Home  >   Economía   >   Supermercadistas reconocen que, sin acuerdo, la vuelta del IVA podría impactar duramente en alimentos

Supermercadistas reconocen que, sin acuerdo, la vuelta del IVA podría impactar duramente en alimentos

.

 

Valoraron el pacto al que se llegó luego de analizar el considerable resentimiento del
consumo durante los últimos 18 meses, al que los productos de la canasta básica no escaparon

El presidente de la Federación Argentina de Supermercados y Autoservicios (FASA), Víctor Palpacelli, valoró positivamente el acuerdo al que llegaron con los productores y el Gobierno nacional para absorber la alícuota del Impuesto al Valor Agregado (IVA) y advirtió que la aplicación de 21% a los productos de la canasta básica alimentaria podrían “impactar duramente” en los precios.

“Desde hace varias semanas venimos advirtiendo que la culminación del decreto (que redujo el IVA a cero) iba a impactar duramente sobre el precio, por eso esperamos que en este acuerdo estén todas las partes firmes para mantenerlo y sostenerlo en el tiempo”, afirmó el presidente de FASA.
El martes por la tarde, el Gobierno nacional, los supermercados y los productores llegaron a un acuerdo para bajar los precios de los productos alimenticios incluidos en el programa temporal de reducción de IVA que venció el 31 de diciembre, y que había sido aplicado por el ex presidente Mauricio Macri durante la campaña electoral.

“Hubo un acercamiento con sectores supermercadistas para no trasladar a precios totalmente la alícuota por la finalización del decreto de la tasa cero” y en el que “aceptaron el compromiso de dividir en partes la absorción” del incremento, explicó Palpacelli.
Sobre la aplicación inicial de la medida, el empresario explicó que “la tasa cero lo que hizo fue equilibrar y retrotraer el aumento que hubo producto de la devaluación de agosto, ese 20% de aumento en la primera etapa hizo que los productos de la canasta básica absorbieran el impacto y el incremento”.
“Si no se hubiese quitado el IVA en ese momento estaría más alto el nivel de precios, que es lo que ocurriría ahora de trasladarse la alícuota porque el impuesto impacta sobre el precio de venta al público”, reseñó.
Al analizar “un resentimiento del consumo importante durante los últimos 18 meses, al que los productos de la canasta básica no escapan” el presidente de FASA destacó que “la medida colaboró” a moderar la caída, aunque dejó aspectos negativos como la acumulación del crédito fis-
cal en favor de las empresas que “generó problemas financieros en las cadenas” supermercadistas.
Palpacelli también aseguró que el sector está “muy expectante por la implementación de la Tarjeta Alimentaria porque es necesaria una reactivación urgente del consumo.
Si todas las medidas se vuelcan rápidamente van a ayudar a salir del estancamiento”.

“Hoy nos cuesta equilibrar los cuadros de costo de las estructuras comerciales por la pérdidas de unidades que viene sufriendo. Romper con esta recesión es un gran desafío que las empresas estamos esperando”, finalizó el supermercadista.

Según se acordó el martes, el porcentaje del IVA en la leche será de 0% absorbido por las empresas con lo cual no habrá cambios en el precio para los consumidores y en otros
productos crece progresivamente hasta 10%.

Al tiempo de abrir una mesa de negociación durante los próximos 30 días, los productores y supermercados acordaron absorber 14% del tributo para minimizar el traslado del IVA a
partir de este primero de enero.

Cómo quedan los productos
Sólo la leche fluida se mantendrá sin cambios, todo el resto de los productos va a aumentar entre hoy y mañana. Muchas categorías subirán sólo 7%, como informó el Gobierno tras la negociación, en tanto que otros lo harán entre 9% y 10%. Pero eso no es todo. A su vez, dentro de cada categoría, los productos que no son considerados básicos subirán 21%.

Aumentarán 7% los yogures firmes y los que se comercializan en sachet, tanto enteros como descremados.
También el arroz largo fino, parboil, cuatro ceros y cinco ceros; azúcar; pan lactal blanco en todas sus presentaciones; polenta; conservas de vegetales incluidos tomates; harinas triple cero, cuatro cero y leudante; yerba con palo y sin palo; mate cocido y té sin ensobrado; huevos; pastas secas.
En tanto, los aceites mezcla y de girasol, tienen permiso de incrementar sus precios 9%, y el pan rallado y los rebozadores, podrán trepar 10,5%. En el caso de los aceites, quedó afuera el de maíz, que también tenía IVA 0% y que ahora podrá aumentar 21%.