Home  >   Economía   >   Suoem cerró con suba de 53,4% y fue de los pocos que superó la inflación

Suoem cerró con suba de 53,4% y fue de los pocos que superó la inflación

Fue el aumento interanual que lograron tras la aplicación de la última etapa de la cláusula gatillo vigente durante la gestión Mestre y que terminó de aplicar Llaryora la semana pasada. Los agentes comunales lograron incluso superar la suba de precios desde que se desató la crisis, a mediados de 2018. La indexación por inflación quedó ahora en suspenso

 

Alfredo Flury
aflury@comercioyjusticia.info

 

Los empleados de la Municipalidad de Córdoba bajo la tutela del Suoem, cerraron un acuerdo salarial que a enero pasado alcanzó a 53,4 por ciento interanual, por encima de la inflación minorista en el mismo período.

Si bien el dato del Índice de Precios al Consumidor (IPC) de enero recién se conocerá oficialmente hoy, ya trascendió que se ubicaría en torno al 3 por ciento o incluso levemente por debajo.

Suponiendo que finalmente será del 3 por ciento, acumulará en el último año una suba de 50,46 por ciento en Córdoba, casi tres puntos porcentuales por debajo del incremento salarial que habrán logrado los municipales de Córdoba.

Los datos cotejados por Comercio y Justicia surgen de comparar la escala salarial de enero aprobada por Decreto 042 firmado por el intendente Martín Llaryora y la secretaria General, Verónica Bruera, en las últimas horas, respecto a la escala vigente un año atrás.

Efectivamente, según las cifras informadas por el instrumento legal suscripto en las últimas horas por el intendente, el aumento de enero fue de 3,9061 por ciento y corresponde a un promedio de la inflación medida por la Dirección de Estadísticas y Censos de la Provincia de Córdoba, la de Santa Fe,  San Luis, Ciudad Autónoma de Buenos Aires e Indec.

Ese incremento significó la aplicación del último tramo de la cláusula gatillo acordada con el gremio y con fuerza de Ordenanza avalada por Concejo Deliberante durante la gestión de Ramón Mestre.

El intendente Llaryora ya anticipó que no se continuará con la indexación de los salarios por inflación, al menos no de la forma en que estaba definida en esa normativa, esto es gatillo bimestral y mensual en los dos últimos meses que fueron diciembre y enero.

La particularidad del último aumento recibido fue que la suba de 3,9 por ciento fue no remunerativa, según acordó la gestión municipal 20 días atrás con el gremio y tal como queda expresado en el Decreto conocido en las últimas horas.

El otro dato fue que el salario del personal superior correspondiente a la planta política de la comuna no recibió incremento alguno por lo que la suba interanual a enero fue de 41,54 por ciento, casi 10 puntos porcentuales por debajo de la inflación.

Así, el salario del intendente quedó en 264.144 pesos en el primer mes del año mientras que el de un concejal se ubicó en 237.729 pesos.

En tanto, entre los empleados en general, el agrupamiento docente de jardines maternales, por citar un de los nucleamientos que tiene la planta de personal, cobró un salario de entre 91.356 pesos para el caso de una Supervisora hasta 59.896 pesos para un Docente Nivel 12, el de menor rango.

El haber más bajo que paga la comuna es el de Personal de Sanidad, Grado 05 A que en enero cobró 48.515,84 pesos.

De esta manera, los empleados de la Municipalidad de Córdoba fueron de los pocos que pudieron superar la erosión del poder adquisitivo producto del impacto de la inflación, al menos hasta enero y en la comparación interanual.

Con todo, si se rastrea algo más atrás, por ejemplo desde junio de 2018 cuando comenzó a arreciar la crisis producto de la disparada del dólar y la recaudación en todos los niveles de Estado comenzó a mostrar una dinámica descendente en términos reales, los municipales también tuvieron una mejora a valores constantes.

Efectivamente, desde junio de 2018 hasta enero pasado, los salarios se incrementaron 101,86 por ciento mientras que la inflación minorista en Córdoba fue de 97,99 por ciento, siempre proyectando un 3 por ciento para enero pasado, dato que recién se conocerá hoy.

Los pocos ganadores

De esta forma, el Suoem se ubicó entre los pocos gremios en lograr paritarias en línea o superiores a la inflación.

Según datos difundidos por el Ministerio de Trabajo días atrás, en 2019 apenas cinco sindicatos lograron acuerdos mayores a la suba de precios.

En ese informe, no hay datos actualizados a enero como sí en el caso del Suoem a partir de los números actualizados y pagos por la comuna.

Con esa salvedad, en 2019 los únicos que lograron subas por encima de los precios fueron los Encargados de edificios, liderados por Víctor Santa María; Entidades Deportivas, cuyo titular es Carlos Bonjour; Construcción (Gerardo Martínez), Estaciones de Servicio (Carlos Acuña) y Bancarios (Sergio Palazzo).

El resto, la gran mayoría de los gremios, quedó con acuerdos por debajo y en algunos casos muy inferiores a la inflación que en 2019 y según Indec fue de 53,8 por ciento. De hecho, si se considerara sólo hasta diciembre inclusive, esto es 2019, el propio Suoem también habría quedado levemente por debajo de la suba de precios. Hasta entonces y comparado con diciembre de 2019, el sindicato de municipales logró un alza de 51,25 por ciento, apenas por debajo del 51,88 por ciento registrado en Córdoba.

Entre los que quedaron rezagados figuran, por ejemplo, los propios empleados públicos de la Provincia de Córdoba enrolados en el SEP y la UEPC.

Con los no remunerativos cobrados en la última parte del año luego de suspendida la aplicación de la cláusula gatillo por parte de la administración de Juan Schiaretti, los estatales cordobeses lograron un alza que en el mejor de los casos, para categorías más bajas, rozó el 50 por ciento. Sin embargo, en la mayoría de los casos, la suba fue más cercana al 45 por ciento.

Respecto a los jubilados provinciales y según el último dato del Índice de Movilidad de enero publicado por la Caja, la prestación promedio en Córdoba fue de 56.161 pesos, 40,3 por ciento mayor a la registrada un año atrás. Esa suba fue, ahora sí, 10 puntos porcentuales menor a la inflación proyectada interanual.

Gatillo en revisión

En ese marco, las autoridades municipales comenzaron ya en los últimos días a negociar con el gremio las nuevas condiciones para la paritaria 2020.

Por ahora las partes mantienen un cerrado hermetismo. Sin embargo, la decisión política del Ejecutivo municipal es desactivar la actualización por inflación, al menos en períodos tan cortos de tiempo como de manera bimestral o mensual como regía hasta ahora.

Las cuentas de la comuna dejan en evidencia de situación crítica que afronta Llayora.

Según los últimos datos disponibles al 30 de septiembre pasado, esto es 70 días antes que asumiera la nueva gestión, los ingresos de la Municipalidad de Córdoba crecían al 38 por ciento interanual mientras que el gasto lo hacía al 52,3 por ciento respecto a igual trimestre del año anterior.

En tanto, entre las erogaciones corrientes, los salarios insumieron hasta el tercer trimestre 13.236,1 millones de pesos, 53,2 por ciento más que en el mismo lapso del año pasado.

De esta manera, las erogaciones en personal explicaban el 58 por ciento de los gastos totales.