Home  >   Justicia   >   El “Street View” cerró controversia por accidente de tránsito

El “Street View” cerró controversia por accidente de tránsito

CASO. La herramienta de Internet complementó el peritaje.

Acudiendo, entre otros elementos, a esa prestación de Google, la alzada concluyó que se acreditó que el actor chocó el ómnibus al incorporarse a la rotonda por la que ya circulaba, violando su prioridad de paso

La Sala II de la Cámara de Apelaciones en lo Civil y Comercial de Morón (provincia de Buenos Aires) reafirmó el valor probatorio del Street View y las facultades del juez para utilizarlo aunque las partes no lo ofrezcan y confirmó el rechazo de la demanda por daños y perjuicios que presentó un motociclista que embistió al colectivo de la empresa demandada.
Acudiendo, entre otros elementos, a la prestación de Google Maps y de Google Earth que proporciona panorámicas a nivel de calle, permitiendo que los usuarios visualicen partes de las ciudades, la alzada respaldó lo decidido por el a quo, que concluyó que en el proceso se acreditó que el actor chocó al ómnibus al incorporarse a la rotonda por la que ya circulaba, violando su prioridad de paso.

“Cuando se observa Street View se están utilizando archivos de imágenes presentados de un modo específico, que posibilitan un recorrido y movimiento -virtual- por un espacio determinado” detalló, aclarando que, en definitiva, se trata de un documento.
“Si tenemos al documento como una cosa con aptitud representativa, quizás lo que nos exhibe Street View -dadas sus posibilidades de representación del entorno- pueda ser considerado el documento por excelencia”, acotó.

Pericial
Por lo demás, enfatizó que el carácter de embistente de la motocicleta surgía también de la pericial de ingeniería llevada a cabo y de los resultados de la entrevista psicológica, que precisó que el reclamante reconoció que se llevó por delante al rodado de la empresa accionada. Asimismo, la Cámara enfatizó que si el actor pretendía que revocara el fallo en crisis apoyándose en las testimoniales que desestimó el juez de grado debió -de manera concreta y razonada- demostrar su yerro, algo que ni siquiera intentó.
En cuanto al agravio que planteó que el perito en ningún momento habló de una rotonda, el tribunal aclaró que su existencia surgía de la información gráfica que formó parte del dictamen, que en modo alguno podía soslayarse.

Pautas
En tanto, señaló que el tema de la anexión y el uso de documentación electrónica es complejo e “impone reconfigurar ciertas pautas del procedimiento”.

Sobre la herramienta a la que acudió el a quo, aclaró que respaldar su aplicación no implica que sea correcto que al momento de decidir los magistrados abreven directamente en cualquier fuente que puedan encontrar en la red.
“En cuestiones como las que aquí estamos analizando lo que se trata de determinar es la disposición y trazado de las arterias”, puntualizó.
Sobre los tribunales bonaerenses, recordó que aplicaron la herramienta Street View para apreciar ciertas condiciones de la vía pública y que normativas provinciales comenzaron a contemplar su uso.
“Aquí lo fundamental para resolver el caso es que lo que dice el magistrado acerca del resultado del uso de Street View es exactamente lo mismo que surge del dictamen pericial llevado a cabo en autos”, resaltó la Cámara, explicando que, de ese modo, no se sustituyó ningún medio probatorio porque ya se había efectuado la pericia específica y que el dato recabado de la web no sirvió más que para complementarla y apreciarla mejor.