Home  >   Justicia   >   Alrededor de 800 presos bonaerenses fueron excarcelados

Alrededor de 800 presos bonaerenses fueron excarcelados

Hasta el momento no hay ningún caso confirmado de coronavirus dentro de los penales del país. Sin embargo, el hacinamiento y las deficientes condiciones de higiene encienden las alarmas de las autoridades
Unos 800 presos del sistema penitenciario de la provincia de Buenos Aires que integran el grupo de riesgo frente a la pandemia de coronavirus fueron beneficiados con la excarcelación o el arresto domiciliario desde que fue decretado el aislamiento social, preventivo y obligatorio.
El procurador General de la jurisdicción, Julio Conte Grand, confirmó que, ante los pedidos de las defensas de los internos, se estimó oportuno adoptar medidas tendientes a colaborar en el objetivo primordial de reducción del riesgo de propagación de la enfermedad en la población privada de la libertad.
En lo que va de la cuarentena, se concretaron casi dos mil pedidos de prisiones domiciliarias y excarcelaciones, de los cuales 40 por ciento fue otorgado. El resto se encuentra aún en análisis en los 19 departamentos judiciales que tiene la provincia de Buenos Aires.
Del total de presos que fueron beneficiados con la prisión domiciliaria, más de 500 se hallaban alojados en las cárceles y solo algunos salieron con algún tipo de restricción, como tobilleras electrónicas.
De acuerdo con los datos que las autoridades del Servicio Penitenciario Bonaerense (SPB) aportaron a la Justicia, en las cárceles de la provincia hay 644 presos con más de 65 años y casi dos mil con patologías de alto riesgo, como tuberculosis, VIH y cáncer.
Cabe recordar que el 16 de marzo, el Ministerio Público bonaerense instruyó a los defensores oficiales a evaluar la posibilidad de formas alternativas al encierro para detenidos vulnerables al contagio de coronavirus.
Luego, mediante la resolución 158/20, Conte Grand pidió que se consideren especialmente la “particularidades fácticas y normativas” de cada caso.

Federales
En las cárceles federales hay 13.971 alojados, con una sobrepoblación que ronda 10 por ciento. Más de mil internos integran colectivos vulnerables al coronavirus; muchos de ellos son condenados por delitos de lesa humanidad.
Hace una semana, el Servicio Penitenciario Federal (SPF) elaboró un listado con los presos que conforman el grupo de riesgo. Lo integran 1.280 internos, ya sea por su edad o por problemas de salud.
La nómina ya está en los despachos de los los jueces que tienen a su disposición a esos internos.

Santa Fe
Días atrás, el Servicio Público Provincial de Defensa Penal (SPPDP) de Santa Fe instruyó a los abogados defensores a que presenten recursos de hábeas corpus para aquellos internos que estén en condiciones de cumplir prisión domiciliaria.
Las presentaciones se llevaron a cabo luego de los motines producidos en las unidades de Coronda y Las Flores, iniciados por reclamos de medidas preventivas por el Covid-19 y en los que hubo un total de cinco muertos.

HRW
La organización de defensa de derechos humanos Human Rights Watch (HRW) urgió a los gobiernos de Latinoamérica y el Caribe a reducir el hacinamiento de sus cárceles y centros de detención juveniles por generar “situaciones perfectas” para un brote de coronavirus.
“Un brote de coronavirus en las cárceles de América Latina generaría un enorme problema de salud pública que afectaría no solo a los reclusos, sino también al resto de la población”, dijo en un comunicado José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW.
Vivanco agregó que las autoridades aún están a tiempo, pero deberían actuar de inmediato para evitar un “desastre de salud completamente previsible”.
HRW recordó que a raíz de las condiciones de superpoblación carcelaria e insalubridad de los centros penales, en el mes de marzo, presos de varias cárceles de Latinoamérica se amotinaron en reclamo de falta de protección contra el Covid-19 y en contra del confinamiento.

Informe

  • Del informe que hicieron las autoridades sanitarias de las 35 cárceles federales del país surge que 1.280 internos en situación de riesgo, que representan el 10 por ciento de la población total.
     
  • 1.139 son hombres, 122 son mujeres y 19 son transexuales. Asimismo, 424 tienen entre 60 y más de 80 años.
  • Asma, diabetes; insuficiencias cardíaca y renal crónica; cáncer, HIV y hepatitis B y C en tratamiento figuran entre las patologías de los presos vulnerables al contagio.