Home  >   Economía   >   TUP: Trabajo citó a empresas y analiza multarlas por despidos

TUP: Trabajo citó a empresas y analiza multarlas por despidos

PENDIENTE. Si bien el conflicto se desactivó, quedan puntos aún irresueltos que se debatirán en Trabajo

A la reunión -esta tarde, en el marco de la conciliación obligatoria que exige retrotraer el conflicto a su estado previo- irán dirigentes de UTA nacional. Con el argumento de que el gremio la acató, los cesanteados deberían o bien volver a trabajar o cobrar sus haberes al menos hasta que concluya la negociación

El Ministerio de Trabajo de la Provincia convocó para la tarde de hoy a una nueva reunión a las prestatarias del transporte urbano de pasajeros (TUP) y a dirigentes de la Unión Tranviarios Automotor (UTA), en el marco de la conciliación obligatoria dispuesta oportunamente.
Fuentes de la cartera laboral anticiparon a Comercio y Justicia que esta herramienta exige a las partes retrotraer la situación al momento previo al inicio del conflicto.
En la práctica, esto implica que las compañías deberían o bien reincorporar a los 161 choferes despedidos o suspenderlos pero abonarles sus haberes, al menos hasta tanto concluya la conciliación dictada el lunes 5 pasado.
En caso de no acatar esa orden, las empresas serían pasibles de multas por parte de la autoridad laboral. El monto es por cada trabajador despedido y su cuantificación será determinada en función de la normativa correspondiente.
En rigor, la exigencia del Ministerio de Trabajo parece contradictoria. Es que si bien la cartera que conduce Omar Sereno dictó la conciliación obligatoria, ésta no fue acatada por los choferes.
Horas después dispuso la ilegalidad de la medida, acción que justamente habilitó a las prestatarias a tomar diferentes conductas, entre ellas el despido de los trabajadores.
Ocurre que, según interpreta Trabajo, la conciliación fue acatada por la UTA  pero desconocida por las bases, entre ellos los delegados y los choferes. “La UTA siempre estuvo a derecho”, consideró una de las fuentes consultadas.
Claro que en la práctica la situación fue muy diferente y la cronología del conflicto es muestra fiel de esa coyuntura.
Como fuere, ahora el Ministerio de Trabajo pretende retomar la negociación con base en un pedido expreso que dejaron asentado las prestatarias del TUP, incluso la estatal Tamse, el martes pasado.
Ayer, una fuente del sector empresariAL aseguro a este medio que aún no tenía una notificación concreta para concurrir a Trabajo. De todas formas, aclaró que en la eventual reunión el tema de los despidos no estará en discusión. “Las cesantías no es un punto que forme parte del temario de la conciliación”, consideró.

El Ministerio tiene una visión diferente. Es que si bien los temas originales pasaban por la situación laboral, frecuencias e infraestructura, a los que luego se sumó el planteo de la paritaria -ese punto debería dirimirse en el ámbito de la cartera laboral nacional-, todos los hechos posteriores deberían retrotraerse mientras dure la conciliación a la que, con la prórroga de 10 días hábiles tras los 15 de ley, aún le quedan varios por delante.
En cuanto a los descuentos por los días no trabajados, que comenzarán a percibir los choferes con el adelanto salarial que recibirán hoy, el tema también debería ser motivo de discusión.
“Éste es un conflicto que se desmadró pero que sigue latente y es necesario encauzarlo en el marco de la legislación laboral vigente”, resumió una fuente de la Provincia justificando la incumbencia del Ministerio de Trabajo.
Por lo demás, la cartera laboral se aseguró, previo a confirmar la convocatoria para hoy por la tarde, que al menos UTA concurrirá con dirigentes nacionales a la cita.
De hecho, según pudo confirmar este medio, ayer por la tarde arribó a Córdoba el secretario del Interior de UTA, Jorge Kiener.

En tanto, hasta anoche aún no se conocía si los empresarios concurrirían al encuentro.
En rigor, la autoridad del ministerio quedó desdibujada en el último tramo del conflicto.
Con un gremio decididamente atomizado y sin organicidad interna y  luego que el intendente Ramón Mestre y las empresas percibieron que el paro comenzaba a desdibujarse en la misma medida en que se consolidaba el servicio alternativo dispuesto, el ministerio quedó desautorizado en las últimas citaciones.
Con todo, en caso de no concurrir hoy a la reunión, las empresas serán pasibles de sanciones.
Según trascendió, ya sea dentro o fuera del ámbito de la conciliación convocada por la autoridad laboral, habría cierta permeabilidad en las empresas para reconsiderar la situación de algunos de los trabajadores despedidos -no de todos-.
La postura choca de lleno con la  que asumió el intendente Mestre el domingo previo a que comenzara a destrabarse el conflicto, cuando planteó su inflexibilidad con los cesanteados que, según consideró, habían quedado en esa posición luego de infringir la ley, en este caso por el dictado de la ilegalidad de la medida por parte del ministro Sereno.
En ese terreno deberá dirimirse el tema, mientras crece la discusión política respecto de la convocatoria de Mestre a una consulta popular que, entre otros puntos, preguntará sobre el transporte, además de otros puntos conflictivos.

Comunicado de UTA

El gremio que conduce Roberto Fernandez emitió un comunicado interno en el que cuestionó el accionar de los delegados en Córdoba.

“No podemos entender que algunos compañeros, confundidos, avalen a otros compañeros que no son orgánicos de la institución poniendo en peligro las fuentes de trabajo”

“Tengamos presente que cuando los trabajadores no respetamos nuestros gremios corremos el riesgo de convertirnos en juguete de los empresarios”, señala el documento.