Home  >   Economía   >   Tras saqueos, De la Sota cedió y avaló suba a policías

Tras saqueos, De la Sota cedió y avaló suba a policías

Luego de una madrugada y parte de la mañana con una ciudad sitiada y sumida en el descontrol, el gobernador anunció un acuerdo con los policías autoacuertelados. Habrá subas que, según los uniformados, superan el 100% desde febrero. El Gobierno interpreta un alza menor. El arreglo fue presentado por De la Sota en un acto de alto contenido político con todo el gabinete y “respaldado” por cámaras empresarias, gremios, intendentes y legisladores.

El conflicto con personal policial que se mantenía autoacuertelado desde la madrugada del martes, concluyó finalmente al mediodía de ayer tras la firma de un acuerdo que incluyó subas salariales sustanciales y desde este mes para la totalidad del personal policial además de otras reivindicaciones laborales para los integrantes de la fuerza.

El acuerdo fue anunciado por el gobernador José Manuel de la Sota después de una jornada trágica que arrojó el saldo de dos muertos, mas de 100 heridos y cuantiosos daños materiales tras los saqueos a diferentes comercios en distintos sectores de la ciudad.

“Desde este momento la policía vuelve a estar al servicio de los cordobeses”, dijo el mandatario: “Salimos a perseguir delincuentes y saqueadores”, completó en un acto en el Centro Cívico junto a la totalidad del gabinete y con una tribuna conformada por referentes empresarios, gremiales, intendentes y de dirigentes de diversas fuerzas políticas que habían sido convocadas para la ocasión.

El anuncio que llegó tras varias horas de negociaciones, tuvo un alto contenido político no sólo por la presencia institucional de diferentes entidades sino por el tenor del discurso.

En ese marco, fue muy fuerte el relcamo al Gobierno nacional con permantentes alusiones a la falta de envío “a tiempo” de la Gendarmería.

Al respecto, ratificó que el martes próximo concurrirá a la audiencia con el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, para reclamar “las deudas de la Nación con Córdoba”. (ver aparte)

Madrugada caliente
El anuncio efectuado por De la Sota pasado el mediodía puso fin a una jornada que había arrancado el martes con las primeras negociaciones con la comisión de mujeres esposas de policías y el representante legal Miguel Ortíz Pellegrini.

Tras la conformación de un petitorio de 14 puntos, las partes avanzaron de manera expedita en un acuerdo por los items vinculados a la situación laboral de los policías aunque sin destrabar el tema salarial que, según indicó anoche la ministra de Seguridad, Alejandra Monteoliva, era una decisión del Ejecutivo que debía tomar el gobernador De la Sota, por entonces en viaje desde Panamá.

Con todo, hubo una oferta de mil pesos no remunerativos por única vez por el rubro “uniforme” que no fue aceptada por la asamblea.

Ya en la madrugada y con los saqueos como contexto ineludible, la negociación avanzó con un ofrecimiento de una suma superior y extendida ahora a enero aunque siempre supeditando una mejora paritaria desde ese mes, al igual que el resto de los estatales.

El planteo volvió a ser rechazado.

En ese marco, De la Sota lanzó el primer ultimatum a los manifestantes para que retomaran tareas desde las 7. La situación sin embargo no se destrababa mientras se sucedían los hechos de violencia y Jorge Capitanich desde Buenos Aires, advertía sobre la responsabilidad ineludible de De la Sota en el conflicto y dejaba trascender que el envío de gendarmes no sería inmediato.

El nuevo emplazamiento fue esta vez con límite a las 10.

Finalmente, con el sol abrazador de la mañana, la situación pareció allanarse. El abogado Ortíz Pellegrini anunció un principio de acuerdo y partió junto a las referentes de la protesta al Centro Cívico.

Luego de varias idas y vueltas que incluyeron el desconocimiento de un grupo de agentes a la representatividad del abogado y anunciaron que el nuevo representante legal sería Alejandro Severín, el acuerdo maduró y fue anunciado por De la Sota y, en paralelo, por Ortíz Pellegrini en la sede del CAP 5 donde, pese a las dudas de algunos,fue proclamada por amplia mayoría.

El acuerdo
El acta firmada entre las partes tiene 14 puntos. Con todo, el tema salarial es que mayor expectativa generaba.

En ese marco, los puntos centrales fueron los dos primeros:

-Establecer para todo el personal policial y penitenciario activo, un monto adicional y transitorio en concepto de “gasto de uniformes” a abonarse en 2 cuotas de $2.000 cada una, con los sueldos de diciembre y enero.

-Con la pauta salarial que tendrá vigencia a partir de los sueldos de febrero, se fijará un salario básico de pesos $8.000 para las categorías iniciales (Agentes/Subayudantes), realizando los incrementos sobre componentes remunerativos.

En el primer caso, un agente que hoy cobra 5.943 pesos de bolsillo, pasará a percibir 8 mil pesos.

En tanto, desde febrero, el básico que hoy ronda entre 2 mil y 2.500 pesos se disparará a 8 mil. Allí surgen las dudas, Ortíz Pellegrini y personal policial interpretaron que, de esta forma, el sueldo de bolsillo llegará a entre 12 y 13 mil pesos, esto es mas de un 100% superior respecto a los valores actuales.

Desde la Provincia aseguran que ese nuevo básico absorverá los remunerativos que hoy tiene el sueldo por lo que el impacto en el bolsillo se mantendrá en 8 mil pesos, con mejora del 33%.

Esa base luego será impactada por el aumento que logren los estatales en 2014, confirmó De la Sota.