Home  >   Economía   >   Schiaretti busca refinanciar $3.800 millones, pero la clave es la Caja

Schiaretti busca refinanciar $3.800 millones, pero la clave es la Caja

Ello a causa de la deuda que tiene el Gobierno nacional por el viejo Programa Federal de Desendeudamiento y por el crédito otorgado para financiar pasivos de EPEC. Preocupa la afirmación del ministro Guzmán sobre restricción a provincias para tomar deuda en dólares. De todas formas, hoy el principal tema pendiente es la demora en la llegada de fondos previsionales

 

Alfredo Flury aflury@comercioyjusticia.info

El Gobierno de Córdoba podría refinanciar 3.800 millones de pesos de deuda con el Gobierno nacional, apenas 2,37 por ciento del pasivo de 161.953,1 millones de pesos del quebranto total que acusa el Ejecutivo provincial al 31 de diciembre pasado.

El monto es claramente marginal pero es, en principio, el único pasivo que la administración de Juan Schiaretti podría incluir en una eventual renegociación de deudas.

De hecho, el tema ya fue planteado por las provincias que pretenden acoplarse al proceso de renegociación de deuda externa que el Gobierno nacional viene desarrollando por ahora en una etapa preliminar.

En ese marco, desde la cartera que conduce Martín Guzmán ya adelantaron que no habrá rescate para las deudas en moneda extranjera de los estados federales.

La postura quedó clara luego que el propio Guzmán descartara un auxilio al gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, para pagar un vencimiento de capital de un bono en dólares que finalmente y tras amagar con defualterarlo, el mandatario pagó íntegramente con fondos propios.

Más aún, el miércoles pasado, en el marco de su exposición ante la Cámara de Diputados, Guzmán fue claro respecto a la situación de las provincias. “Es insostenible que las provincias se endeuden en moneda extranjera y bajo ley extranjera. Ese es un problema que tenemos que resolver de forma permanente, eso no debería volver a ocurrir en la Argentina”, dijo.

La posición del ministro suma un problema extra para Córdoba. Es que el Gobierno provincial tiene una abultada deuda en dólares y bajo legislación extranjera.

La más acuciante es el Título Internacional al 7,125% con vencimiento en 2021. Ese bono, al 31 de diciembre pasado, sumaba 43.420,25 millones de pesos que representan 723 millones de dólares, moneda de origen y con la que debe cancelarse.

Desde la Provincia descontaban que, antes de su vencimiento, esto es el año próximo, podrían emitir un nuevo título para cancelar ese pago.

Suponían con cierta lógica que el tema de la deuda argentina se resolvería este año y por consiguiente los mercados volverían a abrirse para el país y también para las provincias.

Pero la lógica quedó sepultada tras los dichos de Guzmán que ahora pretende que las provincias no vuelvan a emitir en dólares y bajo ley extranjera.

En ese escenario, no está claro cómo haría Córdoba para afrontar semejante pasivo.

Por lo demás, desde el Centro Cívico suponen que las declaraciones de Guzmán se refieren a la emisión de títulos en dólares y bajo ley extranjera y no a la gestión de fondos en dólares de organismos multilaterales o fondos de inversión.

Nada está claro por ahora y difícilmente haya definiciones hasta tanto se sepa la oferta final a los bonistas y cómo se resuelve el problema de la deuda argentina.

En todo caso, los gobernadores sí presionan al Gobierno nacional para que, al menos permita refinanciar los pasivos que los estados federales tienen con la Administración nacional.

En el caso de Córdoba, hay 3.840.7 millones de pesos pendientes de pago.

Ese pasivo se compone de 1.715,2 millones de pesos del Programa Federal de Desendeudamiento y otros 99,54 millones de pesos del Convenio de Renegociación de ese mismo programa.

Ambos conceptos corresponden a deudas generadas por la Provincia por el rescate que la Nación realizó de las cuasimonedas emitidas tras la crisis de 2001, en este caso las Lecor.

Esa deuda se refinanció en diferentes ocasiones, primero bajo los viejos Programas de Financiamiento Ordenado (PFO) y luego por el Programa de Asistencia Financiera (PAF).

El otro frente que podría refinanciarse con Nación corresponde a 2.116,05 millones de pesos del crédito del Fondo Fiduciario para de Desarrollo Provincial.

