Home  >   Economía   >   Reservas: advierten de que medidas “parciales” no ayudarán a frenar el drenaje

Reservas: advierten de que medidas “parciales” no ayudarán a frenar el drenaje

BANCO CENTRAL. Las expectativas de mercado que elabora la entidad entre economistas y consultoras corrigieron hacia arriba la inflación y el dólar.

Un informe de la Fundación Mediteránea llama la atención sobre que las actuales medidas sólo sirven “para ganar tiempo”. Sostiene que la solución es privilegiar la competitividad.

La caída de las reservas del Banco Central de la República Argentina (BCRA), que ayer fue de otros US$169 millones y quedaron en US$30.480 millones, se ubicó al tope de la agenda de la política económica nacional, aunque por el momento el Gobierno sólo tomó medidas “parciales” que no resolverán el drenaje en el largo plazo, según un informe.

“Ante el creciente problema de pérdidas de reservas” de la autoridad monetaria, “por ahora predominan las decisiones parciales”, sostuvo la Fundación Mediterránea, que consideró que “las medidas conocidas hasta ahora no alcanzan a resolver el problema de la escasez de divisas. Pueden servir para ganar tiempo pero se requiere un enfoque más general, que ponga énfasis en devolver competitividad”.

Más caída
Ayer la sangría se elevó a casi 12.800 millones de dólares en lo que va del año: a comienzos de 2013 se ubicaban en US$43.278 millones tras haber alcanzado un récord histórico de US$ 52.654 millones el 26 de enero de 2011.

La Fundación Mediterránea planteó que “tras una caída de US$2.433 millones en noviembre -la mayor del año-, el drenaje de reservas del BCRA se encuentra al tope de la agenda de la política económica”.

De todos modos, “las primeras decisiones del nuevo Gabinete parecen priorizar tal problema, aunque por el momento priman las medidas parciales, como las que apuntan a encarecer los autos importados y los viajes y compras en el exterior, que pueden ayudar a morigerarlo, a alargar el período de pérdida de reservas sin que se llegue a un nivel mínimo insostenible, más que a solucionar a largo plazo el problema”, enfatizó.

Indicó que, por ejemplo, la pretendida suba de impuestos internos para autos de “alta gama” puede generar un ahorro de divisas del orden de US$800 millones, cifra que significa apenas 5,6 por ciento del total de las importaciones del sector, uno de los más activos de la industria.

Suavizar el déficit
Para la Fundación, las medidas hasta ahora anunciadas sólo apuntan a suavizar el déficit en el comercio de automotores y en turismo internacional, en este caso, mediante un recargo de 35% establecido por el Gobierno para compras con tarjetas de débito y crédito en el exterior y ahora también en la cotización de la moneda extranjera que vende a los viajantes.

En este contexto, “nada efectivo se conoce hasta el momento para mejorar los niveles generales de competitividad, que ralentizan” las exportaciones e “incitan compras y gastos en el exterior”, consideró la entidad.

El informe de prensa sostiene que en Argentina, decisiones de gobierno que fomenten una “mayor competitividad y mayor confianza/seguridad jurídica esperan su turno”.

“Cuando se conozca qué se piensa hacer al respecto, se podrá terminar de descifrar si se tiene en mente una visión de corto o largo plazo para el problema de la balanza de pagos y la escasez de divisas”, completó.

Jefe de Gabinete: el gobierno trabaja en una “recomposición gradual”
El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, aseguró que el Gobierno está trabajando en un plan de “recomposición creciente de las reservas del BCRA, que vienen disminuyendo en forma considerable en el último tiempo, y advirtió de que eso se hará mediante un “proceso gradual” que “se verá con el tiempo”.

“Respecto del tipo de cambio, la idea central es generar las condiciones de recuperación del volumen de reservas y ese volumen será gradual, creciente, en función del proceso de liquidación de las divisas”, planteó.

“Por eso, nosotros planteamos que para la estrategia de recomposición creciente y gradual de las reservas observamos en el balance de divisas, primero lo que significan los mecanismos financieros internacionales y su nivel de desembolso para acumular reservas”, detalló.

Los demás ítems sobre los que trabajará el Gobierno para detener la “sangría” serán “el incremento de exportaciones para acumular más divisas; inversiones extranjeras directas e inversión pública con fuente de financiamiento internacional”, planteó Capitanich.

“Todo eso implica crecimiento del volumen de reservas y lo verán programado a través del tiempo”, prometió el dirigente chaqueño.

En ese sentido, dijo que se trata de una estrategia “de equilibrio macroeconómico expansivo, sin dejar de crecer, sin dejar de generar empleo y generar las condiciones para que el equilibrio sea sustentable en el tiempo”.

Por otro lado, al ser consultado sobre un nuevo acuerdo de precios que impulsaría el Ejecutivo nacional, Capitanich sostuvo: “Tenemos un acuerdo preexistente de congelamiento y estamos trabajando en todo lo que significa cadena de valor”.