Home  >   Justicia   >   Argentina siembra más trigo y se encamina a concentrar 7% del mercado internacional

Argentina siembra más trigo y se encamina a concentrar 7% del mercado internacional

Al disertar, el presidente de la Bolsa de Cereales local, Juan Carlos Martínez, señaló que el país “está en condiciones de abordar a los mercados en forma eficiente” e informó que se comercializa con casi 50 destinos distintos

Argentina siembra hoy trigo en el doble de superficie que lo hacía en 2013 y se encamina a concentrar el 7% del comercio mundial del cereal y sus derivados. Así se desprendió de las exposiciones que hicieron ayer el jefe de gabinete de la Secretaría de Agroindustria, Santiago del Solar, y el presidente de la Bolsa de Cereales de Córdoba, Juan Carlos Martínez, en el marco del Primer Congreso Internacional del Trigo (Trigar) , que se realizó en Córdoba.
Del Solar afirmó que en la actualidad se siembra trigo en el doble de superficie que en 2013. “Antes se hablaba del problema del trigo y hoy estamos hablando de la bendición del trigo”, dijo.
“Hoy contamos con cifras increíbles: en 2013 se sembraban un poco más de 3 millones de hectáreas. El trigo era un cultivo escaso en Argentina. Hoy sembramos más de seis millones de hectáreas. El cambio fue drástico. Hoy tenemos US$6.000 millones de ingresos por parte del trigo”, expresó el funcionario.

Por su parte y haciendo referencia al comercio internacional del cereal, Martínez señaló que “Argentina está en condiciones de abordar a los mercados en forma eficiente” y agregó: “Estamos en condiciones de producir en cantidad y en la calidad lo que el mundo demanda”.
Asimismo, el dirigente de la entidad bursátil, indicó que si bien “es cierto que Argentina ha tenido una presencia inestable en el mercado mundial, producto de una política hostil e incierta hacia esta producción y luego de haberla abandonado, el productor tuvo una fenomenal respuesta incrementando notablemente la producción, generando excedentes exportables que hoy se ubican entre las 12 millones y 14 millones de toneladas anuales”.
Fue en línea con esto que aseguró que “la campaña 2019/20 ratificará esta tendencia y nos permitirá sostener niveles de exportación crecientes y nos afianzará como uno de los principales participantes del mercado internacional y de sus derivados, acaparando siete por ciento del comercio mundial”.
“Hoy comerciamos con casi 50 destinos distintos, a los que necesitamos y queremos cuidar. Aspiramos a ser un proveedor confiable, estable y con respuestas eficientes” añadió y sentenció, por otro lado, que debido al “oportunismo político no contamos con una nueva Ley de Semillas”.

Sobre la política aplicada sobre el sector, Del Solar remarcó que desde que asumió el presidente Mauricio Macri en 2015, “todos los indicadores del trigo tienen flecha verde” ascendente en su producción.
El funcionario explicó que tal crecimiento fue producto de las medidas establecidas para el sector por parte del Gobierno nacional, como la eliminación del Registro de Operaciones al Exterior (ROE) y las retenciones, impuesto que el año pasado fue restablecido, aunque en una menor proporción.
“En el Gobierno anterior se había hecho una política para que no haya trigo. Esto cambió rotundamente: se eliminaron los ROE que generaron una caída de la producción y también se eliminaron las retenciones, que estaban en 23%, que después se reimplantaron”, admitió del Solar.

La cadena triguera
En tanto, en otro panel, el director ejecutivo del Centro de Exportadores de Cereales (CEC), Gustavo Idígoras, aseguró que la cadena triguera argentina se “encuentra en un etapa formidable”, planteó “hacer hincapié” en la diversificación de mercados y consideró a Brasil como un integrante de la cadena del cereal.
“Estamos en una etapa formidable de la cadena triguera, porque venimos creciendo todos los años”, indicó.
Idígoras agregó que años atrás el sector “tenía una agenda de ver cuánto trigo se necesitaba para abastecer el mercado interno y hoy tenemos una agenda para mirar el mundo y ofrecerle mejor trigo y harina y los subproductos que éste necesita”, lo que al mismo tiempo “genera nuevos desafíos”.
En este aspecto, el titular de la entidad empresaria indicó que “es importante hacer hincapié en la diversificación de mercados”.

“Durante muchos años tuvimos un solo mercado que era Brasil y el problema era que no siempre teníamos el volumen suficiente para abastecerlo, pero, además, cada resfrío de Brasil le generaba una neumonía al trigo argentino”, explicó al tiempo que informó que hoy la situación no es la misma.
A pesar de la menor dependencia del trigo argentino del mercado brasileño, Idígoras sostuvo que “Brasil es claramente nuestro gran cliente” y adujo que el país sudamericano “tiene que ser considerado como un cliente estratégico y como parte de la cadena triguera argentina. Tenemos que estructurar una única cadena de valor argentino-brasileña”.
Sin embargo, el titular del Ciara-CEC puso de relieve su disconformidad con el otorgamiento de una cuota de exportación de trigo por parte de Brasil a Estados Unidos y asumió que al sector “le molestó mucho”.
“Nos molestó mucho la decisión de Brasil de concederle a Estados Unidos una cuota. Estamos convencidos de que el Mercosur se conformó con costos propios de todos los países que tuvieron que pagar para integrar una región que es clave para el mundo. Cualquier compromiso que lleve Brasil, más allá de la posibilidad legal que tiene, necesita sentarse a la mesa y discutirlo con el Mercosur. En esto queremos insistir”, sentenció.