Ese préstamo que originalmente llegaba a 2.777 millones de pesos, fue otorgado a la Provincia aunque los fondos fueron a EPEC para financiar principalmente deuda con la Compañía Administradora del Mercado Mayorista Eléctrico (Cammesa).

Con todo y pese al escaso monto que podría incluir la Provincia en una eventual refinanciación de deudas, desde el Gobierno nacional aún no hay habilitado esa posibilidad.

El tema es la Caja

En todo caso, la principal preocupación hoy del Gobierno de Córdoba no es justamente la refinanciación de esas deudas, claramente marginales en el esquema del pasivo total, sino la creciente demora que la Nación arrastra por la cobertura del déficit de la Caja de Jubilaciones.

Sin computar la cuota de febrero que vencerá esta semana, la Nación adeuda a Córdoba 3.135 millones de pesos

Ese monto se compone de la cuota de noviembre y diciembre de 2019 por 477 millones de pesos, más la cuota de enero por 617 millones de pesos, cifra a la que debe sumarse 1.664 millones de pesos del acuerdo para completar la cobertura del rojo de 2018.

En tanto, vencida la cuota de febrero, a fines de esta semana el pasivo ya rozará los 4 mil millones de pesos.

La falta de giros debe ser cubierta por el Tesoro provincial para atender mes a mes el pago de los jubilados provinciales.

Desde el Gobierno nacional ya dijeron que respetarán los pasivos asumidos y que de hecho se asientan en la Ley votada oportunamente para fijar el cálculo de la cobertura del rojo. Sin embargo, también advirtieron que el tema de las coberturas de las cajas provinciales no transferidas será motivo de una posible revisión.

Y todo parece ir en ese sentido. El viernes, el Gobierno nacional anunció oficialmente el aumento a los jubilados nacionales a aplicar en marzo mientras se trabaja en una nueva ley de movilidad al tiempo que también giro al Congreso un proyecto para modificar el cálculo del beneficio para jueces y diplomáticos.

En todos los casos se apunta a disminuir el rojo previsional que tiene Anses.

En ese marco, es un hecho que la Nación pedirá igual esfuerzo a las provincias para reducir sus rojos.

De acuerdo a los últimos datos oficiales disponibles, al 30 de noviembre pasado, el rojo previsional de Córdoba alcanzaba a 15.912,7 millones de pesos. Para ese ejercicio, la Provincia había presupuestado giros de la Nación por 9.414 millones de pesos.

En tanto, para este año, la administración Schiaretti espera 13.575 millones de pesos desde Anses, según datos incluidos en el Presupuesto 2020.

Demás está decir que por ahora no llegó un sólo peso y tampoco en el último tramo del año pasado, incluido el último mes de la gestión de Mauricio Macri.

En ese contexto, Schiaretti ya instruyó hace tiempo a sus funcionarios para que analicen eventuales cambios en el sistema previsional que permitan acotar el rojo.

Mientras, aguarda una definición política del presidente Alberto Fernández. De hecho, tras las reuniones que el propio gobernador mantuvo con el ministro del Interior, Eduardo “Wado” De Pedro, y que funcionarios de Finanzas sostuvieron sus pares de la cartera política y con el titular de Anses, Alejandro Vanoli, ahora esperan que Fernández reciba al gobernador de Córdoba para destrabar el tema y, en paralelo, tener un panorama más despejado respecto hacia dónde pretende ir la Nación en relación a la cobertura de los rojos previsionales de las provincias.

Deuda por obras

La otra acreencia importante que reclama la Provincia es por compromisos de obra generados por la administración de Mauricio Macri y que en total, incluido intereses, supera los 13 mil millones de pesos.

Esa deuda vinculada principalmente a obras viales, ya fue certificada por el ministro de Obras Públicas, Ricardo Sosa, ante autoridades nacionales en los últimos días. Sin embargo, aún no hay respuesta sobre cómo se cancelará ese pasivo.

El reclamo incluye fondos por la construcción de la autovía a Río Cuarto, pero también por el cierre de la Circunvalación, el Camino de Altas Cumbres y la autovía de la ruta 19, además de la Variante Costa Azul y el puente sobre el lago San Roque.

 

Un comentario

Los comentarios están cerrados.