Home  >   Justicia   >   A través de videollamada arriban a acuerdo por cuota alimentaria

A través de videollamada arriban a acuerdo por cuota alimentaria

Fue la primera experiencia en este tipo realizada en la sede judicial de Villa Dolores. Así se dio respuesta a un pedido de ejecución de sentencia iniciado por la madre de un niño de un año

Mediante una videollamada, el Juzgado Civil, Comercial, de Conciliación y de Familia de 2ª Nominación de Villa Dolores logró que los progenitores de un niño de un año y tres meses llegaran a un acuerdo provisorio por la cuota alimentaria, que regirá hasta que finalice el aislamiento preventivo, social y obligatorio. Se trata del primer convenio, a través de conexión remota,  alcanzado en cuestiones de Familia en esta sede judicial.

Días atrás, por solicitud electrónica, había ingresado al tribunal un pedido de la madre del niño en el que solicitaba la reanudación de los plazos procesales suspendidos durante el receso judicial extraordinario, a los fines de iniciar los trámites de ejecución de sentencia, atento al incumplimiento por el progenitor del pago de la cuota alimentaria dispuesta en la sentencia emitida en diciembre del año 2019.

Frente a ese pedido, el juez Marcelo Ramiro Durán Lobato decidió fijar una audiencia según el artículo 58 del Código de Procedimiento Civil y Comercial, bajo la modalidad de videollamada, conforme las previsiones de los protocolos de actuación establecidos por el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) para el servicio de justicia durante la emergencia sanitaria.

El pasado lunes 27 se llevó a cabo la audiencia remota entre las partes y sus representantes legales, con todas las medidas de seguridad recomendadas. Asistieron en forma virtual el padre, desde Córdoba; su abogada, desde Villa Dolores; la madre y su abogado, desde la localidad de San Javier; y el juez, la asesora letrada Cecilia Heredia de Olmedo, y el prosecretario letrado Marcos Ezequiel Fernández Cuesta, desde la sede judicial de Villa Dolores.

Luego de dos horas de reunión, se llegó a un acuerdo provisorio que regirá desde esa fecha hasta que finalice el aislamiento preventivo, social y obligatorio dispuesto por la Nación. A instancia de las partes, se difirió la discusión acerca de las cuotas alimentarias impagas (en dinero y en especie) para cuando finalice el aislamiento.

El entendimiento incluye que el padre deposite 6.000 pesos por mes en la cuenta judicial abierta en la causa; que abone, además, mil pesos para la compra de pañales; y que envíe mediante un comisionista o una empresa de correos cuatro latas de una leche especial que requiere el niño. El progenitor también comunicó que ya realizó los trámites para que su hijo cuente con una nueva obra social, que tiene mejores prestaciones.

Autos: “Solicitud electrónica en expediente N° 8653733 (“B. P., E. A. c/ T., K. V. – Alimentos – Régimen comunicacional”) – Receso extraordinario”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *