Home  >   Justicia   >   Comienza a romperse el “techo de cristal” en la Justicia de Córdoba

Comienza a romperse el “techo de cristal” en la Justicia de Córdoba

Así lo demuestran los resultados de los últimos concursos realizados por el Consejo de la Magistratura de la provincia. Para fiscal de Instrucción con Competencia Múltiple, cuatro mujeres ocupan los cinco primeros lugares del orden de mérito. La tendencia se repite para otros cargos

Por Silvina Bazterrechea-sbazterrechea@comercioyjusticia.info

El famoso “techo de cristal” que impide a las mujeres acceder a los cargos más altos del Poder Judicial parece comenzar a quebrarse, según lo indica la tendencia de los últimos concursos realizados por el Consejo de la Magistratura de Córdoba.
En la actualidad, 66% de la planta de personal del Poder Judicial son mujeres. Dicho porcentaje se reduce a 44% por ciento cuando sólo se toma en consideración los cargos de magistrados, fiscales y asesores letrados. En números, esto significa que de 788 personas que ocupan los mencionados puestos, 443 son varones y 345 son mujeres.
La brecha es aún mucho mayor en el ámbito nacional. Según el último informe realizado por la Oficina de la Mujer de la Corte Suprema, sólo 27% de los cargos jerárquicos en la Corte, la Procuración y la Defensoría General están ocupados por mujeres.
Ahora bien, la tendencia en la Justicia provincial de Córdoba parece comenzar a revertirse. Comercio y Justicia analizó cómo quedó integrado el orden de mérito de los últimos concursos realizados desde 2018 a la actualidad y los datos fueron reveladores.

Un caso paradigmático lo constituye el último concurso para el cargo de fiscal de Instrucción con Competencia Múltiple, cuyos resultados se difundieron esta semana. En este caso, cuatro de los cinco primeros lugares de la lista son ocupados por mujeres y, según informó el secretario general del Consejo de la Magistratura Gerardo Calvimonte, de un total de 31 personas que aprobaron ese examen escrito, 24 son mujeres y sólo siete de ellos son varones.
Este concurso es un ejemplo claro del avance de las mujeres en el Poder Judicial. “El fuero penal siempre ha sido un terreno más afín al sexo masculino pero este último concurso demuestra que ya no lo es”, consideró el funcionario judicial.
“Es la primera vez que pasan tantas mujeres en un concurso de este tipo”, agregó.
En el último tiempo ha ido creciendo la cantidad de mujeres en las listas de órdenes de mérito que confecciona el Consejo de la Magistratura cordobés, tal como lo confirmó el funcionario a este medio.

Más ejemplos
La tendencia del avance del sexo femenino en cargos decisivos del Poder Judicial de Córdoba también se replica en otros concursos realizados en el último año. Por ejemplo, la convocatoria para juez de Ejecución Penal. Seis personas quedaron integrando el orden de mérito; cuatro de ellas son mujeres.
En la misma sintonía, el concurso para fiscal de Cámara con competencia múltiple terminó con un orden de mérito de cinco integrantes, de los cuales tres son mujeres.
Durante el 2018, el Consejo de la Magistratura concluyó además con el concurso para juez de Familia. En este fuero, como en ningún otro, la participación femenina es notable. Cinco concursantes quedaron en el orden de mérito y todas fueron mujeres.

La mayor participación femenina en el Poder Judicial tiene su génesis en la Universidad, remarcó Calvimonte,  quien también es profesor universitario: “Este aumento de la participación femenina ya se nota en la Facultad de Derecho donde las mujeres son cada vez más, son más aplicadas y estudiosas; sin dudas vienen ganando terreno”.

El ascenso en la carrera judicial
Un dato a tener en cuenta es el porcentaje de mujeres que hoy integran la planta del Poder Judicial de Córdoba en calidad de funcionarias, esto es, ocupando un escalafón inmediatamente inferior al de jueces, fiscales y asesores. El relevamiento realizado a marzo de este año -que fue confeccionado por el Equipo de producción y análisis de datos estadísticos del área de Recursos Humanos de la justicia cordobesa- muestra que de un total de 1.676 personas, 1.283 son del sexo femenino. O dicho de otra manera, siete de cada 10.
Así las cosas y en este contexto, es de esperarse que estas mujeres aspiren a rendir nuevos concursos para cargos jerárquicos y, lo que hoy ya es una tendencia, termine definitivamente por romper el “techo de cristal”.

Proyecto de ley

La diputada oficialista Elisa Carrió presentó en enero un proyecto de ley para que al menos un tercio de la Corte Suprema de Justicia de la Nación (CSJN) y los demás cuerpos colegiados judiciales estén conformados por mujeres.
De ser aprobado, el proyecto plantea una medida contundente para promover la igualdad en el terreno judicial: que todas las vacantes sean ocupadas por mujeres hasta alcanzar el cupo.

Campaña para llegar a la equidad

Desde hace tiempo, la Asociación de Mujeres Juezas que preside la jueza Susana Medina, reclama medidas de acción positiva para llegar a la paridad laboral. Con ese objetivo, desde 2015 promueve la campaña “Más Mujeres, Más Justicia”. “Más mujeres en los puestos de decisión, ha quedado demostrado, es más Justicia para la gente”, afirmó.