Home  >   Economía   >   Se avizoran las dificultades para el pago de la deuda al FMI

Se avizoran las dificultades para el pago de la deuda al FMI

Lo indicó Ecolatina en un nuevo informe. En detalle, entre 2022 y 2023, el país deberá devolver al fondo más de US$46.000 millones entre capital e intereses

Un nuevo informe de la consultora Ecolatina advirtió sobre las dificultades que enfrentará el país en los próximos años para pagar la deuda al Fondo Monetario Internacional (FMI).
En detalle, entre 2022 y 2023, se deberá devolver a la entidad más de US$46.000 millones entre capital e intereses, lo que equivale a cinco por ciento del PBI de cada año, según calculó la entidad especialista en análisis económicos. En tanto, si además se suma el calendario de pagos de bonos para este próximo período, el monto total ascendería a 10% del total producido por el país anualmente.
“Desde mediados del año pasado, el FMI le desembolsó a nuestro país alrededor de US$45.000 millones, es decir, 80% del stand by de US$57.000 millones acordado. Asimismo, si se cumplen los objetivos fiscales –hecho que descontamos- el organismo multilateral le girará US$5.500 millones a nuestro país antes de fin de año. En consecuencia, se habrá transferido casi 90% del préstamo, por lo que será momento de empezar a pensar en su repago”, indicó el informe difundido ayer a la prensa.
Teniendo en cuenta esta cifra, los especialistas de Ecolatina anticiparon que “si bien la situación actual cercana al equilibrio primario del Sector Público Nacional reduce las necesidades de contraer nuevos compromisos, tampoco le alcanzará para generar superávits de semejante magnitud como para afrontar estos compromisos”. De esta manera, “una parte importante de los pasivos deberá ser refinanciada”.

Un aspecto no menor respecto de la deuda en cuestión, es que la mayoría se encuentra nominada en moneda extranjera, por lo cual es probable que el Estado nacional deba adquirir los dólares en el mercado local, operatorias que presionarán un alza en el tipo de cambio.
Por otro lado, destacó el informe, “para reabrir el acceso al financiamiento privado no bastará solo con hacer las cosas bien: el errático contexto internacional nos podrá ayudar o dificultar. Ahora bien, suponiendo que esto no es un problema –lo que es probable- y nos permite cancelar los vencimientos extra FMI, todavía restaría ver cómo repagarle al organismo multilateral”.
En este sentido, se abre la posibilidad de que el propio FMI ofrezca la modalidad de Servicio Ampliado de Fondos, que “se arregla con países que poseen problemas de balanza de pagos, es decir, una insuficiencia de moneda extranjera, tal como le sucede a la Argentina, y se focaliza en resolver la incapacidad del país para generar divisas netas y los problemas del Sector Público para comprarlas”, se explicó.
Además, los aportes que realiza el organismo multilateral en este programa contempla una tiempo más prolongado y con mayor plazo para el repago. Como contraparte, “los giros están supeditados al cumplimiento de criterios cuantitativos, como ser las metas fiscales, pero también a la aplicación ciertas políticas (benchmarks estructurales) que contribuyan a estabilizar la macroeconomía”, precisó Ecolatina y advirtió de que “considerando la situación actual de nuestro país, es probable que el próximo presidente electo tenga que avanzar en este esquema”.

Otros casos
Según los datos disponibles a la fecha, Ecolatina enumeró que desde 2002, el FMI firmó 31 acuerdos ampliados como el explicado anteriormente. “El mayor de ellos fue con Grecia, en 2012 y por un monto de US$33.000 millones (luego de un stand by de US$37.000 millones), en un paquete conjunto con el Banco Central Europeo y la Comisión Económica Europea que superaba los US$250.000 millones”, se detalló
“Asimismo, los más recientes fueron con Ecuador y Pakistán (en marzo y julio de 2019, respectivamente) donde se establecieron reformas del sistema tributario, el régimen cambiario, la regulación del Banco Central, las legislaciones laborales y hasta programas de inclusión educativa y financiera para las mujeres”, agregó la consultora.

ORLANDO FERRERES
A días de las PASO, anticipan repunte de las variables económicas

El economista Orlando Ferreres analizó la situación económica y resaltó ayer que “el producto bruto está dando positivo, la inflación está bajando y el salario real va a empezar a crecer a partir del mes que viene”.
El economista advirtió -además- que “empieza a andar el consumo, que es lo que va a generar el aumento del producto en lo que resta del año”.
También detalló que, según el relevamiento de su consultora, el producto bruto “ahora está creciendo 1,3%” y aclaró que el incremento no se registra en todos los sectores: “El que más aumenta es el agro con 54,2% en junio versus junio del año pasado y 36,2% para el período enero-junio de este año versus igual período del año anterior”.
Ferreres precisó que en agro, el transporte y almacenamiento creció “muchísimo, lo mismo que en minas y canteras ligados a Vaca Muerta”, lo que permite esta suba de 1,3% pese a las fuertes caídas de sectores como “electricidad gas y agua y construcción”. Vaticinó que “la inflación no viene muy baja para julio pero para agosto vendría más tranquila”.
En cuanto al tipo de cambio, Ferreres señaló que el dólar “está estable” e incluso habló de un “leve retraso”, sin embargo enfatizó sobre el “poder de fuego” del Banco Central de la República Argentina (BCRA) para hacer frente a la incertidumbre producto de las Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO). “El Banco Central tiene mucha munición para atacar cualquier demanda que se vea por las PASO”, añadió.