Home  >   Justicia   >   “Las filtraciones no fueron responsabilidad de la Corte”

“Las filtraciones no fueron responsabilidad de la Corte”

La ministra de la Corte Suprema de Justicia de la Nación, Elena Highton de Nolasco (foto), rechazó que ese tribunal haya tenido responsabilidad en las filtraciones de escuchas judiciales durante la gestión de Mauricio Macri.
“La Corte no tiene ninguna responsabilidad, todo el sistema depende de una organización interna. Ni siquiera somos una última autoridad de aplicación en el tema, hay un rol que garantizar, nada más, pero las filtraciones no fueron responsabilidad de la Corte”, enfatizó.

Presos
Cabe recordar que en junio del año pasado la Corte reglamentó de manera restrictiva y restringió la utilización de escuchas en pesquisas judiciales, advirtió de los castigos que recibirían quienes las filtraran a los medios y pidió que se destruyeran los materiales cuando ya no fueran necesarios.
De manera unánime, mediante una acordada la Corte salió al cruce de la difusión pública de escuchas telefónicas de los “presos por corrupción durante el kirchnerismo”.
“El respeto o la violación de la privacidad es uno de los síntomas que permiten diferenciar los sistemas democráticos de los regímenes autoritarios y/o totalitarios”, dijeron Highton de Nolasco, Carlos Rosenkrantz, Juan Carlos Maqueda, Ricardo Lorenzetti y Horacio Rosatti.
La acordada señaló que las escuchas no pueden ser usadas como una “excursión de pesca” (es decir, investigaciones que se activan sin una sospecha fundada). Bajo esa premisa, enfatizaron que sólo deben usarse para esclarecer delitos; que tienen que ser excepcionales y que la violación de la intimidad del sospechoso debe ser usada con criterio restrictivo y ser proporcional al delito investigado. La Corte además aludió al artículo 18 de la Constitución Nacional, que se refiere a que “ningún habitante de la Nación puede ser penado sin juicio previo” ni obligado a declarar en su contra. Además, habló de los derechos que hacen inviolable la defensa en juicio, el domicilio y las comunicaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *