Home  >   Economía   >   Riesgo Fiscal: en junio, el padrón de Rentas llegó a niveles récord

Riesgo Fiscal: en junio, el padrón de Rentas llegó a niveles récord

El listado de irregulares en Ingresos Brutos alcanzó a 64.417, la cifra más alta desde que se depuró, en abril de 2017. El aumento es una clara muestra del impacto de la crisis. También subió la morosidad en tributos patrimoniales

El padrón de contribuyentes en situación irregular con la DIrección de Rentas alcanzó en junio a 64.417, cifra récord desde que se depuró el listado con nuevos requisitos, en abril de 2017.
El dato al que tuvo acceso Comercio y Justicia ya no se publica en la web oficial luego que en los últimos días se modificó la normativa y se dispuso otra modalidad para informar a los agentes de retención, percepción y recaudación respecto de qué alícuota agravada cobrar a aquellos que figuran en el padrón de contribuyentes irregulares.
Con todo, este medio pudo saber que la lista de junio escaló hasta esa cifra, poco menos de mil más que los 63.705 de mayo pasado.
En ese mes ingresaron al listado de irregulares 2.795 nuevos contribuyentes mientras que salieron 1.682, esto es aquellos que regularizaron su situación y fueron excluidos del padrón.
En la serie y luego de que en abril de 2017 la lista incluyera a 111.719 morosos, se redujo a 63.705 en mayo de ese año luego de cambiar las condiciones para figurar en ese lote.
El piso de la serie se produjo en marzo del año pasado cuando llegó a 40.592 contribuyentes.
Desde entonces y al compás de la crisis económica que se agudizó con el correr de los meses, el listado fue creciendo de manera continua con alguna excepción en un mes específico. Sin embargo, junio marco un récord absoluto desde la depuración del padrón.

Es evidente que la suba se vincula con las dificultades de los morosos para regularizar su situación con el Fisco en el caso de aquellos que se mantienen en la lista y, para los que entrar, el problema de sostener los pagos y declaraciones juradas en tiempo y forma.
En ese marco, Rentas dispuso días atrás un plan de facilidades de pago precisamente para contribuyentes con deudas importantes. El régimen que vencerá en los próximos días -de hecho fue prorrogado hasta julio-, permite pagar los pasivos hasta en 120 cuotas sin quita de intereses pero con un interés por financiación muy por debajo de la tasa vigente en el mercado.
En tanto, fuentes del Ejecutivo admitieron que la crisis también golpeó la recaudación de los denominados impuestos patrimoniales, esto es el Inmobiliario y el Automotor, aunque, según aseguran, en menor medida.
En cuanto a la evolución del padrón, luego de sucesivos aumentos, en enero pasado tocó un piso de 60.274 irregulares.
En tanto, en febrero subió a 61.861 contribuyentes y en el listado de marzo tocó el récord de 63.095 obligados en situación irregular que luego fue superado por el de abril, el de mayo y ahora el correspondiente al mes de junio.
El padrón de Riesgo Fiscal debutó en abril de 2017 con más de 111 mil contribuyentes en falta, prácticamente la mitad del total de sujetos inscriptos en ese tributo.

Con todo, luego se depuró y más adelante se modificaron los patrones de corte para incluir a deudores en ese listado. De hecho, quedaron afuera quienes hoy figuran en el Monotributo Federal.
La herramienta Riesgo Fiscal es un régimen de revisión continua para los contribuyentes de IIBB en función del interés fiscal que presentan y del cumplimiento de los deberes formales y materiales.
Están alcanzados aquellos contribuyentes, agentes y/o responsables de IIBB que se encuentren “con alguna irregularidad” frente al Fisco. Entre las situaciones “irregulares” que ameritan la publicación de los contribuyentes en el padrón de Riesgo Fiscal figuran quienes:
• en los últimos 36 meses no hubiesen presentado o pagado seis o más declaraciones juradas y/o anticipos;
• tengan determinada de oficio y firme la obligación tributaria y no la hayan abonado o regularizado dentro del plazo otorgado;
• prestaron conformidad por una fiscalización y no abonaron o regularizaron la deuda dentro del plazo otorgado;
• tienen deuda por la cual se haya iniciado ejecución fiscal o procedimiento de ejecución fiscal administrativa con control judicial;
• no den cumplimiento a una fiscalización electrónica o requerimiento.
En tanto, para los agentes de retención, percepción y/o recaudación se incluye a quienes:
• no hubiesen presentado tres o más declaraciones juradas;
• mantengan adeudado el saldo de una declaración jurada vencido el plazo para el ingreso de aquél.

En todos los casos, cuando dos o más notificaciones, intimaciones o requerimientos al domicilio fiscal constituido hayan sido devueltos.
Quienes figuren en el padrón de Riesgo Fiscal tendrán diferente tratamiento. Por lo pronto, los agentes de retención, percepción y recaudación aplicarán distintas alícuotas, según el caso. Los agentes de retención impondrán alícuotas de 5% y de 20%, según el caso, o bien incrementadas en 50% para situaciones determinadas. En tanto, los agentes de percepción aplicarán alícuotas de 6% y de 16% y también incrementadas en 100%, siempre según cada situación. Rentas podrá fijar alícuotas diferenciales para el régimen de recaudación Sircreb, siempre para los contribuyentes de Riesgo Fiscal.

Sica pidió que provincias bajen Sellos
El ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica, sugirió a las provincias que reduzcan el impuesto de Sellos para operaciones de compra de vehículos cero kilómetro como forma de colaborar en el plan para incentivar la venta de ese tipo de rodados.
La postura de Sica fue explicitada en las últimas horas luego que el Gobierno nacional anunciara la puesta en marcha de un plan de subsidios para la compra de vehículos nuevos, aporte que se complementa con un esfuerzo de las terminales. En el caso de autos de hasta 750 pesos, el subsidio total llega a 50 mil pesos y para autos de entre ese valor y 1,5 millones de pesos, el aporte es de 90 mil pesos.