Home  >   Economía   >   Transporte: sin acuerdo por subsidios, UTA para y Fetap formaliza suba a $35

Transporte: sin acuerdo por subsidios, UTA para y Fetap formaliza suba a $35

Es por la paritaria 2019. Nación ratificó que no aportará fondos e insistió en que lo hagan las provincias. No concurrió ningún concedente, salvo Provincia de Buenos AIres. En ese marco, hoy habrá paro en todo el país, excepto CABA y Buenos Aires. Empresarios dicen que sin subsidios o tarifas, no pueden afrontar el alza de costos

Los choferes del transporte de pasajeros nucleados en UTA concretarán hoy un paro de 24 horas en todos los distritos a excepción de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires (CABA) y la Provincia de Buenos Aires, luego que ayer fracasara una vez más la enésima reunión convocada por el Ministerio de Trabajo de la Nación para discutir la paritaria 2019.
En ese marco, el vicepresidente de Fetap en Córdoba, Gustavo Mira, confirmó que “entre mañana (por hoy) y el lunes vamos a formalizar el pedido de aumento de tarifas para poder cubrir el costo que implica la mejora salarial”.
En diálogo con Comercio y Justicia, el empresario que ayer participó del encuentro en la cartera laboral en Buenos Aires, dijo que en la reunión no hubo avance alguno respecto a las anteriores.
“No fue ningún representante de los poderes concedentes, salvo la Provincia de Buenos Aires”, señaló.
En rigor, el acta confeccionada ayer en el Ministerio de Trabajo y a la que tuvo acceso este medio es clara respecto a la postura de las partes.

Los empresarios ratificaron que no están en condiciones de absorber los mayores costos que implique aplicar los aumentos de salarios que pretende UTA.
En tanto, los choferes insistieron en lograr una recomposición de haberes urgente, en el marco de una paritaria que ya venció el 31 de marzo pasado.
Por su parte, la cartera laboral lamentó la falta de acuerdo, instó a las partes de buscar salidas al conflicto y citó a una nueva reunión para el miércoles 17 de julio a las 12.
Fetap -en rigor Fatap a nivel nacional-, solicitó una vez más que comparezcan los poderes concedentes que son parte ineludible del sistema e insistió en que sin subsidios o tarifas, no hay forma de cubrir el reclamo del 20 por ciento de aumento más un no remunerativo de 16 mil pesos a pagar en tres veces, tal como reclama UTA y en línea con lo que ya se acordó para el Área Metropolitana de Buenos Aires (AMBA).
En ese contexto, el vicepresidente de Fetap en Córdoba confirmó que entre hoy y mañana formalizarán el pedido de aumento en el boleto del transporte urbano de Córdoba. “El valor será en torno a los 35 pesos”, confirmó Mira, dato que había sido anticipado por este medio en su edición del 25 de junio pasado.
La tarifa es un 25 por ciento mayor a los 28 pesos vigentes que en rigor comenzaron a regir hace poco más de un mes, luego del aumento aplicado entonces 18,14 por ciento.
Desde la Municipalidad de Córdoba ya confirmaron que no hay margen para aportar subsidios y en todo caso admiten que deberán analizar una suba en el boleto, una vez que Fetap presente el planteo formal.

El tema de fondo es el costo de un servicio clave y la forma de afrontarlo, en un contexto de suba de precios que impacta sobre combustible, insumos y salarios.
Hasta el año pasado, era el Gobierno nacional el que subsidiaba el sistema a través de diferentes aportes. Pero ya desde este año resolvió retirar esos subsidios y que fueran las provincias las que se hicieran cargo de esos mayores costos.
De hecho, esa posibilidad quedó plasmada en el Consenso Fiscal renegociado a fines del año pasado.
Ese argumento es el que volvió a exhibir la Nación ayer en la audiencia en el MInisterio de Trabajo. “Son las provincias las que deben afrontar los costos extra”, indicó.
De hecho, ayer, el Gobierno nacional buscó dejar en claro ese tema cuando el representante de la Provincia de Buenos Aires, único presente en el encuentro, aseguró que es la propia administración de María Eugenia Vidal la que aportó los fondos para cubrir la mejora paritaria de UTA.
En el caso de CABA, el aporte lo hace la Nación porque se trata de servicio que si bien se presta físicamente en ese distrito, nunca fue transferido a esa jurisdicción.
Mientras, desde las provincias aseguran que no hay fondos para cubrir las subas. En el caso de Córdoba, el gobernador Juan Schiaretti resolvió asistir este año con más de 2 mil millones de pesos al sistema tanto urbano como interurbano que se suma a otros 1.600 millones de pesos que aporta la Nación con recursos del impuesto a los Bienes Personales.
Esos fondos alcanzan para cubrir los costos que antes solventaba la Nación. Pero no para afrontar costos extras de este año, por ejemplo la suba de salarios.
La Provincia ya anticipó que no habrá aportes extras. De hecho, días atrás se generó un conflicto luego que la Fetap alertara sobre el atraso en el pago de subsidios y el congelamiento de los aportes a los denominados boletos subsidiados.

Sin referentes que aporten fondos y con una tarifa que hoy alcanza sólo a cubrir los costos actuales, una suba de salarios como la que pretende UTA parece indefectiblemente encaminada a ser solventada por mayores tarifas.
En tanto, desde UTA anticiparon que el paro de hoy podría eventualmente extenderse el fin de semana o bien la semana próxima.
Sin embargo, esa decisión será tomada por el gremio a nivel nacional y no por UTA Córdoba.
Está claro que, más allá de una solución circunstancial que por ahora no se vislumbra, el sistema de transporte terrestre de pasajeros en general requiere de una solución de fondo que por ahora no se vislumbra.

Macri llega justo en pleno paro
Mientras tanto, hoy estará en Córdoba el presidente Mauricio Macri y su candidato a vice para las próximas elecciones, Miguel Pichetto.
Días atrás se mencionó la posibilidad de que Macri no llegara a Córdoba en el marco de la campaña electoral en caso que no hubiera solución al conflicto en el transporte.
Ocurre que desde los diferentes distritos consideran que es el Gobierno nacional el que debe afrontar los costos extra del sistema ante la imposibilidad que tienen provincias y municipios de hacerse cargo de esa obligación en un contexto de economía en recesión y caída de los ingresos.
En el caso de la ciudad de Córdoba, la Municipalidad debería aportar unos 360 millones de pesos hasta fin de año para evitar la suba del boleto, dinero que hoy la comuna no estaría en condiciones de afrontar.
Pero ayer en la reunión en Trabajo quedó claro que no volverá sobre sus pasos en el marco de una decisión de achicar gastos para poder cumplir con la meta de déficit fiscal cero para este año, comprometida en el acuerdo con el Fondo Monetario Internacional (FMI).
Así las cosas, todo parece indicar que más temprano que tarde, el Ejecutivo municipal deberá enviar al Concejo Deliberante un expediente con un nuevo aumento en la tarifa del servicio.