Home  >   Justicia   >   El FMI liberó US$10.800 millones y moderó la proyección a la baja del PBI argentino

El FMI liberó US$10.800 millones y moderó la proyección a la baja del PBI argentino

Con este desembolso, las reservas alcanzaron una cifra récord. En tanto, la entidad internacional estimó que el producto bruto argentino caerá 1,2% este año, merma menor que la estimada hace seis meses

El Fondo Monetario Internacional (FMI) depositó ayer en la cuenta del Tesoro del Banco Central de la República Argentina (BCRA) el cuarto desembolso, de poco más de 10.800 millones de dólares, del acuerdo stand by firmado con el país, y las reservas internacionales argentina cerraron así en 77.478 millones de dólares.
Al mismo tiempo, el dólar minorista bajó 33 centavos y cerró la jornada a 44,50 pesos promedio, en tanto que en el segmento mayorista la divisa retrocedió 35 centavos y finalizó a 43,35 pesos.
Por el lado monetario, el BCRA convalidó una baja de tasas de Leliq de 23,53 puntos básicos, para finalizar en un promedio de 66,93% para un total adjudicado de 204.751 millones de pesos.
Todo ello ocurrió el mismo día en que el FMI difundió su informe de perspectivas para la economía mundial (WEO), en el que moderó la perspectiva de contracción económica argentina a 1,2% del Producto Bruto Interno (PBI), cuando hace seis meses esperaba una retracción de 1,6%. Allí también prevé una desaceleración de la economía global en 2019, que crecerá apenas en 3,3%.
En su informe, el Fondo vaticinó además una salida de la recesión argentina para 2020, cuando la economía crecería 2,2%.

“Se proyecta que la economía de Argentina se contraiga en el primer semestre de 2019 debido a que la demanda interna se desacelera debido a las políticas más estrictas para reducir los desequilibrios, y volverá a crecer en el segundo semestre del año a medida que se recuperen el ingreso disponible real y la producción agrícola, después de la sequía del año pasado”, se explayó el organismo.
En tanto, para América Latina estimó una suba del PBI de 1,4% para este año, y una mejora en 2020 de 2,4% del PBI.
Según el FMI, luego de haber alcanzado un pico de crecimiento de 4% en 2017, la economía global se desaceleró por segundo año consecutivo, ya que creció 3,6% en 2018 y se espera un alza de 3,3% para el período en curso. De esta forma, se corrigieron las proyecciones a la baja del último informe.
“Un año después, mucho cambió: las tensiones comerciales entre China y los Estados Unidos, el estrés maroeconómico en Argentina y Turquía, la interrupción del sector automotor en Alemania, las políticas crediticias más duras en China y el endurecimiento de la política monetaria en las mayores economías avanzadas contribuyeron significativamente a empeorar el ritmo de expansión global”, destacó hoy en conferencia de prensa la economista jefa y directora del departamento de Investigación, Gita Gopinath.

Por lo tanto, señaló que “el WEO prevé una declinación de 70% de la economía global” para este año, y alertó acerca del impacto del alza de tasas de interés de Estados Unidos y otras economías avanzadas, que “convergen hacia su potencial de largo plazo”.
En cuanto al resto de los indicadores macroeconómicos de Argentina, el Fondo prevé una inflación de 30,5%, por lo que consideró esencial alcanzar el déficit cero este año “para apuntalar la confianza de los inversionistas y el crecimiento sostenible”.
Para el FMI, “los salarios nominales más altos y las expectativas de inflación crecientes generarán presiones inflacionarias más persistentes en 2019, respecto de las proyectadas en el WEO de octubre de 2018”.
En tanto, el desempleo ascenderá a 9,9% este año, del 9,2% estimado en 2018, siempre según el informe.

Además, advirtió de que “los riesgos a la baja para la economía siguen siendo considerables”.
En este contexto, el organismo recomendó “la implementación continua del plan de estabilización en el marco del programa de reforma económica apoyado por el FMI es crucial para apuntalar la confianza de los inversionistas y restaurar el crecimiento sostenible que eleva los estándares de vida de todos los segmentos de la sociedad”.
Con este fin, “cumplir con el objetivo de saldo fiscal primario de cero en 2019 y 1% del PIB en 2020 es esencial para reducir las necesidades de financiamiento y evitar volver a encender las presiones de liquidez”, subrayó.

Hacienda colocó US$700 millones en Letes y $38.000 millones en Lecap

El Ministerio de Hacienda colocó ayer títulos de deuda por US$700 millones en Letras del Tesoro en Dólares a una tasa de 4,5%, y $38.000 millones en Letras Capitalizables (Lecap) al 55,02%, en una jornada signada por la baja de tasas de las Leliq y retroceso en el precio del dólar.
El interés de los inversores quedó reflejado en las 8.840 órdenes de compra que se registraron en esta licitación: para las Letes se recibieron ofertas por US$877 millones y para las Lecap sumaron $43.287 millones.
Para las Letes con vencimiento el 15 de noviembre, cuando se esté celebrando una eventual segunda vuelta en las elecciones presidenciales, se adjudicaron US$700 millones y el precio de corte fue de US$973,94 por cada 1.000 de valor nominal.
Para las Lecap con vencimiento al 31 de julio se adjudicaron $38.000 millones y el precio de corte fue de $988,50 por cada $ 1.000.
En el Palacio de Hacienda destacaron “el buen resultado” de esta colocación, en la que “las ofertas siguen estando por encima de lo que necesitamos colocar”.