Home  >   Economía   >   Transporte: Mestre pone $15 millones y gana tiempo por tarifas

Transporte: Mestre pone $15 millones y gana tiempo por tarifas

El intendente Ramón Javier Mestre confirmó ayer que la Municipalidad aportará otros 15 millones de pesos para que las empresas del transporte urbano puedan afrontar la segunda cuota del incremento a los choferes.
“Son 15 millones de pesos esta semana y, en total, 40 millones”, dijo Mestre en referencia al anterior aporte realizado a mediados de julio.
En una conferencia de prensa en el marco de una recorrida por las obras de Plaza España, el jefe comunal aseguró que los fondos para el transporte saldrán de las arcas municipales. “Los hemos administrado de una forma muy ordenada”, dijo y destacó: “Es importante decirles a los vecinos que no va a haber inconvenientes con el transporte, ni paros ni asambleas”.
De todas formas, el intendente insistió en que continuarán los reclamos ante la Provincia y la Nación para que cubran los cerca de 280 millones correspondientes a subsidios y que harían falta para evitar un incremento de tarifas hasta el final de su mandato.
“La suba del boleto es la última opción”, reiteró el jefe comunal.
Los fondos resultan claves para que las empresas del servicio urbano puedan pagar el cuarto día hábil de este mes los salarios correspondientes a julio con el aumento del 20 por ciento fijado en paritaria más el retroactivo a junio pasado, incluido el plus por el medio aguinaldo.
Las compañías ya habían señalado que no contaban con los fondos para afrontar ese costo extra. En tanto, ni la Nación ni la Provincia dieron señales de enviar aunque sea en parte los recursos para cubrir los mayores costos.

En ese marco, Mestre apeló a fondos propios. Con todo, es difícil que pueda llegar a cubrir el costo hasta el 10 de diciembre próximo y que sea el intendente electo, Martín Llaryora, el que se haga cargo del costo político de tener que ajustar el boleto.
El peso de ese aporte en un contexto de ingresos mermados por la caída en el nivel de actividad y gastos crecientes, en particular los salarios, Mestre deberá agudizar el ingenio para poder pagar no sólo las obligaciones que ahora afrontará sino las que surjan luego en septiembre toda vez que el acuerdo paritario con UTA vence a fin de este mes y deberá renegociarse de nuevo en septiembre. Se descuenta que los choferes irán por una suba extra por lo que, de no aumentar el boleto, el municipio o quien fuere deberá cubrir esa diferencia.
Fetap había calculado que una tarifa acorde para afrontar el costo salarial extra debería ubicarse en 35,77 pesos, muy por encima de los 28 pesos actuales, cifra que, por otra parte, se ajustó hace no más de dos meses.