder participar en la movilización, en tanto para la capital provincial la modalidad será el cese de tareas a partir de las 10 y marcha desde las 12. Policía Judicial también se adhiere a la medida de fuerza y no volverá a prestar servicio hasta la noche, con el cambio de turno.

El paro fue decidido por los trabajadores por considerar “insuficientes” las respuestas de las autoridades del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) a los diversos reclamos que hoy los mantienen movilizados.

La reestructuración de la carrera judicial que permita ascensos a los trabajadores es uno de los planteos que mantiene el gremio y al que el TSJ respondió con el ascenso de 800 empleados. La medida no alcanzó a satisfacer los requerimientos del gremio, que incluyen -además- la efectivización de los contratados; la bonificación por título y antigüedad; la porcentualidad y aumento salarial, entre otros aspectos.

Preocupación
Si bien éste es el primer paro del año y es por 24 horas, el Colegio de Abogados de Córdoba ya manifestó su preocupación por la situación.

En diálogo con este medio, Héctor Etchegaray, titular del Colegio de Abogados, aseguró que los letrados son respetuosos de las medidas de fuerza; no obstante, recordó que el servicio de justicia es esencial para la sociedad pues -cuando la actividad de éste se resiente- ello afecta no sólo a los abogados.

En ese sentido, instó a las partes a negociar: “Deben sentarse de inmediato y agotar los recursos para evitar estas medidas de fuerza y, en caso de que se produzcan, evitar que se prolonguen en el tiempo”.

El titular de los abogados recordó el conflicto que hace dos años mantuvo paralizada la justicia. “Tengo una visión muy crítica de aquel momento, se buscó desgastar al gremio y no hubo ninguna solución”, puntualizó.

Para Etchegaray, el TSJ -en su rol de empleador y como cabeza de poder- “tiene una responsabilidad inocultable” y, por ese motivo, pidió que intervenga rápidamente. También aseguró que están predispuestos a actuar como mediadores, al igual que la Federación de Abogados de la Provincia de Córdoba, si las partes así lo requieren, en pos de solucionar el conflicto.

“Si la justicia tiene muchos problemas funcionando, imaginense lo que ocurre cuando la actividad se resiente”, concluyó el letrado.